Podcasts

Seis preguntas científicas: respuestas del siglo VI

Seis preguntas científicas: respuestas del siglo VI

Incluso en la Alta Edad Media, la gente se hacía preguntas científicas sobre su mundo. Aquí hay seis de estas preguntas y las respuestas que proporcionó un filósofo bizantino en el año 531.

Las respuestas al rey Khosroes fue escrito por Prisciano de Lidia, quien fue un filósofo que trabajó en Atenas en el siglo VI. Cuando el emperador bizantino Justiniano I cerró su escuela en 529, como parte de sus esfuerzos por poner fin a la enseñanza de las ideas paganas, Priscian y varios otros pensadores se refugiaron en Khosroes I, el rey de Persia. Fue aquí donde Priscian registró sus respuestas a las preguntas de Khoroes sobre una amplia gama de asuntos. Aquí hay seis extractos de su trabajo, donde el filósofo expone las ideas de los pensadores antiguos.

¿Por qué dormimos?

La causa del sueño en los animales es la entrada de comida del exterior, y un exceso de líquido y el interior caliente que surgen por determinadas causas. Porque de tales alimentos presentes en las áreas receptivas, se desarrolla un vapor que pasa a las venas y de allí se lleva a la cabeza. Porque es necesario que lo que se empuja hacia arriba sea empujado hacia arriba sólo hasta cierto punto, y de allí regrese y cambie de rumbo. Además, lo que está caliente en cualquier animal tiende a elevarse a las partes superiores y allí ocurre que la materia que se ha vuelto pesada en acumularse retrocede por sí misma, es llevada hacia abajo y enfría el calor que hay alrededor del corazón. El sueño se induce cuando se produce tal escalofrío. Porque los vapores de los fluidos, que se extienden para llenar las partes superiores alrededor del cerebro, en las que se acumulan, y que es lo más frío de todo el cuerpo, pesan la cabeza y los párpados y hacen que la persona duerma.

¿Cómo puedes recordar tus sueños?

Los sueños se vuelven más perturbados o más claros según el tiempo o la posición o la mentira del cuerpo. Son confusos y falsos en primavera u otoño, como lo son inmediatamente después de una comida. Los sueños matutinos, cuando cesa la perturbación, son claros. Una vez más, los que están acostados de espaldas sueñan; los que duermen de frente están en buena posición, es decir, sueñan menos.

¿Por qué no se agrandan los mares?

Por qué, cuando todos los días fluyen innumerables ríos caudalosos, el mar no se vuelve más grande, es una pregunta que no es descabellada que algunas personas no hayan podido responder, pero que no es difícil de entender, si se mira de cerca. Porque si la misma cantidad de agua se esparce sobre un área amplia o se junta, no se seca en la misma escala de tiempo. Hay una diferencia: el primero tarda todo un día lunar en evaporarse, mientras que el agua vertida en el mar desaparece tanto como si vertieras un vaso de agua sobre una mesa grande: desaparece en cuanto lo notas. Esto también sucede con los ríos. Dado que fluyen continuamente y se acumulan, todo lo que llega a un área extensa y plana se seca rápida y discretamente. Porque como muchos vapores han sido extraídos del mar por los cuerpos celestes, especialmente el sol, el agua que viene del río no es más que lo que se ha evaporado.

¿Qué causa las mareas?

Priscian primero nota que está basando su respuesta en el filósofo Posidonio, quien explicó que tanto el sol como la luna tienen un efecto sobre el agua:

El fuego del sol, dice, es puro y de gran poder; así, por grandes que sean los vapores que levanta de la tierra y el mar, también los destruye posteriormente con su fuego. El fuego de la luna, por otro lado, no es puro, sino más débil y débil y, por lo tanto, más productivo para las cosas en la tierra. Sin embargo, no puede consumir lo que produce, sino levantar y hacer olas en cuerpos de agua, molestándolos por su calor, pero no disminuyéndolos por la debilidad de su calor y su mayor fluidez ...

Así también el agua del mar gira alrededor de la luna. Como si la luna levantara y, por lo tanto, la debilitara, se eleva hasta convertirse en una inundación y luego, cuando la luna declina hacia su puesta, declina con ella. Lo hace incluso cuando la luna pasa por debajo de la tierra a diario.

¿Por qué los médicos recetan diferentes medicamentos?

Priscian explica que cuando alguien se enferma:

… Los médicos que visitan al paciente coinciden en declarar que proviene del frío o del calor, pero en la curación y en la potencia elegida de los medicamentos están en desacuerdo; y uno cree que la administración de un medicamento es dañino y contraproducente, pero que otro, aportando lo que en su opinión es útil, cura al paciente Y si efectivamente los medicamentos son contrarios entre sí y no acortan una debilidad, ¿por qué un enfermo con su ayuda se vuelve sano?

Su respuesta:

Y a partir de esto, debe aprender contra los desacuerdos entre médicos, que de hecho hay una multitud de ellos, pero debe comprender que solo hay un verdadero artesano y, de manera similar, solo una disciplina de la medicina. No volverá a discutir con los enfermos sobre las diferencias entre los remedios o la aplicación de los medicamentos adecuados y sus consecuencias, ya que me parece que estos asuntos se han eliminado por completo. Pero el médico habilidoso con conocimiento diligente, utilizando por sí mismo la disciplina y su experiencia, conocerá las diferencias entre medicamentos, así como también cada una de sus facultades. Siempre que conoce las atmósferas y localidades y la variación de las aguas, y ayuda en las debilidades al conocer de la naturaleza la calidad de las cosas que calientan y enfrían y tienen una mezcla moderada al pesar la cantidad de cada cosa y cuál es la eficacia de simples cuando se mezclan con otros y cuando se dan por sí mismos, tampoco en ningún momento de ninguna manera se interpondrá en el camino de las necesidades individuales, ya sea ajustando curas uniformes a la materia fluida y móvil de nuestros cuerpos, o aplicándolas a diferentes tipos de curas de pacientes mezcladas de acuerdo con una medida fija y un peso estándar.

¿Cuál es el clima de la Tierra?

Debe saberse que quienes dicen que la tierra es esférica suponen que hay cinco zonas en la tierra: llamaron a los dos extremos en cada extremo inhabitable como por excelencia congelado y frío; porque como están debajo de los polos mismos que sostienen los extremos de la esfera a cada lado, naturalmente están lejos de la ruta en la que el sol hace su viaje: pero el del medio de estos cinco está ardiendo, no habitable como ser bajo un ardor ardiente, que se extiende de un trópico a otro; pero dos a lo largo son habitables, de los cuales cada uno se ubica en paralelo entre uno de los fríos y el medio de fuego, como si, al recibir en sus extremos el aire helado y caliente, atemperaran el aire de su propia región; el norte está habitado por nosotros, pero el sur por otros frente a nosotros.

Puedes leer más de Prisciano: Respuestas al rey Khroses de Persia, traducido por Pamela Huby, Sten Ebbesen, David Langslow, Donald Russell, Carlos Steel y Malcolm Wilson, que fue publicado por Bloomsbury Academic en 2016.

Imagen de portada: Mapa de la tierra rodeada y dividida por el océano en dos hemisferios con dos zonas inhabitables en el extremo norte y sur. Biblioteca británica Harley 2772 f.70v


Ver el vídeo: 100 Preguntas de CIENCIA General: Quiz para Saber Cuánto Sabes (Diciembre 2021).