Noticias

Puerta de Enrique VIII, Castillo de Windsor

Puerta de Enrique VIII, Castillo de Windsor


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Explore la historia del castillo de Windsor, el castillo ocupado más largo del mundo

Enclavado en una encantadora ciudad pequeña en la campiña británica se encuentra el Castillo de Windsor y mdash, el castillo continuamente ocupado más antiguo del mundo. También es el castillo más grande en el que la gente todavía vive y trabaja. Miles de turistas cada día acuden en masa para visitar los camarotes, capillas y terrenos ondulados abiertos al público. Detrás de estas escenas públicas, el castillo contiene amplios terrenos privados y apartamentos reales dignos de una reina. Su Majestad la Reina Isabel II pasa la mayor parte de sus fines de semana en el amado castillo e incluso la puso en cuarentena allí con su esposo, el Príncipe Felipe.

Como cualquier atracción turística, hay tiendas de regalos, guías e innumerables guías para leer. Deambulando por Windsor, no puedes apartar la vista de los opulentos dorados y los imponentes retratos. El magnífico castillo, que ha albergado a 39 monarcas británicos, tiene una historia que se remonta a 900 años hasta los días de Guillermo el Conquistador, el primer rey normando de Inglaterra. Muchos siglos después, la familia real británica cambió su apellido operativo a & # 8220Windsor & # 8221 y se hizo conocida como la Casa de Windsor en 1917.


Una breve historia del castillo de Windsor: el palacio más largo del mundo ocupado

La residencia real británica de casi 1.000 años de antigüedad es el lugar donde se espera que el príncipe Felipe descanse antes de su funeral.

El castillo de Windsor es casi tan famoso como sus habitantes, la reina Isabel II y su ahora difunto esposo, el príncipe Felipe. Esta impresionante finca es el palacio ocupado más largo del mundo, alberga a 39 monarcas británicos durante casi 1.000 años, mientras que también sirvió como prisión durante la Guerra Civil a mediados del siglo XVII, un centro social para figuras políticas y nobleza, y una fortaleza durante varias guerras importantes.

Guillermo el Conquistador encargó por primera vez el castillo de Windsor en 1070 en un lugar exuberante sobre el río Támesis y en las afueras de las tierras de caza sajonas. Se completó en 16 años, como parte de un anillo defensivo de castillos construido para proteger Londres en el popular diseño de castillo motte-and-bailey de la época. Windsor se convirtió rápidamente en la residencia favorita de la familia real y se construyeron barrios domésticos, lo que provocó una transformación de la fortaleza por parte del nieto de William, el rey Enrique II, en un palacio bien equipado con dos conjuntos de apartamentos reales, uno como funcionario público o estatal. residencia y el otro para sí mismo.

El rey Eduardo III le dio a Windsor un serio lavado de cara en el siglo XIV, modificando la fortaleza en un impresionante palacio gótico apropiado para la era "moderna". El palacio pronto se convirtió en el centro de su corte y Orden de la Jarretera, la orden de caballería más alta de Inglaterra, que fundó en 1348. Los apartamentos privados se reconfiguraron para crear habitaciones separadas para el rey y la reina, y el palacio pasó a ser de uso más mixto. entre el trabajo y el placer en lugar de mantener esos espacios separados. También agregó la Gran Cocina para acomodar sus grandes eventos.

La residencia real permaneció prácticamente sin cambios durante el siglo XVII hasta el período Tudor, con la excepción de la Capilla de San Jorge, que originalmente fue encargada por Eduardo IV y completada por el infame Enrique VIII. Una vez que Isabel I se mudó a mediados del siglo XVI, supervisó una renovación importante del castillo, ya que se estaba deteriorando. También agregó una cocina larga que le permitió pasear sin importar el clima, que luego se convirtió en parte de la Biblioteca Real de Windsor. Carlos I fue el responsable de iniciar la aclamada colección de arte de Windsor casi un siglo después, y muchos de sus hallazgos aún se exhiben en la actualidad.

Durante la Guerra Civil Inglesa a mediados del siglo XVII, Oliver Cromwell y los parlamentarios tomaron el castillo y lo convirtieron en su sede política y prisión para los realistas y junto con el rey Carlos I.Los tallados hechos por los realistas capturados todavía son visibles hoy. Después de reclamar la monarquía británica, Carlos II llevó la opulencia y la grandeza barroca a los interiores del Castillo de Windsor, que estaban llenos de intrincados tapices y los mejores textiles del mundo. También encargó el Long Walk, el camino de entrada de dos millas y media desde el castillo hasta el Gran Parque que todavía crea una entrada espectacular para los visitantes, que muestra aún más el glamour de la vida real.

Cuando la reina Victoria se instaló en Windsor, las importantes renovaciones del exterior del castillo con la gran visión de Jorge IV y las adiciones a los interiores, como una sala de música dedicada, hicieron que el palacio fuera aún más famoso y exquisito. La famosa Cámara de Waterloo también recibió el encargo de conmemorar la derrota de Napoleón contra los británicos en la famosa Batalla de Waterloo.


HISTORIA ARQUITECTÓNICA DEL CASTILLO

El castillo de Windsor aparece por primera vez en la historia en el Domesday Survey en relación con la mansión de Clewer, que estaba en manos del rey por Ralf hijo de Seifrid, pero que anteriormente había pertenecido a Harold the Earl ', luego se gravó por 5 pieles, ahora por 4½ pieles, y el castillo de Windsor está en la (otra) mitad del pellejo '. (Nota 1) El castillo era, pues, una obra nueva, y no hay motivos para suponer que sea más antiguo que la Conquista o que alguna parte de él ocupa el sitio de terraplenes defensivos de fecha anterior. (nota 2)

Aunque el Survey no atribuye su construcción al rey Guillermo, el castillo sin duda fue levantado por sus órdenes (nota 3) y desde el principio ha sido la fortaleza especial del Soberano. Esto puede explicar su área excepcionalmente grande de unos 13 acres dentro de las líneas de defensa, en lugar de las 4 o 5 más habituales. También ocupa un lugar destacado en la gran serie de castillos que el Conquistador plantó en toda Inglaterra para llevar a cabo la subyugación del país, (nota 4) y aparentemente forma parte de un anillo establecido alrededor de Londres para mantener en orden a los ciudadanos turbulentos, además de los dos castillos dentro de la ciudad misma. (nota 5)

El castillo de Windsor está situado en la cima de un acantilado de tiza empinado que se eleva casi abruptamente desde la orilla sur del Támesis frente a Eton hasta una altura de 100 pies. El sitio está protegido por pendientes fácilmente defendibles en el este y el sur, y tiene otra pendiente. hacia el oeste formando parte de la zona del castillo.

Aunque los muros y torres de mampostería posteriores y el relleno de las zanjas han oscurecido en gran medida las líneas originales, está claro que desde el principio Windsor fue un castillo de monte y bailey de primer rango, con terraplenes coronados con empalizadas de madera.

La muralla inferior o exterior cubría la pendiente hacia el oeste y estaba defendida por riberas y acequias al sur y oeste y por el acantilado al norte en la esquina suroeste era la entrada. En el extremo superior, la muralla inferior estaba atravesada por el foso y la ribera de la muralla media, que se continuaba hacia el sur alrededor de la base del monte. La montura en sí todavía está intacta y tiene unos 50 pies de alto y 100 pies de ancho en la parte superior, con una base de casi 300 pies de diámetro. Estaba rodeado por su propia zanja y tenía en el norte un camino estrecho que conducía al interior o al patio superior. Este formaba un cuadrado al este a lo largo del acantilado, aproximadamente de unos 500 pies, con un banco y una zanja en el este y el sur que se unían a las defensas de la muralla media. Tanto la muralla superior como la media ocupaban el terreno llano en la parte superior del acantilado. Sin duda, todas las orillas estaban coronadas por hileras de empalizadas de madera y la cima del monte por un círculo de las mismas que encierra una torre de madera, como la del castillo de Dinan como se muestra en la Costura de Bayeux. El acantilado frente al río probablemente también estaba coronado con empalizadas, para rodear el castillo con una línea de defensa continua.

Tal era el castillo en los días de Guillermo el Conquistador. Durante su reinado, los historiadores o cronistas no registran nada de él, y para el de su hijo, el único hecho señalado es el encarcelamiento aquí de Robert el gobernador o conde de Northumbria en 1095. (nota 6) De Enrique I se dice que celebró su corte en Whitsuntide en 1110 "en New Windsor, que él mismo había construido". (nota 7) Esto probablemente se refiere a la finalización del alojamiento real en la muralla superior, y al único rollo de pipas para el reinado, que para 1130-1, señala un pago 'por las libreas de Nicolás, el guardián de la casa del rey en Windsor. La existencia de una capilla dentro del castillo está indicada por el hecho de que el rey Enrique se casó en ella con su segunda reina, Adeliza.

Con el reinado de Enrique II, la historia documental pasa de las referencias irregulares de los historiadores al relato real de las obras inscritas en los Pipe Rolls y otros registros oficiales. Durante los primeros siete años no se hizo nada, pero la paga del capellán de un centavo por día apunta al mantenimiento de la capilla. Desde 1161–2 a 1171–2 se gastaron sumas considerables, principalmente en "las casas del rey" y en la cocina, la capilla y el castillo en general. Las referencias a las obras del castillo se producen en 1169-1170 y el año siguiente, y nuevamente desde 1172-3 a 1178-119, en los que siete años se asignaron más de £ 663. También se gastó una gran suma en 1171-2 y dos años siguientes en la muralla del castillo.

De los restos existentes del período normando, estas obras parecen haber incluido la construcción de las murallas y torres a lo largo de los tres lados del bailey superior, la reconstrucción en mampostería de la morada real en su lado norte y de la gran torre que corona el monte. junto con las cortinas escalonadas que conectan la gran torre con los muros del patio. También se avanzó en la muralla de las murallas media e inferior y, en el caso de esta última, con las torres de su fachada norte. Dado que estas obras implicaron la sustitución de muros y torres de mampostería por las antiguas defensas de madera, sin duda siguieron las líneas originales y continuaron reforzándose con las cunetas originales.

A finales del siglo XII, además de la gran torre del monte y la morada real en el bailey superior, parece haber habido en el bailey inferior un cámara o alojamiento para el rey, una capilla, cocinas cercadas por setos, una despensa y una limosna, todo lo cual implica la existencia del gran salón del que eran apéndices, esto, sin embargo, no se menciona especialmente hasta 1197-8.

A principios del reinado de Ricardo I, mientras el rey estaba ausente en la tercera cruzada, el castillo de Windsor estuvo sucesivamente en manos de Hugo Obispo de Durham, William Obispo de Ely (el canciller) y Walter Arzobispo de Rouen, pero al principio de 1193 éste y el castillo de Wallingford fueron entregados a John Earl of Mortain, quien había intentado levantar una rebelión contra el rey, su hermano, durante su encarcelamiento en el extranjero. La tenencia de John de Windsor, sin embargo, fue resentida por los barones leales, que intentaron tomarla por la fuerza, y después de un asedio de varias semanas fue entregada por influencia del obispo de Salisbury, Hubert Walter, y retenida por él para el Rey. Las reparaciones diversas de la puerta, el puente y otros edificios, "que se rompieron y se quemaron ... durante la guerra", se registran en la Lista de tuberías para 1194–5.

En 1216 se produjo el memorable asedio del castillo ya mencionado. A pesar del daño que el castillo debe haber sufrido en este asedio, no se hizo ningún esfuerzo para repararlo hasta 1220-121, cuando Engelard de Cygony (que todavía era alguacil) explica la construcción de una muralla que había sido destruida y otras obras. Estas parecen haber sido solo reparaciones externas necesarias, pero desde 1222-3 en adelante se llevaron a cabo operaciones de una naturaleza más extensa en el gran salón en el patio exterior, las 'casas del rey', las 'casas en el monte' y el gran torre que los encerraba. Las reparaciones duraron tres años e incluyeron un desembolso considerable en "las obras del castillo", expresión que generalmente se aplicaba a las defensas externas. Esto probablemente implicó la sustitución de nuevas torres en el lugar aparentemente de las torres normandas en las esquinas suroeste de las murallas media y superior y conectarlas por un fuerte muro curvo como defensa a la gran torre en el monte. Al mismo tiempo, la empalizada restante de la muralla inferior fue reemplazada por muros y torres de mampostería a lo largo de los lados norte y sur. La finalización de esta obra esencial está marcada por un cargo adicional en un relato de 1227-1230 'sobre el trabajo de un muro con tres torres', que no cabe duda es que todavía forma el frente occidental del castillo. (Nota 8) El 14 de enero de 1235–6, el rey Enrique se casó con Leonor, hija de Raymond, conde de Provenza, y al año siguiente se inició un alojamiento para la nueva reina en el castillo de Windsor.

El alojamiento real en este momento era el único bloque importante de edificios en el patio interior. Era sustancialmente de fecha normanda tardía y se encontraba contra la pared norte en la mitad de su longitud. Parece haber incluido un salón, una capilla y una cámara al lado del salón, así como una gran cámara para el rey y un guardarropa contiguo también debe haber sido una cocina, & ampc., Mientras que sin duda el trastero se proporcionó en el habitual manera colocando todas las salas de estar en el primer piso. Los distintos edificios se distribuían en torno a un patio o claustro con callejones cubiertos, cuyo patio estaba dispuesto como un jardín de hierbas.

El nuevo alojamiento construido para la reina aparentemente era una reconstrucción de la cordillera occidental, y se extendía hacia el sur desde una 'torre de esquina normanda hacia el norte', que en 1241 se levantó dos pisos, al igual que otras dos torres normandas al este de ella en el siguiente año. Sin embargo, parece que a la reina no le gustó su alojamiento, y en 1237 fue reconstruido de acuerdo con sus deseos. Dos años más tarde, el nacimiento primero de un hijo y luego de una hija requirió la construcción de cámaras y guarderías para ellos. Estas parecen haber sido estructuras de entramado de madera de dos pisos dispuestas alrededor de un segundo patio al oeste de los alojamientos de la reina. En algún momento entre principios de 1244 y Pascua de 1247 se construyó una gran torre de piedra en el lado norte del castillo, aparentemente en la esquina noroeste del claustro de los niños, y en 1253 esta 'nueva torre que ha sido asignada a nuestro seneschals 'se planteó una historia y fue relevado. Para la década 1246–56 no hay entradas relacionadas con el alojamiento real, a pesar de que, según Matthew Paris, los aposentos de la reina fueron dañados por un rayo en 1251. También debe observarse que durante el resto del reinado todas las partes del alojamiento real se describen solo como de la reina, como si se hubieran entregado a ella y a su creciente familia, mientras que el alojamiento del rey se encontraba en lo sucesivo en el patio inferior. Aquí se había comenzado a construir en 1240 una cierta morada para uso del rey, con una morada para la reina bajo el mismo techo, y una cierta capilla, quedando un espacio suficiente entre las moradas y la capilla para hacer una cierta hierba. trama. (Nota 9) Estos edificios, que aparentemente no se terminaron hasta alrededor de 1250, ocuparon la esquina noroeste del patio inferior, donde aún existen restos de ellos entre las obras posteriores. Parecen haber sido en gran parte de carpintería, al menos en el piso superior, y cubiertos de plomo.

En 1257 se reconstruyeron de nuevo los aposentos privados de la reina en la muralla superior y, a principios de 1258, se reconstruyó y reorganizó la capilla real que los lindaba. Estas y otras obras parecen haber durado hasta 1262, después de lo cual no se hizo nada más en el castillo, debido al estado de los asuntos del rey y la reina.

Durante el reinado de Eduardo I, quien estuvo ocupado durante la mayor parte de su tiempo en la construcción de castillos en otros lugares, no se emprendieron nuevas obras en Windsor, y el único asunto que vale la pena señalar es la destrucción por el fuego a principios de 1295-126 de la gran cámara del rey. en el patio exterior. (nota 10)

Aunque Eduardo II, a diferencia de su padre, estaba constantemente en Windsor, no se realizaron obras estructurales importantes por él ni para él. Una lista de cuentas para 1320-1 contiene detalles de ciertos trabajos hechos en brattices, barreras y otras máquinas hechas para la munición de dicho castillo debido a la perturbación del reino entre el señor rey y sus condes, (nota 11) pero el costo total fue de menos de £ 10. Durante los últimos siete años de su reinado, el rey casi nunca visitó Windsor.

El comienzo del largo reinado de Eduardo III está marcado por lo que respecta al castillo por una inquisición y un informe realizado en septiembre de 1327 (nota 12) sobre el estado de las murallas, torres y edificios y de las reparaciones que los jurados estiman necesarias. Sin embargo, no se tomaron medidas para actuar sobre el informe hasta aparentemente 1343-4 y 1344-5, (nota 13) y durante los primeros quince años del reinado no hay antecedentes documentales importantes ni detalles de ningún gasto importante. Las reparaciones posteriores fueron solo de carácter menor.

En febrero de 1343-4, Eduardo III comenzó un salón o casa para un pedido propuesto de la Mesa Redonda y el trabajo continuó durante cuarenta semanas, y cientos de hombres se ocuparon de él hasta finales de noviembre, cuando cesó el trabajo durante el invierno. (Nota 14) No parece que se haya reanudado nunca la construcción de la casa de la Mesa Redonda. Según Thomas de Walsingham (nota 15) tenía 200 pies de diámetro y, por lo tanto, debió estar en el patio del patio superior, ya que no hay otro lugar posible para él. De las referencias concurrentes a la gran torre en el monte, que tiene solo un diámetro interno de menos de 100 pies, sin duda era un edificio distinto y separado. Su destino no está registrado en ninguna parte.

El rey, a mediados de 1348, fundó la orden de la Jarretera. Muchos hechos coinciden en fijar en Windsor como el lugar donde, y el 24 de junio como la fecha en que ocurrieron las hastiludes que dieron lugar a la orden, (nota 16) y el 6 de agosto Edward emitió Cartas Patentes en sustitución de los ocho capellanes de St . La capilla de Eduardo en el castillo, donde había sido bautizado, un colegio de veinticuatro canónigos (uno de los cuales iba a ser director) y veinticuatro caballeros pobres, un número que al principio era el de los caballeros de la orden misma. . (nota 17) Los Caballeros Compañeros se incrementaron posteriormente a veintiséis, y en 1351 el Colegio de Windsor se instaló en un nuevo establecimiento, que consistía en un director y otros doce canónigos seculares, trece sacerdotes o vicarios, cuatro secretarios, seis coristas. y veintiséis Caballeros Pobres.

La Gran Pestilencia, más conocida como la Peste Negra, devastó Inglaterra durante 1348 y 1349, y no fue hasta 1350 que el rey Eduardo pudo continuar con sus planes en relación con su orden recién fundada.

El primer trabajo emprendido fue la remodelación de la capilla de San Eduardo del siglo XIII (en adelante asociada con San Jorge) con puestos con dosel para los caballeros y canónigos de la Jarretera, un banco para la reina, ventanas pintadas y un techo de madera sobre la bóveda, de grandes vigas cedidas por el obispo de Salisbury, junto con un nuevo campanario sobre el frontón occidental. Las obras en cuestión se iniciaron en abril de 1350 y no se terminaron hasta cuatro años después.En el lado este del claustro del rey Enrique, al norte de la capilla, se construyó una sacristía abovedada (1350-1) y una sala capitular (1350-2) con un alojamiento para el director, que también se extendía sobre la sala capitular. Al norte del claustro se encontraba la cámara de Enrique III. Esto ahora fue despejado y en su sitio se levantó, entre enero de 1351-2 y finales de 1353, un claustro de dos pisos con entramado de madera, con veintiséis juegos de cámaras para los canónigos y sus vicarios. A continuación, el claustro del rey Enrique fue reconstruido en piedra, con un pórtico abovedado en la esquina noroeste, y encima un tesoro abovedado. El gran salón, & ampc., En el patio inferior fueron usados ​​en adelante como tales por los canónigos y vicarios, para quienes se construyó una tostadora en 1353 y una sala de cocción y una panadería, con un molino, al año siguiente. También se construyó un alojamiento en 1353-134 para el Usher of the Black Rod.

Además de estas obras, se instaló un reloj llamativo en la gran torre en 1351, y entre Michaelmas 1353 y el otoño de 1355, los edificios dentro de la gran torre fueron objeto de reconstrucción para el alojamiento temporal del rey y la reina en espera de la reconstrucción de la morada real. .

De las obras anteriores, las realizadas entre abril de 1350 y agosto de 1351 se llevaron a cabo bajo la supervisión de Ricardo de Rothley, uno de los nuevos cánones. Fue sucedido por otro canónigo, Robert de Burnham, quien actuó como secretario de obras hasta finales de octubre de 1356, cuando a su vez fue seguido por William de Wykeham.

Durante el primer año de gobierno de Wykeham, se dieron los toques finales al claustro de piedra y se completaron los apartamentos de la gran torre para el uso del rey y la reina.

La reconstrucción del alojamiento real se inició en 1357-1358 con una nueva casa de entrada o torre de entrada en el medio del frente, y se hicieron contratos para reemplazar el bloque occidental con entramado de madera por edificios de piedra más permanentes. En el mismo año, la torre normanda en el noroeste del bailey medio se convirtió en una residencia para el secretario de obras (nota 18) y se inició una torre campanario de piedra en el patio inferior frente a la capilla, que se terminó. el próximo año. Estas obras fueron seguidas por la reconstrucción de la puerta de entrada en el patio superior y en 1360 por la construcción de una hilera de casas junto al nuevo campanario.

Wykeham fue sucedido en noviembre de 1361 por Guillermo de Mulsho, canónigo de Windsor, que ocupó el cargo hasta abril de 1365. Bajo su mando, la reconstrucción del alojamiento real continuó y se completó. La gama de edificios al este de la nueva torre de entrada fue abovedada y ampliada y se colocó una nueva capilla y salón en el primer piso. El bloque occidental fue terminado por los contratistas de Wykehan y una pequeña torre llamada La Rose añadido en la esquina suroeste. También se reconstruyeron los patios o claustros sobre los que se encontraban las distintas gamas de cámaras, y se formó un patio de cocina mediante la adición de varios edificios nuevos, incluida una puerta de entrada desde el patio.

Antes de que Guillermo de Mulsho dejara su cargo, se había comenzado con la construcción de hileras de cámaras contra las paredes exteriores de los lados este y sur del patio superior, y con la finalización de las torres a su alrededor. Estos trabajos finalmente se llevaron a cabo bajo el sucesor de Mulsho, Adam de Hartington, quien fue secretario de obras hasta el final del reinado, pero sus relatos detallados no llevan la historia más allá de 1368. Eso para su segundo año en el cargo, cuando gran parte de Se le dio importancia, probablemente a las cordilleras y torres a lo largo del frente este, lamentablemente se pierde. Las obras del frente sur, que incluyeron la ampliación del 'Blaketoure', la adición de un piso a la gran torre del siglo XIII en el suroeste y la construcción de una nueva entrada abovedada al lado, se llevaron a cabo en su mayoría. hacia 1367, en julio de ese año se entregó la logia del albañil a los vicarios de la capilla.

Durante el reinado de Ricardo II no parece haberse llevado a cabo nada más que reparaciones ordinarias, y el único hecho de interés es el nombramiento en 1390 de Geoffrey Chaucer, esq., Secretario de obras en el Palacio de Westminster, la Torre de Londres y otros lugares. para ser secretario durante tres años de ciertas reparaciones en la capilla de San Jorge, "que está amenazada de ruina y a punto de caer al suelo a menos que sea reparada rápidamente". (Nota 19) En espera de las reparaciones, de las que lamentablemente no se conservan detalles, la gran sala del patio inferior fue acondicionada temporalmente con un altar, sillería y otros muebles, para su uso como capilla.

El reinado de Enrique IV tampoco fue una de las obras importantes en Windsor más allá de las pequeñas reparaciones, pero en 1409 el rey concedió una subvención al decano y a los canónigos de un determinado lugar dentro del castillo llamado Woodhaw, al lado del gran salón, para construir sus casas para los vicarios, secretarios y coristas de la capilla de San Jorge. (Nota 20) Estas casas parecen haber sido construidas en 1415–16, pero falta el listado de detalles. Como el rey Enrique V estuvo en el extranjero durante gran parte de su reinado, no se llevaron a cabo obras más allá de las reparaciones en el castillo.

El reinado de Enrique VI, que no era más que un bebé en el momento de su ascensión, no estuvo marcado por grandes obras en Windsor, e incluso antes de que el rey alcanzara la mayoría de edad, comenzó a ocuparse de las dos universidades que fundó en Cambridge y Eton en 1440. Por supuesto, se llevaron a cabo varias reparaciones de vez en cuando en el castillo, pero la reconstrucción en 1439-1440 de la parte inferior de la escalera hasta la gran torre (entonces llamada le donjon) fue el único evento digno de mención.

Desde la adhesión de Eduardo IV en marzo de 1460-1 hasta la muerte del rey Enrique VI en 1471 no se hizo nada más que reparaciones menores, pero a partir de 1476 se realizaron algunos cambios importantes, de los que se darán pocos detalles, en los alojamientos del rey y la reina. en el bailey superior. Sin embargo, una obra más notable fue la construcción de la nueva capilla de Nuestra Señora y San Jorge en el patio inferior, al oeste de la antigua capilla de San Eduardo y San Jorge. Esto se inició en 1475, pero en el momento de la muerte del rey y su entierro en 1483, el quire con sus pasillos, & ampc., Era la única parte techada y acondicionada para su uso. También se construyó una nueva sala capitular al norte de la misma en 1477 y las campanas se trasladaron el mismo año desde el antiguo campanario a la torre Clewer. De 1478 a 1481 se reconstruyó el alojamiento de los vicarios al oeste de la capilla y ahora forma el llamado claustro de herradura.

Para los breves reinados de Eduardo V y Ricardo III no hay relatos relacionados con el castillo en general. Sin embargo, el acondicionamiento del quire de la nueva capilla parece haber avanzado, y en 1484 los huesos del rey Enrique VI fueron retirados de la abadía de Chertsey a Windsor y enterrados nuevamente en una bóveda hecha para su recepción en el lado sur de la mano de papel.

Debido a la escasez de registros del reinado de Enrique VII, no hay evidencia documental de las obras de su época, pero ciertamente incluyeron el acabado de la nueva capilla iniciada por Eduardo IV, la reconstrucción de la antigua capilla de Enrique III y Eduardo. III al este de ella como una capilla de la Señora, y la erección de una "torre" de cámaras al oeste de la morada real en el patio superior. Las obras de la capilla se completaron en 1508 y la capilla de la Dama se construyó entre 1494 y 1498. La 'torre kyngs newe' se comenzó aproximadamente al mismo tiempo y se completó antes de la llegada del rey de Castilla a Windsor en enero de 1505-6. (nota 21)

Según Leland (nota 22) y Lambarde (nota 23), el único trabajo realizado en el castillo por Enrique VIII fue la reconstrucción en una fecha no registrada de la puerta de entrada en el extremo inferior del patio exterior, pero ciertos libros de pago de James Nedam, topógrafo de las mansiones del rey, (nota 24) registra la construcción entre mayo de 1533 y septiembre de 1538 de un 'nuevo muelle' o galería de madera a lo largo de la cima del acantilado en el lado norte del castillo, con un puente en el extremo este hacia el parque. Asimismo, se llevaron a cabo varias obras dentro del castillo, incluido el blanqueado de las paredes y el pintado de los techos de los apartamentos reales, para hacerlos más habitables para la nueva reina, Ana Bolena. También se construyó, antes de 1533, en la parte occidental del frente norte un "nuevo alojamiento llamado alojamiento del príncipe" para el hijo bastardo del rey, el joven Enrique Duque de Richmond y Somerset. Otro trabajo importante en el barrio inferior también pertenece a este reinado, la construcción, a cargo y cargo del maestro James Denton, uno de los canónigos, en 1520 de un salón, & ampc., En el lado norte de la capilla de San Jorge, para que los sacerdotes de la capilla y los coristas mantuvieran sus bienes comunes. Desafortunadamente, fue destruida en 1859, después de haber sido durante mucho tiempo convertida en residencia canónica.

El rey Enrique VIII murió el 28 de enero de 1546 y fue enterrado el 16 de febrero en la misma bóveda de la capilla de San Jorge, donde Jane Seymour había sido enterrada en 1537.

El breve reinado de Eduardo VI estuvo marcado por la provisión de un nuevo suministro de agua desde Blackmore Park, en lugar de los pozos hundidos en la tiza que se utilizaba hasta ahora. Se inició en 1551, pero la tubería solo se colocó parcialmente, cuando el trabajo se detuvo temporalmente en agosto de 1553, un mes después de la muerte del rey.

Bajo la reina María, el trabajo se reanudó, pero no hasta la segunda mitad de 1555, durante la cual la tubería finalmente fue llevada al castillo, donde terminó en una hermosa fuente o conducto principal construido en el medio del pabellón superior en 1557– 8.

Cabe señalar otra obra de este reinado, la provisión en 1557 y 1558 de un alojamiento adecuado en el patio inferior de tantos conjuntos de cámaras para los trece Caballeros Pobres de la orden de la Jarretera creados por voluntad de Enrique VIII.

Durante los primeros doce años del reinado de Isabel, debido a la parsimonia de la reina, no se hizo nada en el castillo, y por fin hubo que tomar medidas enérgicas para evitar que se volviera demasiado ruinoso para vivir en él. se llevaron a cabo reparaciones, incluida la reconstrucción de la capilla real en el pabellón superior a un costo de 1.900 libras esterlinas. Cuatro de los puentes de madera también fueron reconstruidos en piedra, y un acceso decente con puertas hechas a lo largo del lado sur del castillo en Little Park. El viejo "muelle" de madera de Enrique VIII a lo largo del lado norte fue completamente reconstruido en mampostería, con un puente de piedra y una casa de banquetes al final del parque. En 1582-154, casi la última adición al castillo se realizó mediante la construcción de la galería (ahora parte de la biblioteca real) entre la torre de Enrique el Séptimo y la puerta de entrada interior al oeste de la misma.

La historia del castillo durante los reinados de Jaime I y Carlos I es una de repetidos reconocimientos y consiguientes reparaciones, que no supusieron cambios importantes. Todas estas obras cesaron aparentemente en 1637 debido al lamentable estado del reino, y en octubre de 1642 uno de los primeros actos de la Guerra Civil que acababa de comenzar fue la ocupación del castillo de Windsor por las fuerzas parlamentarias.

Mientras el castillo estaba en manos de los soldados, los diversos miembros del colegio de San Jorge, salvando aparentemente a los Caballeros Pobres, fueron expulsados ​​de sus casas, y los ricos platos y ornamentos de la capilla de San Jorge fueron confiscados y vendidos, juntos. con el valioso trabajo en metal de la tumba inacabada del rey Enrique VIII. (nota 25) Pero la capilla en sí parece no haber resultado gravemente herida, ni tampoco ningún daño particular en ninguna otra parte del castillo, mientras que se tomaron medidas especiales para mantener el suministro de agua de Blackmore Park.

En 1657-8, la última adición importante al castillo fue hecha por la construcción, en el extremo oeste del distrito inferior, de una casa para cinco Caballeros Pobres más, bajo un legado de Sir Peter le Maire, aumentada por su hermano en -law Sir Francis Crane, que da nombre al edificio. Desafortunadamente, fue destruido tan recientemente como en 1862.

Durante algún tiempo antes de la Restauración, Elias Ashmole había comenzado a recopilar materiales para su gran obra sobre la orden de la Jarretera, que se publicó en 1672. Entre las ilustraciones se encuentra una valiosa serie de vistas del Castillo de Windsor, dibujadas y grabadas por Wenceslao Grite entre 1659 y 1663, que son de especial interés por mostrar las diversas etapas de su historia arquitectónica que acabamos de describir. La vista de pájaro desde el sureste en particular es un documento muy valioso y forma un útil colgante para el gran dibujo en color realizado por Norden en 1607 desde el lado opuesto del castillo. (nota 26)

Desde 1660–1 hasta 1674 se gastaron grandes sumas en el castillo, principalmente para reparaciones, lo que desafortunadamente implicó la demolición en 1671 de la antigua "torre del artillero" sobre el puente desde el pabellón inferior al medio. Esto se muestra por última vez a vista de pájaro de Hollar.

En 1674 se destruyeron más edificios y torres antiguas durante los preparativos para la reconstrucción de la serie de cámaras que forman la sección noroeste del alojamiento real. Esto ahora fue reemplazado por un bloque de cuatro pisos (nota 27) con el carácter más sencillo posible externamente, pero que contenía en el piso principal un hermoso conjunto de habitaciones que comenzaron a decorarse en 1676-7 con tallas de Grinling Gibbons y Henry Phillipps. , y en 1678 con techos pintados y trabajos dorados de Verrio y Coussin. Las otras habitaciones que formaban el alojamiento real, incluida la capilla del rey y el salón de San Jorge, también fueron reacondicionadas y decoradas para corresponder, y el conjunto se transformó en una espléndida serie en lo sucesivo denominada Aposentos de Estado. El trabajo sobre estos se completó en 1683–4. Las habitaciones de la planta baja también fueron reorganizadas y decoradas y asignadas a varios altos funcionarios del estado, y los patios sobre los que se encontraban completamente remodelados. Los edificios dentro y alrededor del patio de la cocina se incluyeron en el nuevo trabajo.

La cordillera sur del pabellón superior se tomó al mismo tiempo que el alojamiento real, y se modificó y decoró internamente, principalmente para el uso del hermano del rey, James Duke de York, y tres de las cuatro torres en el frente este. prácticamente reconstruido. La gran terraza a lo largo del frente norte se alargó hacia el oeste y se reconstruyó en su totalidad, y se formaron nuevas terrazas a lo largo de los frentes este y sur.

El `` arquitecto único en contribuir y gobernar las obras en las grandes modificaciones realizadas por su Maj Corbata en ese castillo », para citar su placa de ataúd en Mid Lavant, estaba Hugh May, que fue controlador de obras desde noviembre de 1673 hasta su muerte en febrero de 1683–4, cuando fue sucedido por Sir Christopher Wren.

Durante el curso de los trabajos que acabamos de describir, la Cámara de los Comunes el 30 de enero de 1677-8 votó £ 70.000 para sufragar los gastos de un entierro solemne de su difunto Majestad el Rey Carlos I y la erección de un monumento a su memoria. (Nota 28) El dinero se pagó al rey y Sir Christopher Wren hizo un diseño para el monumento propuesto, que se construiría en el lado este de la capilla de San Jorge en el lugar ocupado por la dama de Enrique VII. capilla. El esquema de Wren no fue adoptado, pero se hicieron ciertas reparaciones en la capilla de la anciana en 1680-2, aparentemente en vista de un monumento al difunto rey, y en 1682-4, Verrio decoró minuciosamente sus paredes y techos. La muerte del rey Carlos interrumpió las obras el 6 de febrero de 1684–5.

Durante el breve reinado de Jacobo II, se realizaron varios cambios menores en los nuevos edificios, incluida la remodelación de las capillas del rey y de la reina y las pequeñas mejoras y alteraciones que suelen seguir a un cambio de inquilino. Sin embargo, las grandes obras estaban terminadas para el rey Carlos II. Una plantación de 240 olmos jóvenes en 1684–6 'en y mi Upper and Lower Avenue 'aparentemente marca el comienzo del famoso Long Walk en Windsor Park.

El reinado del rey Jacobo terminó en diciembre de 1688, y durante muchos años no se realizaron más obras importantes en el castillo. Tanto el rey Guillermo como la reina María parecen haber preferido Hampton Court a Windsor y gastaron sus energías en mejorarlo y ampliarlo. Sin embargo, hacia el final del reinado único del rey William, Sir Christopher Wren trazó un gran plan para transformar Windsor a la manera de Hampton Court, que habría implicado la destrucción de casi todos los edificios antiguos restantes. Afortunadamente nunca fue adoptado.

Más allá de las habituales reparaciones necesarias, no se hizo nada importante en el castillo durante el reinado de la reina Ana, quien se dedicó principalmente a la disposición de los terrenos alrededor del castillo. El trabajo se limitó principalmente al Home Park, bajo la dirección de Henry Wise, y el efecto de la serie resultante de bancos y terrazas (ahora borradas) en el frente norte del castillo se muestra bien en la opinión de Kip, publicado en 1709. (Nota 29) El camino a lo largo de Long Walk se hizo en 1710 y una extensa serie de jardines, & ampc., que nunca se terminaron, aparentemente estaba en curso de construcción (nota 30) cuando la reina murió en agosto de 1714.

Desde la muerte de la reina Ana hasta el final del siglo XVIII, el Castillo de Windsor, salvo por las reparaciones ordinarias, se quedó solo. Tanto Jorge I como Jorge II prefirieron Hampton Court y el Palacio de Kensington y, aunque Jorge III finalmente desarrolló un gran gusto por Windsor, el castillo, excepto en lo que respecta al interior de la capilla de San Jorge, permaneció inalterado hasta 1800.

El estrecho alojamiento que el castillo ofrecía a un rey con una familia numerosa, como Jorge III, explica en parte esto, y la dificultad se resolvió, no ampliando el castillo, sino de otra manera. Al sur del barrio superior se había construido una casa poco antes de 1690 y se había comprado para la residencia del príncipe Jorge de Dinamarca y la princesa Ana. Entre 1778 y 1782, esta casa se amplió para el uso de la reina Charlotte y, en adelante, se conoció como Queen's Lodge. La antigua casa de Nell Gwyn, que se encontraba justo al sur de ella, también fue comprada y convertida en 1779 en la 'Queen's Lower Lodge' para la recepción de las cuatro princesas más jóvenes.

Durante las reformas de estas dos casas hubo que eliminar una gran cantidad de basura y material excavado, y esto se hizo más fácilmente disparándolo a la zanja del castillo a lo largo del frente sur, que así se llenó, en detrimento de la apariencia del castillo. (nota 31)

Entre 1782 y 1792 se hicieron extensas reparaciones y alteraciones en la capilla de San Jorge, principalmente a expensas del rey.

A partir de 1800 se llevaron a cabo una serie de obras bajo la dirección de James Wyatt (que había sido nombrado topógrafo en 1796) con el objetivo de convertir el estilo sencillo del exterior de los edificios en el pabellón superior, tal como lo dejó May, en el estilo gótico que ahora se estaba poniendo de moda. Todas las ventanas internas y externas se fueron convirtiendo así gradualmente y se agregaron nuevas hileras de cuerdas y parapetos combatidos cuando fue necesario. Se agregaron torretas de estuco en las esquinas superiores del frente norte del Edificio Star, junto con un porche desde la terraza, y se construyó un porche frente a la torre de entrada 'gótica' a los apartamentos del Estado. Dentro de este último, un nuevo vestíbulo y una gran escalera reemplazaron a May, y se hicieron varios otros cambios en todos los apartamentos del Estado en general. Los arreglos del siglo XVII en Horn Court fueron destruidos y en su lugar se construyó un claustro gótico de dos pisos.También se levantó una nueva torre llamada torre de Blenheim en el frente norte, al final de la cámara de guardia del rey. De 1801 a 1804 se llevaron a cabo una serie de reparaciones en la "tumba", como se llamaba la capilla de la anciana en el pabellón inferior, y en 1810 se construyó una bóveda debajo de ella como lugar de enterramiento de la familia real. Todo el trabajo se detuvo alrededor de 1814 debido al estado desdichado del rey, que desde 1811 hasta su muerte en 1820 estaba irremediablemente loco.

Poco después de la ascensión de Jorge IV, se tomaron las medidas necesarias para convertir los edificios del barrio superior en una cómoda residencia para el soberano. Hasta ahora no había habido comunicación directa entre los aposentos de Estado en el norte y los alojamientos en los lados este y sur generalmente ocupados por la familia real y visitantes distinguidos, y las damas de honor y los señores y caballeros presentes solo podían llegar a sus aposentos. cruzando el cuadrilátero abierto. También había poca privacidad para el rey y la reina cuando vivían en apartamentos estatales a los que se admitía al público. Por lo tanto, se decidió construir nuevos alojamientos para el soberano a lo largo del frente este y conectar la totalidad de los edificios alrededor del barrio por una galería de dos pisos contra los lados este y sur. Si este hubiera sido el único objeto de los cambios propuestos, se habrían realizado pocas alteraciones en el castillo, pero desafortunadamente incluyeron otras que implicaron la destrucción innecesaria de muchas características antiguas que bien podrían haberse salvado.

Las nuevas obras fueron confiadas por una comisión designada para llevarlas a cabo a Jeffrey Wyatt, sobrino del fallecido topógrafo James Wyatt, y el 12 de agosto de 1824 el rey colocó la primera piedra, quien el mismo día autorizó al arquitecto a cambió su nombre a Wyatville y le concedió un aumento de brazos.

Las obras se llevaron a cabo con gran energía, y el 9 de diciembre de 1828 el rey pudo volver a instalar su residencia en el castillo, cuando confirió al arquitecto el honor de la caballería.

Desde el principio, los gastos de Wyatville parecen haber excedido en gran medida sus estimaciones, y en lugar de las 150.000 libras esterlinas que votó por primera vez el Parlamento, más de medio millón se había gastado en las modificaciones para 1830. (Nota 32) En consecuencia, se nombró un comité selecto para investigar a expensas de completarlos, ante lo cual sir Jeffrey Wyatville ofreció explicaciones. También presentó una declaración de los trabajos realizados desde 1824 al siguiente efecto:

Una lista de los trabajos que se han realizado,
comenzando en el lado sur.

Doce casas antiguas han sido derribadas y despejadas.

Se ha construido el muro delimitador del montículo de la torre redonda en el este.

La nueva puerta de San Jorge y los muros contiguos, también el muro y las escaleras que suben por la pendiente hasta la torre redonda en el lado sur.

Se ha construido una nueva torreta octágono para la torre del Diablo.

La torre del Diablo se reparó externamente y los viejos apartamentos de entrada contiguos.

La torre Lancaster, que contiene seis pisos y 100 pies de altura.

Puerta de entrada del rey Jorge IV.

La torre York, que contiene seis pisos y 100 pies de altura.

La línea de construcción que se extiende hasta la torre sureste se ha reparado y se ha elevado un piso adicional, 200 pies, sin incluir las torres.

En la parte superior del sureste o torre del Rey, que, con ménsulas y almenas, requería en su totalidad 1.000 toneladas de piedra, también había cinco pisos de ventanas, con tracería de piedra, insertadas en esta torre.

La biblioteca o torre Chester ha sido reconstruida y tiene cinco pisos de altura.

Se han reconstruido parte de las paredes y todos los conductos de humos del comedor o de la torre del Príncipe de Gales.

Muchos de los muros transversales entre las torres desde la torre del Diablo hasta la última torre nombrada en el ángulo noreste son nuevos, y otros se han levantado para formar departamentos de sirvientes a lo largo de 380 pies, con vigas y pisos nuevos. . Los techos también han sido nuevos para la misma longitud.

La torre Brunswick, de más de 100 pies de alto y 40 pies de diámetro, que contiene siete pisos, ha sido completamente reconstruida.

El pasaje del Rey en el lado norte y la gran ventana y la torre de Jorge III al final del salón de baile son completamente nuevos.

Ha habido nuevas ventanas con tracería insertada en la sala del trono, la cámara de presencia y el salón de estado, las paredes sobre esta última sala se han elevado para formar la torre del Rey Jorge IV.

Una nueva torreta en el ángulo noroeste de los edificios Stuart.

Dentro del cuadrilátero o sala superior se ha construido la nueva gran torre de entrada, que tiene 40 pies cuadrados y 73 pies de altura.

El frente de la antigua capilla privada y St. George's Hall, de 200 pies de largo y 60 pies de alto, ha sido reformado y tiene nuevas ventanas, nuevas almenas y ampc.

La puerta de entrada de la cocina y las dos torres octágono, cada una de 78 pies de alto, han sido reconstruidas y contienen escaleras, dormitorios y ampc.

La galería de comunicación en los lados sur y este del cuadrilátero, que va desde la torre del Diablo hasta el Salón de San Jorge, tiene una longitud de 550 pies, incluida la entrada privada del rey, con sala de desayunos sobre la escalera privada del rey y la entrada de visitantes. , revestido con mampostería gótica, el conjunto de dos pisos de altura, es bastante nuevo.

La estatua ha sido removida y erigida sobre un nuevo pedestal, construido con una fuente y una palangana a cada lado.

Las tuberías del servicio de agua se han colocado alrededor del cuadrilátero y se han aplicado varios grifos para arrojar agua al edificio en caso de incendio.

La nueva terraza tiene unos 1.060 pies de largo, algunas partes de las paredes están a 30 pies de los cimientos y el invernadero debajo de parte de la terraza.

La sala de calderas y las salas de jardineros, formando el baluarte norte que ensancha la terraza.

Los escalones que bajan al jardín desde la terraza este.

Otro tramo de escaleras desde el jardín hasta la nueva terraza.

Reparaciones de las antiguas terrazas sur y este.

Parte del camino hacia el sur hacia la caminata.

Bajar el patio de tres a seis pies eliminó 13,000 yardas cúbicas.

Drenaje de un desagüe grande a lo largo de los lados este y sur del cuadrilátero y desagües transversales.

Nuevas bombas para el motor en el Támesis y tuberías de servicio adicionales desde ídem hasta la torre redonda.

Se reconstruye gran parte de la Torre Redonda. (nota 33)

Internamente.

Los aposentos de los visitantes, comenzando en la torreta de la torre del Diablo y continuando por parte del lado sur.

Los apartamentos de Su Majestad, comenzando en parte del lado sur y continuando por el este, e incluyen la torre Octágono en el norte, que contiene el salón de la reina, dormitorios, vestidores, baño y ampc. Antesala de Su Majestad, dormitorio, sala de escritura, guardarropa, pequeño dibujo o comedor, biblioteca, gran salón, comedor, sala de bellezas y orquesta, también la galería o pasillo, de 500 pies de largo.

Pasaje de los sirvientes en el frente norte.
Los apartamentos de cocina, & ampc.
Apartamentos de confitería.
Habitación del mayordomo, salón de los criados y ampc.
La bodega de cerveza y la bodega.
Apartamentos estatales.

Una comparación de esta lista con el plan ilustrará la naturaleza drástica de algunos de los cambios de Wyatville en el distrito superior. En el frente norte se encuentran la torre de Jorge IV y la torre de Cornualles, con la galería enmascarando la cocina que se extiende hasta su nueva torre de Brunswick. Esto desplaza uno de la fecha normanda. El frente este ha sido completamente alterado en apariencia por el nuevo mirador y otras ventanas insertadas en él y por el jardín formal dispuesto ante él. En el lado sur, la torre York ha sido revestida y levantada, la nueva torre Lancaster construida como su compañera, y la puerta de entrada de George the Fourth entre ellos a través de la cordillera, en línea con una nueva prolongación hacia el norte de Long Walk. La antigua puerta de entrada más al oeste ha sido bloqueada y enmascarada y en gran parte destruida. La apariencia de este lado se ha cambiado por completo a través de las pesadas cimas de las torres y las historias adicionales hacia el este. La entrada de San Jorge y la torre junto a la torre del siglo XIII son nuevas.

Dentro del pabellón superior se han agregado nuevos porches en el oeste de los apartamentos estatales y se ha hecho una nueva torre de entrada en el medio del frente sur, para destruir la casa de entrada eduardiana que se encuentra detrás. La antigua puerta de la cocina también está enmascarada y bloqueada por una nueva, desde la cual se extiende hacia el sur la nueva galería de dos pisos. La esquina suroeste de la sala está llena por la entrada del nuevo soberano, y desde allí la nueva galería continúa a lo largo de la cordillera sur. (Nota 34) Otro cambio desafortunado fue el llenado de la sección de la zanja del monte dentro del pabellón y la eliminación innecesaria y la "restauración" del pedestal de la figura ecuestre de Carlos II.

Los cambios dentro de los apartamentos estatales han resultado en la destrucción, excepto en tres habitaciones, de todos los techos pintados de Verrio y la destrucción de casi todas las hermosas tallas de Gibbons y Phillipps. La antigua capilla ha desaparecido y su área se ha agregado al St. George's Hall, que por lo tanto se vuelve de una longitud desmesurada.

En el pabellón central, la torre redonda se ha revestido internamente y se ha elevado con un muro hueco al doble de su altura anterior. Los muros curvos que rodeaban la sala en el sur fueron destruidos y reemplazados por un nuevo muro en una línea diferente, todos los viejos Black Rod y otros alojamientos en la parte trasera también fueron destruidos. La caseta de vigilancia de Stuart contigua a la torre Winchester también fue derribada y reemplazada por un bloque de oficinas.

Era parte del plan de Wyatville remover y reconstruir todas las casas pintorescas del decano y canónigos en el distrito inferior y efectuar otros cambios drásticos dentro y fuera de él, pero estas obras afortunadamente no se llevaron a cabo.

Jorge IV murió el 26 de junio de 1830, mientras se consideraba el gran costo de las obras de Wyatville, y fue sucedido por su hermano William Duke of Clarence.

Durante el breve reinado del rey Guillermo IV se completaron las reformas en curso, incluida la formación de la Cámara de Waterloo en la parte superior de la antigua Corte del Cuerno.

El reinado de la reina Victoria, a pesar de su duración, de 1837 a 1901, no estuvo marcado por grandes cambios en el castillo, siendo el más notable la formación por parte de Blore de una capilla privada (en sustitución de la destruida por Wyatville) en el piso superior. de la antigua casa de la cocina, y de una nueva gran escalera a los apartamentos de Estado, diseñada por Salvin. En el pabellón inferior se llevaron a cabo diversas restauraciones en las residencias de los Caballeros Militares, la capilla de San Jorge y su claustro y el claustro de herradura, así como una gradual gótica y modernización de la fachada norte de las casas de los canónigos. También hay que registrar un triste capítulo de destrucción de la sala capitular de los viejos canónigos, la hermosa sala, & ampc., Que formaban Denton's Commons, y todo el ala noreste del claustro de herradura en 1859 y de los edificios de Cromwellian Crane en 1859. 1862, para ser reemplazado por una casa de guardia de aspecto aburrido diseñado por Salvin. En 1863, la torre Clewer se transformó en apariencia al volver a encasillarla y ocultar el pintoresco campanario en la parte superior bajo un alto techo cónico de aspecto francés. Por último, en 1874, se completó la conversión, a expensas de la reina, de la capilla de la anciana dama de Enrique VII, conocida durante mucho tiempo como la casa de la tumba, en una capilla conmemorativa de Alberto el Príncipe Consorte, que murió en 1861.

El breve reinado de Eduardo VII no estuvo marcado más que por cambios internos en los aposentos reales que eran inevitables y necesarios al final de una larga tenencia, y aún no se ha hecho nada bajo el gobierno de Jorge V.

La posición elevada del Castillo de Windsor y su contorno pintoresco lo convierten en un objeto llamativo desde muchos puntos de vista, especialmente desde el norte y el noroeste, y un aspecto particularmente atractivo del mismo, con una perspectiva en constante cambio, se puede disfrutar al acercarse a Windsor. de Slough por el ferrocarril Great Western. La gran longitud del castillo, de casi 500 metros, también se puede ver desde el extremo de Eton del puente de Windsor. Desde el lado sur, el castillo no se puede ver bien excepto cuando los árboles del parque no tienen hojas, pero hay una encantadora vista lejana desde St. Leonard's Hill.

El aspecto de antigua fortaleza del castillo aún se nota cuando se accede a él desde cualquiera de las dos estaciones de tren, pero debido a las muchas ventanas que se han hecho en los muros exteriores durante los últimos cien años y al relleno de las zanjas. asume un carácter más doméstico en una inspección más profunda.

La entrada principal es a través de la puerta de entrada de Enrique VIII. Una vez se acercó a él por un puente levadizo sobre la zanja que antes estaba frente a él, pero ahora por una calzada moderna. Esto conduce a un pasaje abovedado, con una cámara sobre él, antiguamente la sala del tribunal del honor de Windsor, flanqueada por dos grandes torres poligonales. Éstos continúan hacia el interior para formar tres pisos de cámaras, a las que se accede y a la antigua sala del tribunal sobre el pasaje mediante dos altas torretas de escalera octogonales a cada lado de la entrada.

La sala inferior, en la que se abre la puerta de entrada, se inclina de oeste a este con una elevación gradual de 27 pies, y está ocupada en su mayor parte por los edificios del Deán y los Cánones de Windsor. La más notable de ellas es la gran capilla de San Jorge en el medio del barrio, con el antiguo alojamiento de los vicarios, ahora el claustro de herradura, al oeste, y la capilla Albert Memorial al este. Detrás de éstos, hacia el norte, hay una serie de edificios de varias fechas, incluido el antiguo claustro de Enrique III y el patio largo y estrecho con las casas de los canónigos y sus vicarios construidos por Eduardo III. Al sur de la capilla de San Jorge, contra la muralla del castillo, se encuentran las residencias de los Caballeros Militares.

La capilla de San Jorge tiene una longitud total de 237 pies y consta de un presbiterio y un quire de siete bahías, con pasillos que se extienden una bahía más al este y conectados por un deambulatorio, un cruce con transeptos norte y sur que terminan en capillas de medio octágono. y una nave y pasillos de siete tramos con capillas poligonales que flanquean el extremo oeste. Otra capilla poligonal, levantada como una torre de tres pisos, se encuentra en la esquina sureste de la capilla y está equilibrada en planta por una sacristía rectangular baja en el norte. Justo al este del crucero sur se construye una pequeña capilla entre los contrafuertes, y al oeste se encuentra un moderno porche que cubre la puerta sur. Hay una puerta norte correspondiente, pero la entrada principal es la de poco uso en el frente oeste. Una cuarta puerta se abre desde la capilla en su esquina noreste hacia el claustro.

Externamente, la capilla es digna de mención por sus proyecciones poligonales, su serie continua de grandes ventanales claros y contrafuertes voladores y las elevadas torretas abovedadas de escaleras en el extremo oeste. Los contrafuertes se levantan con altos pedestales cuadrados que antes sostenían figuras de piedra de 'las bestias del rey' que sostenían paletas doradas, pero desafortunadamente fueron retiradas en el siglo XVII por ser inseguras. Se pueden ver a vista de pájaro de Hollar. En cinco lugares debajo de las ventanas hay grandes rosas rayadas, cada una cargada con un crucifijo y coronada, que debían servir como parte de la serie de cruces de consagración.

Castillo de Windsor: el distrito inferior mirando hacia el este

La sección más interesante del interior es el deambulatorio detrás del altar mayor. El lado este de este es la parte inferior del frente oeste de la capilla de Enrique III, con una puerta de punta ancha flanqueada por dos huecos arqueados de diseño y altura similares. La puerta está cubierta con ricos herrajes del siglo XIII, estampados en lugares con el nombre del fabricante, 'GILEBERTVS'. El lado oeste del deambulatorio está decorado con paneles y tiene hacia su extremo sur la entrada mosquitera a la bóveda real recién erigida. El techo con paneles de piedra del deambulatorio es del reinado de Enrique VII. La primera bahía de la nave sur forma un vestíbulo a la capilla al sur de la misma, y ​​tiene en la llave de su bóveda de abanico las figuras de Eduardo IV y el obispo Beauchamp arrodillados a ambos lados de la famosa Cross-Neyt (nota 35) entregada a Capilla de San Jorge de Eduardo III. La capilla poligonal al sur fue construida para contener las reliquias del maestro John Shorne, el santo rector de North Marston, Bucks. (Nota 36) La licencia para trasladar sus restos aquí fue concedida por el Papa Sixto IV en 1478, y la capilla debe haber sido construida inmediatamente para recibir la entrada, ya que se estaba haciendo en 1480-1. La capilla ahora está casi llena por la tumba de alabastro con efigies de Edward (Clinton), Conde de Lincoln, K.G., ob. 1584-155, y su tercera esposa, Lady Elizabeth Fitz Gerald. La efigie del conde lo muestra tendido con la cabeza descubierta y con una armadura completa. Alrededor de su pierna izquierda está la liga, y en sus rodilleras hay anclas, en alusión a su cargo de gran almirante. A los lados de la tumba hay figuras arrodilladas de los hijos del conde con su primera y segunda esposas. En la pared oeste de la capilla hay un panel de alabastro delicadamente tallado y coloreado con las insignias armaduras del conde. La capilla tiene una bóveda de abanico y ahora está rodeada por una reja de hierro isabelina. (nota 37)

El arco en el pasillo al oeste de la capilla de Lincoln, como se llama ahora, tiene un hueco profundo en cada jamba. El norte contiene una Biblia antigua, pero anteriormente, como muestra la inscripción pintada a continuación, una copia de (probablemente) Sarum Porthos, colocada allí por el obispo Beauchamp, cuyos brazos se encuentran debajo del hueco opuesto, en el que se exhibía una reliquia notable. , quizás a veces la propia Cross-Neyt. Las ventanas de los pasillos aquí y en todo el edificio constan de dos pares de luces cinquefoilizadas, en tres niveles, flanqueadas por estrechos paneles ciegos. Estas divisiones se continúan hacia abajo para formar una serie de paneles de pared que descansan sobre un banco de piedra, que recorre toda la capilla. Sobre el banco se colocan los ejes de las bóvedas. El pasillo sur está completamente cubierto con una bóveda de abanico con llaves talladas, que incluyen las armas de Enrique VII, Enrique VI, Arturo Príncipe de Gales y el Dr. Oliver King. Las armas de Enrique VI se encuentran en la misma bahía en la que se volvieron a enterrar sus restos tras su expulsión de Chertsey en 1484, y las de Oliver King ante la pequeña capilla construida por él fuera del pasillo, aparentemente entre 1493 y 1496. Bajo un arco entre el pasillo y la capilla está la tumba o cenotafio del obispo, y en el lado opuesto del pasillo hay una fila de paneles pintados para él con figuras de Eduardo, el primogénito de Enrique VI, Eduardo IV, Eduardo V y Enrique VII . La nave también contiene, contra el quinto arco en el lado norte, la capilla de la capilla, encerrada por un elaborado trabajo de piedra, de John Oxenbridge, canon de 1509 a 1522. 1522, con la pasión de San Juan Bautista, que recorre el lado norte.

En la bahía al oeste de la capilla de Oxenbridge se encuentran la puerta de piedra y la reja de hierro que encerraba hasta 1824 la capilla del Dr. Christopher Urswick en la nave. Bajo el tercer arco de este pasillo se encuentra la tumba de Charles Brandon, duque de Suffolk, cuñado del rey Enrique VIII, y el timón del pilar cercano probablemente formó parte de sus logros funerarios.

La bahía más oriental del pasillo norte del quire está cubierta con una bóveda de abanico con la insignia de la rosa rayada de Eduardo IV, y forma un vestíbulo a la sacristía que se extiende hacia el norte a través de una puerta insertada en 1785. La sacristía mide 26 pies. por 15 pies, pero ha sido muy modernizado, y solo su techo de madera es antiguo. Su extremo norte linda con el pórtico de los canónigos, temp. Construido. Eduardo III, y contiene su entrada rica pero mutilada. Dentro de la sacristía se encuentra la gran espada de Eduardo III que anteriormente colgaba sobre el puesto del soberano en la capilla de San Eduardo y San Jorge, y un cuadro completo de él pintado en 1615.

Los dos tramos siguientes del pasillo formaron originalmente la capilla inferior del fundador, Eduardo IV, y dentro del primer arco del presbiterio, bajo el cual fue enterrado, se encuentra la tumba inacabada del rey de mármol negro, junto a la cual se fija un timón funerario. . Enfrente hay una entrada a una pequeña cámara con una chimenea (bloqueada) construida fuera del pasillo, y al oeste de esta otra entrada que se abre en un vicio a una capilla superior. Tiene 40 pies de largo por 12½ pies de ancho y fue construido, de acuerdo con la voluntad de Eduardo IV, sobre la bóveda de los tres tramos del pasillo que acabamos de describir, para contener un altar y otra tumba con la imagen del rey. de plata dorada o, al menos, de cobre y dorada. Parece que la tumba nunca se montó, pero la capilla se terminó antes de la muerte del rey en 1483. Desafortunadamente, ha sido modernizada internamente, pero aún conserva sus ventanas: una al sur, otra al este y tres al norte. En su muro oeste hay una pequeña ventana orientada hacia el pasillo, y en su lado sur había dos ventanas orientales más grandes hacia el presbiterio. El más occidental permanece, pero el otro ha dado lugar a un mirador más profundo de madera con paneles trazados, temp. Insertado. Enrique VIII. La capilla ahora está subdividida por particiones góticas georgianas en dos bancos revestidos o se cierra con chimeneas para la familia real y su suite. La bóveda que lo lleva, que se mantiene baja para este propósito, tiene sobre sus llaves los brazos y las insignias de Eduardo IV, pero la bóveda más alta al oeste es de la época de Enrique VII, y dos de sus llaves llevan los brazos de Thomas Fitz Alan Lord Maltravers, 1461–87, y de William Lord Hastings, decapitado en 1483. En la misma bahía que este último, en el lado sur, se encuentra la hermosa capilla de piedra de Lord Hastings, dentro de la cual está enterrado. Se parece mucho a la capilla de Oxenbridge, que obviamente fue copiada de ella, y está decorada en su interior con una serie de paneles pintados contemporáneos con la pasión de San Esteban.

Antes de abandonar los pasillos del quire, se pueden mencionar algunos monumentos modernos en ellos. En el pasillo sur, en el extremo este, se encuentra la estatua de mármol de tamaño natural del emperador alemán Federico, que murió en 1888, con uniforme y capa militar, con el cuello de la Jarretera, y en la esquina noroeste, debajo Los paneles pintados de Oliver King, es una tumba de serpentina roja y mármol blanco con una cruz de latón incrustada, erigida por la reina Victoria en memoria de María, duquesa de Gloucester, que murió en 1857. En el pasillo norte, bajo el tercer arco, hay una estatua en mármol blanco de William Earl Harcourt, GCB, que murió en 1830, bajo el quinto arco hay un busto de mármol del teniente general. Sir John Elley, K.C.B., K.G.H., quien murió en 1839, y en el sexto arco una tumba de mármol blanco y una efigie yacente del Excmo. Gerald Wellesley, durante veintiocho años Decano de Windsor, que murió en 1882.

El crucero de la capilla es de planta oblonga, y tiene en cada lado un alto arco de cuatro centres con lados planos y plafón, realzado por paneles. Al otro lado del arco oriental hay una galería gótica, que lleva el órgano, construido con piedra artificial de Coade en 1790–1, en lugar de la galería anterior representada por Hollar. La nueva galería, que fue diseñada por Emlyn, tiene en la nave una arcada abierta de cinco arcos, con un arco similar en cada extremo con un parapeto panelado en la parte superior. Debajo está la entrada principal al quire, a través de una amplia abertura de cabeza cuadrada equipada con un par de puertas ricamente talladas de la misma fecha que los puestos. Como todas las otras puertas dentro de la capilla, estas son sólidas en la mitad inferior, pero tienen la parte superior de tracería abierta llena de simples rejas de hierro.

El quire está separado de los pasillos por arcos de cuatro centrados con molduras continuas, separados del clearstory por paneles coronados por una fila continua de ángeles emplumados con alas extendidas que llevan rollos. Las ventanas clearstory son aberturas altas y puntiagudas similares a las de los pasillos. Delante de cada pilar, elevándose desde una ménsula de ángel a cierta altura, hay un grupo de fustes que llevan la bóveda no para la que se dispuso primero, sino una rica copia de la bóveda de la nave, contratada por, probablemente, el mismos masones, John Hylmer y William Vertue, en junio de 1506, para ser terminado en Navidad de 1508. (nota 38) Las numerosas llaves muestran varias insignias reales y de otro tipo, incluidas las de todos los caballeros ingleses de la Jarretera que contribuyeron a la costo, que fue de £ 700. Los siete colgantes que forman las llaves principales llevan las armas de San Jorge, San Eduardo, el Rey Enrique VII y sus insignias de rosas y rastrillos. La gran ventana este del quire, de quince luces, con vidrio pintado por Clayton & amp Bell, es una restauración de Scott de una tomada en 1786 para dar paso a una enorme transparencia de West que representa la Resurrección. El quire de ángeles dorados alrededor de la ventana y el retablo debajo de ella, con la Ascensión en mármol blanco, también son de los diseños de Scott.

Al sur del altar, sobre la cuasi-sedilia, cuelga un panel de tapiz de Arras, copiado del cuadro de Tiziano, que anteriormente estaba en el castillo, de Cristo y los dos discípulos en Emaús. Fue entregado a la capilla por John Viscount Mordaunt, alguacil del castillo en 1660, y en un momento se colgó sobre el altar.

El arco al norte del altar y el de al lado son más bajos que el resto, debido a la capilla de Eduardo IV detrás de ellos. El primero fue bloqueado por los paneles existentes en 1790, y frente a él se colocó el magnífico par de puertas de hierro que una vez formaron el límite occidental de la capilla del rey en el pasillo. Estas hermosas puertas y las torres abiertas trazadas entre las que se cuelgan están formadas por numerosas piezas superpuestas de hierro fino perforado y martillado cuidadosamente fijado con alfileres, y es casi seguro que se hicieron bajo la dirección de John Tresilian, el herrero principal, que trabajaba en Windsor. desde 1477 en adelante con el alto salario de 16D. un día.

Los espléndidos puestos de roble con dosel de los caballeros de la Jarretera, que se alineaban a ambos lados del quire y se volvían contra la pantalla en el extremo oeste, se comenzaron a fabricar ya en 1478, y aparentemente todos se fijaron en sus lugares en 1485. originalmente, cuatro puestos regresaron a cada lado y veintiuno más frente a las arcadas, o cincuenta en total, pero se agregaron dos puestos más en ambos lados en 1786, y el número ahora es cincuenta y cuatro. También hay una fila inferior a cada lado de diez y nueve puestos antiguos, con dos georgianos agregados al último, con hermosos textos tallados encima de ellos frente a los escritorios superiores de los Salmos 20 y 84. Los escritorios inferiores están ricamente panelados, con esculturas en las enjutas, y tienen debajo de ellos asientos y escritorios para los coristas y hacia el este para los Caballeros Militares. Ambas gamas de puestos tienen misericordias con la habitual y deliciosa diversidad de objetos y temas tallados. El rico efecto del puesto se ve enormemente realzado por los estandartes pintados de los caballeros de la Jarretera que cuelgan sobre ellos, los yelmos con cresta y las espadas de madera que superan las marquesinas, y las relucientes placas del puesto colocadas en los paneles que exhiben todos los que está prescrito por los estatutos de la orden de la Jarretera. Las placas de los puestos datan, con algunas excepciones anteriores, de 1421, desde el cual hay una serie continua bastante perfecta hasta el día de hoy. (Nota 39) Las planchas más antiguas son de cobre, plateadas o doradas, con los brazos, & ampc., en esmalte, y se encuentran en los puestos alternativos originalmente apartados para el Compañero de los Caballeros. Las planchas de Stuart y posteriores son en su mayoría de latón dorado, con los brazos simplemente pintados, a veces sobregrabados. Recientemente se ha establecido una reversión a la antigua moda de los platos brillantemente esmaltados. Tomada en su conjunto, la serie de placas de los establos forma un depósito de armería histórica antigua y moderna que probablemente no exista en ninguna otra iglesia de Europa.

En el centro del quire se encuentra la lápida colocada en 1818 para marcar la bóveda que contiene los restos de Enrique VIII, Jane Seymour y Carlos I. Más al oeste se encuentra el hermoso escritorio de latten de principios del siglo XVI en el que se leen las lecciones, usado en la antigüedad. por los cantantes cuando se gobernaba el quire.

El órgano en el desván a la entrada del quire fue construido por Green en 1790 y entregado a la capilla por George III. Su caja gótica fue diseñada por Emlyn.

Originalmente se pretendía que el cruce de la capilla se llevara a cabo como una linterna abierta con los lados vidriados, y se hizo un gran esfuerzo a partir de 1515 para obtener suscripciones de los caballeros de la Jarretera para completarla y una adecuada construcción. desván. Sin embargo, el proyecto fue finalmente abandonado, y en 1528 el cruce se cubrió con el techo de la bóveda de abanico existente, pintada con las armas de los varios caballeros. Los inicios de la linterna propuesta aún se pueden ver por encima de ella.

El arco norte de la travesía anteriormente estaba atravesado aproximadamente a la mitad de su altura por un desván en forma de galería de piedra, con una ligera proyección en forma de púlpito orientada hacia el sur. Se insertó en el reinado de Enrique VIII, pero se desconoce con qué propósito. Fue destruido innecesariamente en 1789.

Los transeptos norte y sur son idénticos en planta, y no solo tienen una ventana como la de los pasillos en cada uno de sus lados, sino una serie superior en continuación de la clara historia, que se eleva desde un coro de ángeles esculpido similar. El efecto resultante es el de una gran linterna vidriada. Cada uno está cubierto también por una bóveda de ricas aristas con varios dispositivos e insignias en las llaves. Los ábsides poligonales están separados de la bahía oblonga junto al cruce por pantallas abiertas de piedra con trazas coronadas por las insignias de las armaduras de Sir Reynald Bray, K.G., y capillas formadas. La del norte está la capilla de Rutland, dentro de la cual sir Thomas St. Leger fundó una capilla en 1481 en memoria de su esposa Anne, duquesa de Exeter, y hermana de Eduardo IV, que fue enterrada en ella. En el centro se encuentra una tumba de alabastro con bellas efigies yacentes de Sir George Manners, Lord Roos, que murió en 1513, y su esposa, la dama Anne, hija de la duquesa de Exeter, que murió en 1526. A los lados hay figuras de su niños y en los extremos ángeles, todos con escudos. En un soporte en la ventana este hay un gran yelmo funerario que puede pertenecer a esta tumba. El lugar del altar está marcado por una cornisa, debajo de la ventana, de ángeles esculpidos como los de las capillas Hastings y Oxenbridge.

El crucero sur formaba la capilla Bray, y aparentemente sus albaceas se lo apropiaron para el lugar de enterramiento y el monumento de Sir Reynald Bray, K.G., a pesar de su deseo de ser enterrado en otro lugar. En consecuencia, se enriqueció con la adición de nichos con dosel para las imágenes en los ejes de las bóvedas, con la inserción de un retablo sobre el altar y de grandes paneles de cerámica Della Robbia, de 50 pulgadas cuadradas, debajo de cada una de las otras cuatro ventanas. Desafortunadamente, todos estos paneles han sido destruidos, y solo queda el marco del que está debajo de la ventana sureste alrededor del monumento de alabastro de Sir Richard Wortley (ob. 1603). El retablo, que consistía en trabajos e imágenes del tabernáculo, también está parcialmente destruido, mediante la inserción en él del monumento y el busto de Giles Tomson, obispo de Gloucester, y en algún momento deán de Windsor, quien murió en 1612. Debajo de los otros tres Las ventanas son monumentos de Sir William Fitzwilliam (ob. 1551), Ralph Brideoake, canónigo de Windsor, decano de Salisbury y obispo de Chichester (ob. 1678), y Christian Victor, príncipe de SchleswigHolstein (ob. 1900). El lugar de la tumba de Sir Reynald Bray en el centro de la capilla está ocupado por el cenotafio de mármol blanco y la efigie del Príncipe Imperial (ob. 1879), suscrito para ser instalado en la iglesia abacial de Westminster, pero debido a dificultades permitidas en lugar de ser erigido en Windsor por la reina Victoria.

La nave se asemeja al quire en elevación, excepto que los ejes de bóvedas delante de los pilares parten del suelo. La bóveda que sostienen también se asemeja a la del cuadernillo, que fue copiado de él, pero carece de los colgantes que caracterizan a este último. Entre los dispositivos de las llaves principales se encuentran el Cross-Neyt en la primera bahía, y los brazos, & ampc., De Dean Christopher Urswick, Sir Reynald Bray y el rey Enrique VII. Como los brazos de Sir Reynald Bray están rodeados por la liga, la bóveda no puede ser anterior a 1501, cuando fue elegido KG, ni posterior a su muerte en 1503 o la de Urswick en 1505. Los pasillos tienen bóvedas de abanico como las de la quire. pasillos, y tienen los mismos brazos, & ampc., que la bóveda de la nave, con la que son contemporáneos. El extremo oeste de la nave está ocupado en casi toda su altura y anchura por una gran ventana de quince luces, flanqueada por ángulos inclinados que contienen puertas a las torretas de la escalera en el interior. La ventana está llena en su mayor parte con figuras inventadas de vidrio antiguo, fragmentos del vidriado original recogidos con celo equivocado de todas las partes de la capilla en 1767. Aunque el efecto general no es desagradable, las figuras han sido muy restauradas. como desprovisto de cualquier interés anticuario. Al sacarlos de sus lugares originales, se ha destruido toda esperanza de recuperar el esquema de acristalamiento original, incluso de los fragmentos.

El tramo más occidental de la nave es más estrecho que los demás y está flanqueado por capillas poligonales que se abren desde los pasillos. La capilla sur es aquella en la que Sir Reynald Bray por su voluntad deseaba ser enterrado, pero sus ornamentos no incluyen nada alusivo a él, y la capilla está ocupada en gran parte por la tumba de mármol con efigies de alabastro de Sir Charles Herbert, KG, Lord Herbert de Gower (luego conde de Worcester) y Elizabeth su esposa. La capilla, que fue dedicada en honor a Nuestra Señora, fue asignada a Lord Herbert por el decano y el capítulo en 1506, y a él se debe el gran nicho al norte del lugar del altar y las rejas o pantallas de bronce que incluyen la capilla y rodean la tumba. La efigie de Lord Herbert lo representa con la cabeza descubierta y con armadura, con la liga alrededor de su pierna izquierda y alrededor de él el manto y el collar de la orden. Lady Herbert aparece con el cabello suelto y rodeado por un filete. En la pared de la capilla hay una inscripción larga que registra su desfiguración durante la 'Gran Rebelión' y su restauración por Enrique Duque de Beaufort en 1699. También se colocó un enorme monumento a este duque en la capilla, pero se llevó a Badminton, en cuenta de su tamaño, en 1874.

La capilla norte correspondiente es la de Salutation, y en ella se fundó una capilla en 1493-1493 por Thomas Passhe y William Hermer, anteriormente canónigos, y John Plummer, en algún momento virger. Otra capilla fue fundada en el mismo altar en 1507 por Dean Christopher Urswick, quien encerró la capilla con la pantalla y la rejilla ahora en el pasillo sur del quire. Fueron retirados de allí en 1824 para dar paso al conocido monumento de mármol de Wyatt de la princesa Charlotte Augusta de Gales y su hijo nacido muerto en 1817. La capilla ahora está rodeada por una baranda moderna insignificante. Afuera se encuentra la estatua de mármol del esposo de la princesa, el príncipe Leopoldo Jorge Federico de Sajonia-Coburgo-Saalfeld, luego rey de los belgas, erigida aquí por la reina Victoria en 1879. Más al oeste, en el mismo pasillo, se encuentra el monumento mural, con el busto de un ciego dentro de una corona de amapolas, de Jorge V, el rey ciego de Hannover, que murió en 1878.

En el extremo oeste del pasillo sur se encuentra una elaborada fuente de alabastro, diseñada por el Sr. JL Pearson y entregada en memoria del Rev. F. Anson, durante cuarenta años canónigo, en 1888. Muy cerca, bajo el sexto arco de la arcada principal, es una tumba de alabastro alto con efigie de mármol de Edward Duke de Kent y Strathern, quien murió en 1820.

El púlpito, que se encuentra en la nave, fue diseñado por el Sr. A. Y. Nutt y es de fecha bastante reciente.

Cerca de la puerta sur hay una caja de hierro notable para las ofrendas. Consiste en un cuerpo octogonal de 17 pulgadas de alto y 13½ pulgadas de ancho, apoyado sobre cuatro pilares redondos, con capiteles y bases hexagonales, colocados en un bloque de mármol Purbeck. A cada lado hay un dosel crocketed que brota de contrafuertes en los ángulos y remata una letra lombarda. B. En la parte superior hay cuatro ranuras para ofrendas con tapas deslizantes, alternadas con otros tantos castillos, también perforadas para monedas, dispuestas alrededor de un castillo mucho más grande con un techo abovedado rodeado por una corona (rota), igualmente amueblada con ranuras para monedas. Este objeto único tiene 3 pies y 10½ pulgadas de alto, y aparentemente fue hecho para recibir las ofrendas en la tumba del rey Enrique VI. Sin duda, es el mismo artesano que diseñó las magníficas puertas de hierro de la capilla de Eduardo IV. Antes de salir de la nave conviene llamar la atención sobre los pequeños 'rebuznos' o frenos de cáñamo de hierro, la insignia de Sir Reynald Bray, con la que se empolva la cara interior de la puerta sur, y las preciosas placas de cerradura de las distintas puertas y portones. dentro de la capilla en general. El suelo de toda la capilla, excepto el pavimento de mármol blanco y negro del siglo XVII en el quire, se volvió a colocar a finales del siglo XVIII. Afortunadamente, la capilla contiene pequeños cristales pintados modernos. El de Willement en los pasillos del quire, insertado en varias ocasiones entre 1845 y 1854, es interesante por su fecha, pero consiste en meras imágenes de colores translúcidos. El vidrio heráldico en las ventanas de la historia clara es de carácter más sensible.

Debido a la considerable elevación del terreno de oeste a este, la parte occidental de la capilla de San Jorge está construida sobre un sótano. Consiste en una cámara poligonal debajo de cada una de las capillas occidentales, conectada por un túnel con bóveda de cañón. Las cámaras eran salas de estar bien iluminadas, con puertas desde el exterior y amuebladas con nichos y chimeneas. El del norte todavía es fácil de examinar, a pesar de que se ha convertido en una sala de fundición de plomo para los fontaneros, pero el del sur está casi lleno por los fuelles del órgano. Ninguna cámara tiene comunicación directa con la capilla, aunque la del norte tiene una escalera que conduce hacia la puerta norte, pero ambas probablemente fueron construidas como moradas de los sacerdotes de la capilla o de los secretarios de la capilla. El frente occidental de la capilla tiene la gran ventana flanqueada por elevadas torretas de escaleras, y hasta la gran entrada hay un tramo ascendente de escalones de piedra de fecha moderna.

La antigua entrada en el deambulatorio de la capilla de San Jorge ahora se abre a un pasaje de 11½ pies de ancho desde la sala inferior hasta los claustros, & ampc. Esta fue originalmente la ante-capilla de la capilla de Enrique III, y aún conserva su entrada norte, pero el resto del pasaje, incluida su bóveda de paneles (nota al pie).40) y portada sur, pertenece a la Capilla de la Señora de Enrique VII. Esta se construyó dentro de la capilla más antigua, cuyo muro norte se ha conservado a una altura suficiente para que los nuevos contrafuertes se apoyen sobre él sin entrometerse en el claustro, pero el muro sur ha desaparecido. Por lo tanto, el nuevo edificio tiene solo 28 pies de ancho en comparación con los 36 pies de su predecesor. Además, debido a que el frontón occidental de la capilla de la Dama se está construyendo sobre la línea de la antigua pantalla entre la capilla y la ante-capilla, su longitud es de solo 71 pies en lugar de los posibles 83 pies (con su ante-capilla) de la capilla de San Eduardo y San Jorge. La capilla Lady ahora forma la capilla Albert Memorial, y tiene cinco tramos de largo, con un ábside de tres lados hacia el este. Se ingresa por una puerta de estilo Tudor desde el pasaje, que le sirve de vestíbulo. El piso y los escalones son de mármol y mosaico, y a lo largo de las paredes laterales hay un banco de mármol. Las paredes están paneladas hasta las ventanas con mármoles de varios colores en los que se colocan grandes cuadros en tarsia de escenas de la historia del Antiguo Testamento con figuras intermedias de las Virtudes. Esta decoración se continúa en el ábside con imágenes de la Pasión de nuestro Señor. El altar tiene una losa de mármol verde, y se encuentra ante un retablo con una representación de la Resurrección en mármol blanco. Las ventanas tienen cuatro luces y un espejo de popa, pero la ventana oeste tiene doce luces, ahora cerradas con cuadros de mosaicos de personas notables relacionadas o benefactores del Colegio de Windsor. Las otras ventanas contienen vidrieras modernas de Clayton & amp Bell. La bóveda está enriquecida con mosaico de Salviati. En la pared norte hay una puerta de estilo Tudor que comunica por un pasaje de pared con la antigua sacristía, ahora parte del Decanato. Delante del altar se encuentra el cenotafio del Príncipe Consorte, una elaborada tumba de mármol coronada por una efigie yacente de mármol blanco con armadura estriada. El centro de la capilla está ocupado por el monumento más magnífico pero inacabado, de Alfred Gilbert, de S.A.R. el duque de Clarence y Avondale, que murió en 1892. El sarcófago que contiene su cuerpo es de ónix mexicano y está coronado por una efigie yacente del príncipe muerto en bronce. La tumba está rodeada por una espléndida pantalla de bronce con estatuillas de santos. Más al oeste hay una tercera tumba, en mármol blanco, con efigie de S.A.R. el duque de Albany (ob. 1884).

El mosaico de mármol de la capilla fue ejecutado por M. Jules C. Destreez a partir de los diseños del Barón H. de Triqueti, y la restauración general se llevó a cabo bajo la dirección del Sr. (luego Sir) G. G. Scott.

Externamente, la capilla está dividida en bahías por contrafuertes que se proyectan audazmente con las armas y las insignias de Enrique VII, y se levantan como pedestales destinados a imágenes de las bestias del rey. Debajo de las ventanas del sur hay más insignias y sobre ellas un parapeto abierto con trazado, pero hacia el norte el parapeto es llano y combatido. Ambos parapetos se renovaron en piedra de Portland en 1800-1.

El pasaje entre las dos capillas se abre directamente al claustro Inferior o del Decano. Esto es aproximadamente 67½ pies de norte a sur y 75 pies de este a oeste, con callejones cubiertos en los cuatro lados alrededor de la parcela de césped en el medio. Los callejones varían en ancho, el este y el oeste son de 12 pies a 13 pies y los otros 11½ pies. El muro sur formaba un lado de la capilla de Enrique III, y tiene una arcada de uno estrecho y cuatro arcos más anchos con parte de una quinta, de pie sobre un banco de piedra. Los arcos son de dos órdenes, sostenidos por fustes con capiteles tallados de tallo rígido, los fustes principales son de mármol de Purbeck. El arco incompleto hacia el este muestra que el claustro del siglo XIII era algo más largo que el actual, tiene en su interior una puerta de estilo Tudor bloqueada con el antiguo pasaje de la sacristía en su interior. El muro oeste también data de c. 1240, si no es antes, y tiene a lo largo un banco de piedra. En su extremo sur hay una entrada de la capilla de San Jorge, hecha probablemente en 1482–3, y junto a ella una entrada moderna a la sacristía, & ampc. Esto se copia de una puerta Tudor original más al norte, ahora convertida en una ventana, que antes se abría a una escalera de pared a la erary o al tesoro. En el extremo norte del muro hay una puerta ancha de una fecha c. 1351-2 en el porche debajo de la erary. El callejón norte tiene un banco de piedra como los callejones sur y oeste, construido contra un muro que formaba parte del cámara Enrique III ordenó su construcción en 1240. Los contrafuertes originales han sido cortados, pero queda una de las ventanas, un lazo liso de cabeza cuadrada rejilla con hierro. En el centro del muro hay una entrada del siglo XIV insertada en el claustro de los Canónigos. El muro este del claustro es todo del siglo XIV y no tiene banco a lo largo. En su mitad norte se encuentran varias aberturas interesantes. Incluyen (1) una entrada ancha al Decanato y un grupo que consta de (2) una entrada que antes era una ventana, (3) otra entrada y (4) una ventana trazada. Dean Wellesley insertó la ventana moderna en el extremo sur. Los callejones del claustro están pavimentados con piedra, con trozos ocasionales de antiguas losas monumentales. Las paredes fueron revestidas hasta finales del siglo XVIII. El callejón sur está cubierto por un techo adosado y los otros callejones con techos modernos planos.

El muro que rodea la parcela de césped debería datar de 1352, pero ha sido tan a menudo "restaurado" que, excepto en los ángulos, es prácticamente nuevo. Los pilares de las esquinas tienen en cada cara un nicho con dosel para una imagen, flanqueado por fustes de mármol Purbeck. A cada lado hay cuatro ventanas de cuatro luces cinquefoilizadas. Los arcos envolventes se colocan en aberturas cuadradas con cuadrifolios perforados en las enjutas. En el lado de la garth, las divisiones están marcadas por delgados contrafuertes que una vez llevaron pináculos, pero ahora faltan. Los contrafuertes del lado oeste se reconstruyeron a mayor escala en 1852, cuando Scott añadió la sala capitular de arriba. Esta habitación es un apartamento pretencioso y elaborado con paneles iluminado por pares de ventanas góticas, pero sin ningún interés. Contiguo al norte se encuentra el despacho del cabildo, obra, al parecer, de finales del siglo XV, que aún conserva un techo artesonado de madera con protuberancias esculpidas y una de las ventanas de la antigua biblioteca, de la que formaba parte. A ambas habitaciones se accede desde el claustro por una escalera en el espesor del muro oeste. El callejón norte está parcialmente cubierto por una sala del siglo XVI con ventana de mirador, toda de madera con piquetes de ladrillo, perteneciente a una de las casas del claustro de los Canónigos; sin embargo, ha sido muy modernizada. Los callejones sur y oeste estaban anteriormente coronados por la biblioteca, que se colocó aquí en 1483-4; sin embargo, tenía una temperatura restringida. James I al lado occidental, y finalmente se trasladó a la antigua sala de los vicarios, donde todavía está.

El lado este del claustro está ahora cubierto por una serie de edificios que contienen los apartamentos principales del decanato. Estos incluyen no solo las habitaciones que reemplazan el alojamiento original del alcaide, sino, en la planta baja, la sacristía y la sala capitular anexas en el siglo XIV a la capilla de San Eduardo y San Jorge. La sacristía fue construida en 1350 en el lugar habitual al norte del altar mayor, y mide 21½ pies de largo y 12½ pies de ancho. Las paredes ahora están cubiertas con un revestimiento de madera, pero el desagüe del altar permanece detrás. También queda el arco de la ventana este, pero ha perdido su tracería. La habitación está cubierta por su bóveda de lierne original con llaves talladas, que linda hacia el oeste con un fuerte arco transversal, aproximadamente 2½ pies por delante de la pared del fondo. El hueco así formado contiene una chimenea y una ventana modernas, y una antigua entrada a un pasaje que se comunica con la capilla Albert Memorial. Junto a la sacristía se encuentra la antigua sala capitular de 1350-2, ahora el comedor del decano. Este mide 22½ pies por 30½ pies, y tiene al este las dos aberturas de ventana originales, pero estas han perdido su tracería. Las paredes están revestidas hasta la altura de una silla y la habitación está cubierta, como siempre, por un techo plano. Al norte de la habitación hay un pasaje por el que se ingresa. Este era originalmente más ancho y formaba un vestíbulo a la sala capitular, teniendo en su extremo oeste la gran entrada y las ventanas que lo flanqueaban aún por verse en el claustro. La puerta al norte de estos una vez condujo a la sala del alcaide, & ampc., En el primer piso, pero esta y una extensión posterior de la casa en la zanja del castillo fueron reconstruidas en su forma actual en ladrillo, en lugar de trabajos de entramado de madera, por Dean Urswick. Las ventanas originales del bloque occidental se pueden rastrear a ambos lados, pero con la excepción de algunos restos de techos de yeso moldeado, c. 1587-1587, en el ala este, el edificio no contiene nada de interés. (Nota 41) En el siglo XVII se añadió una extensión desordenada hacia el norte a lo largo de la zanja hasta el muro norte del castillo, y contiene la cocina y las oficinas debajo y una galería revestida en el primer piso.

La portada del siglo XIV en el callejón norte del claustro desemboca en un cuadrilátero irregular, (nota 42) alrededor del cual se construyeron las casas de los canónigos y sus vicarios entre 1352 y 1355. Estas ocupan el solar de la cámara de Enrique III, que se quemó parcialmente en 1296 y se retiró más tarde para dejar espacio para ellos. Llenan todo el espacio entre el claustro del Rey y la muralla del castillo, y se extienden hacia el oeste desde la antigua zanja hasta el extremo norte de la sala inferior. Se incorporan tres de las primeras torres a lo largo de la muralla del castillo. Las casas originales de construcción con entramado de madera aún permanecen a lo largo de tres lados del patio, y son de dos pisos, el superior se adelanta frente al inferior sobre una galería abierta o deambulatorio que se extiende alrededor del cuadrilátero. El arreglo original consistía en trece conjuntos de cámaras para los vicarios en la planta baja y el mismo número arriba para los canónigos, pero los cambios inevitables durante seis siglos y medio han oscurecido las antiguas divisiones, y las casas ahora forman diez viviendas separadas para los cánones y cánones menores. Las casas también se han alterado mucho externamente por adiciones a su altura y la construcción de nuevas chimeneas, & ampc. sin embargo, forman todavía un rincón muy pintoresco del castillo. El garth está dividido en dos partes desiguales por un pentise transversal. (nota 43) desde el pasaje de entrada a la torre de enfrente, a través de la cual hay un moderno camino de bajada, que continúa hacia afuera por los 'cien escalones'. El extremo oeste del cuadrilátero ha sido reconstruido y ahora está cerrado por una sustancial casa de ladrillo rojo de tres pisos de finales del siglo XVII, que forma dos viviendas.

La puerta en la esquina noroeste del claustro del Decano se abre a un pasaje que va hacia el oeste. Esto forma uno de los extremos de un hermoso porche, que mide 23 pies por 11½ pies, construido, con 'la Tresorie' encima, en 1353-1353-4. Tiene dos tramos de largo y paredes con paneles y una bóveda de piedra con paneles elaborados. La entrada principal está en el extremo sur y ahora solo se puede ver desde la sacristía. El tesoro de arriba, ahora llamado erary, por corrupción de su antiguo nombre de erarium, tiene piso de baldosas, una bóveda de piedra con llaves talladas, una chimenea (insertada en 1443-144) y una ventana de dos luces, custodiada en su interior por una pesada rejilla de hierro agregada en 1496-1496. Se accede por una escalera desde el claustro, y en ella se guardan los munimentos del decano y el capítulo. El lado oeste del porche y erary antes estaba cubierto por la sala capitular de los canónigos. (nota 44) Esto fue reconstruido hacia 1477, pero finalmente se convirtió en una casa de vivienda e innecesariamente destruida en 1859.

El amplio espacio al norte de la capilla de San Jorge estaba, y todavía está, lleno de una variedad de edificios. Su mitad oriental solía estar ocupada por un patio amurallado, teniendo al este la casona que forma el final del claustro de los Canónigos, al norte otra buena casa, también de ladrillo, del siglo XVII, que aún se conserva. y al oeste por Denton's Commons. La casa al norte tiene su frente dividido por pilastras jónicas en cuatro tramos y en tres etapas por sendas hileras de cuerdas, pero la simple dignidad de la obra original, que quizás fue diseñada por Wren, se ve empañada por las ventanas modernas. El muro que rodeaba el patio antes de la casa fue derribado en 1843.

El edificio conocido como Denton's Commons se encontraba en parte en el lugar del gran salón. Esto fue destruido casi por completo por el obispo Beauchamp al limpiar el barrio para la nueva capilla, pero un fragmento aún sobrevive y sus cimientos permanecen. Los muros que quedaron fueron incorporados en 1520 en el nuevo edificio del Maestro James Denton, que consistía en un bloque rectangular de 63½ pies de largo y 15½ pies de ancho, al norte y al sur, y de dos pisos. En la parte superior estaba el salón con su despensa, donde los capellanes y coristas guardaban sus bienes comunes, y en la parte inferior la cocina, manteca, despensa y repostería. El extremo sur del pasillo estaba lleno de una gran ventana cuadrada de cinco luces. La 'cámara del cocinero', una estructura de dos pisos con alojamiento para el cocinero y la cocina baja, se encontraba al noroeste, y al norte, a través de un pasaje estrecho, había un edificio a lo largo de la muralla del castillo, con el almacén debajo y los coristas ' alojamientos arriba. Al este y al oeste del edificio de Denton había patios estrechos. En 1550, esta interesante estructura se convirtió en una casa de vivienda, y así continuó hasta 1859, cuando fue destruida de manera más innecesaria, con la excepción de su extremo norte. La pieza de la chimenea del vestíbulo, que lleva el acertijo de Denton, se salvó gracias a los esfuerzos del señor Cope, el secretario del capítulo, y se insertó en el antiguo salón de los vicarios, ahora la biblioteca del capítulo, donde aún se puede ver.

Castillo de Windsor: el claustro de los canónigos

Cuando se derribó Denton's Commons, se descubrió que la parte inferior de su muro este había formado parte del gran salón y los restos de una entrada rica en temperatura. Enrique III se unió a él. También se descubrieron una ventana y una puerta superior del vestíbulo en su extremo norte, y todavía se puede ver en el fragmento del edificio que ha escapado a la destrucción.

Al oeste del sitio de Denton's Commons, contra el muro del castillo, hay una buena casa de ladrillos rojos de la época de la reina Ana, la residencia de uno de los canónigos. Junto a éste hay un pintoresco edificio con entramado de madera, también a lo largo de la muralla, utilizado hasta hace poco tiempo como alojamiento de los coristas; ahora forma dos viviendas. El frente es bastante moderno y data de 1874, cuando la antigua casa se redujo de tamaño y los restos fueron completamente "restaurados". Los viejos techos y varias chimeneas han sobrevivido a la operación. El edificio parece haber sido erigido a finales del siglo XV para el "maestro de escuela de gramática" y el "maestro de escuela de música".

Los coristas han estado alojados desde 1891 en un edificio debajo del castillo en el norte, erigido en 1802 para la fallida fundación de los Caballeros Navales de Windsor, prevista en 1724 bajo el testamento del Sr. Samuel Travers.

La esquina noroeste de la sala inferior está llena de alojamientos construidos originalmente para el alojamiento de los vicarios. Los trece vicarios ordenados por Eduardo III vivieron por primera vez en las cámaras debajo de los cánones, pero este arreglo no funcionó bien.En 1409, Enrique IV otorgó el lugar llamado Woodhaw, al lado del gran salón, como un sitio para las casas de los vicarios, secretarios y coristas. . Estos parecen haber sido construidos en 1415–16, pero solo permanece el salón (desde 1693 la biblioteca capitular), los otros edificios fueron removidos durante la autorización del obispo Beauchamp para la capilla de San Jorge. La antigua sala se extiende hacia el sur desde la muralla del castillo, sobre la cual se construye su frontón norte, por unos 70 pies (nota 45) y tiene 23 pies de ancho, pero varias restauraciones han dejado poco interés arquitectónico (nota 46). más allá de su techo de poste rey original y la pieza de chimenea de Denton rescatada, su extremo sur es una partición de madera, que data de un acortamiento de la sala para el nuevo trabajo al sur de la misma. Debajo de la sala se encuentra la casa del organista, formada a partir de los sótanos originales. Después de 1550, la sala se convirtió para otros usos.

Los edificios ahora contiguos a la sala consisten en una serie de casas con entramado de madera de dos pisos, construidas alrededor de un patio poligonal y un pentise, que llenan todo el espacio entre la capilla de San Jorge y la muralla del castillo al oeste de la misma. En la imagen de Norden se les llama 'los Kewe', y en la opinión de Hollar 'Casas de los Petty Canons', pero ahora se les conoce como el claustro de Herradura.

Las casas eran veintidós en número, y se construyeron desde 1478 hasta 1481, y originalmente se extendían en el lado norte casi hasta la entrada norte de la capilla, pero este bloque fue destruido por desgracia en 1843. El entramado de madera se rellena con cabeceado de ladrillos, y coronado por una cornisa abovedada con parapeto abierto con trazas, todo de madera. La planta baja está enmascarada por un pentise de madera con techo de cuna cubierto de plomo, con amplias aberturas trazadas sobre una pared baja de ladrillos. Las puertas están todas centradas en cuatro y las ventanas inferiores, en su mayoría de dos niveles de luces no encubiertas, las ventanas superiores son cuadradas y de tres luces. Al claustro se accede por un amplio pasaje desde el sur, pero todas las características arquitectónicas de este son modernas. El piso superior de todas las casas es también más o menos moderno, y las ventanas, la moldura y el parapeto lo son en su totalidad, así como las dos torretas que flanquean el extremo de la biblioteca, y todas las chimeneas, salvo fragmentos ocasionales, muestran que las antiguas líneas han sido seguido. El piso inferior de las casas y el pentise contienen obras más originales. La restauración general se realizó en 1871 bajo Scott. Desde la reducción del establecimiento colegiado en los últimos años, los vicarios se han convertido en canónigos menores y han regresado de nuevo a las casas del claustro de los canónigos, mientras que su antiguo alojamiento ha sido cedido a los escribanos laicos y virger, & ampc.

Un pasaje a través de la sección noroeste del claustro de la Herradura conduce a un patio detrás frente a la gran torre que se destaca de manera tan prominente en el punto más occidental del castillo. Esta torre, que es una de las tres construidas, con los muros de conexión, a lo largo del frente oeste en 1227-1230, fue desde muy temprano conocida como la torre Clewer, y consta de un sótano, un piso principal y un piso superior. El lado plano hacia el patio fue revestido con piedra de fuego en 1863, cuando el contorno de la torre fue cambiado por la adición del actual tejado a dos aguas feo. Debido en parte a la caída del suelo y en parte a la torre que se está construyendo en la zanja normanda, se debe llegar al sótano por unos escalones que conducen a su amplia entrada. Este tiene una cabecera hundida, flanqueada por dos ventanas de cabecera cuadrada, y tiene en su interior más escalones hasta el piso de tierra. El sótano mide 32 pies por 22 ½ pies de ancho, y en planta consta de un octágono cuadrado y medio, cubierto por una simple bóveda de crucería que surge de ménsulas moldeadas. En cada lado de la parte poligonal hay un hueco profundo con un lazo estrecho en la parte posterior. Toda la mampostería es de excelente sillar, y los muros de 13 pies de espesor, excepto hacia el patio, donde el espesor es de solo 5 pies. Al piso principal se accede por escalones desde el patio y se ingresa por una puerta ancha apuntada. Ésta se abre a una elevada cámara revestida de yeso o sillarejo, con revestimientos de piedra de fuego en las ventanas y puertas.El plan es bastante diferente al del sótano, siendo aproximadamente un polígono con tres lados largos y cuatro cortos. Alrededor de la curva exterior están dispuestos seis huecos de ventana amplios y profundos, cada uno con un ancho lazo de cabeza cuadrada en la parte posterior. La esquina noreste está dividida para formar una habitación para el campanero, y tiene en su interior los restos de una hermosa chimenea original con capota, más allá de la cual hay un gran ventanal.

Al piso superior se accede por una enorme escalera de madera y es similar en planta al piso principal. En su pared este hay dos pares de huecos de ventana originales con luces puntiagudas, y entre ellos los restos de una chimenea como la de abajo. Hay otras cuatro ventanas a los lados hacia el campo y en un quinto receso un jardinero.

El interior de la torre está ahora ocupado por un campanario de madera maciza de unos 21 pies cuadrados, sostenido por doce grandes montantes verticales, sobre los cuales está fijada la jaula de la campana. Este se encontraba sobre el techo de la torre y estaba rodeado por un tablero cubierto con láminas de plomo y coronado por una pintoresca cúpula cubierta de plomo. Durante los cambios de 1863 se despojaron de las carpinterías y enclavamientos y se escondieron campanas y cúpulas bajo el nuevo techo a dos aguas, donde aún se pueden ver esperando ser sacadas de nuevo a la luz.

La torre todavía contiene el mismo número de ocho campanas que se trajeron del antiguo campanario en 1478-1478, pero las campanas mismas han pasado por muchas vicisitudes. La gran campana fue refundida en 1598-9 y todo el repique en 1612, pero ahora sólo el cuarto, el sexto y el séptimo son de esa fecha. Llevan las iniciales del fundador, John Wallys de Salisbury. La gran campana se vendió en 1614, para el pago de las deudas de la universidad, pero fue reemplazada en 1623 por una de segunda mano lanzada por Wallys en 1614. Las campanas 2 y 3 fueron nuevamente fundidas en 1650 por W. Whitmore, y los agudos en 1741-2 por Thomas Lester de Londres, quien también reformuló la quinta en 1745. Las inscripciones y los diámetros de las campanas son los siguientes (nota 47):

Diam.
1. Thomas Lester de Londres me hizo el 20 de febrero de 1741. 31½ pulg.
2. incipe dvlce ceqvar 1650 w whitmore me hizo 32 pulg.
3. 1650 W W 34½ pulg.
4. Venite Exvltemvs I W 1612 36½ pulg.
5. En Honore S. Georgii Martiris et S. Edwardi Regis et Confessoris A.D. 1898 41½ pulg.
6. Vox Dei Gloriosa Est I W 1615 44 pulg.
7. Nos Avribvs Nobis Vos Cordievs Deo Sonate I W 1612 48 pulg.
8. abrasar al señor con fere I W 1614 52 pulg.

Hasta 1863, el campanario le había colocado una hermosa caja de reloj con esfera de cobre, fechada en 1756, que contenía un reloj comprado a John Davis de Windsor en 1689. El reloj se ha conservado y tiene en conexión con él una campana que toca el vieja melodía del salmo 'St. David 'cada tres horas.

El piso principal de la torre Clewer tiene un portal en el sur que comunica con una cámara mural, a través del piso del cual ahora se puede acceder a un pasaje posterior y un puerto de salida, construido en el espesor del muro cortina de su edificio. El pasaje tiene 6 pies de ancho y está lleno con un tramo descendente de cuarenta escalones de yeso y piedra, cubierto por una bóveda de cañón inclinada de bloques de yeso, enlucida. Los lados de la escalera son de bloques de tiza curvada. Al pie de la escalera, el pasaje gira en ángulo recto y continúa hacia la zanja, pero su extremo inferior y la abertura están bloqueados.

La siguiente torre hacia el sur se conoce como torre de la Jarretera y es de planta semicircular. Hasta 1860, cuando fue "restaurado" por Salvin, era un caparazón sin techo con el lado plano completamente roto. Ahora se ingresa al sótano por un amplio arco deprimido en el estilo del siglo XIII, y contiene tres huecos profundos puntiagudos con bucles que dan a la zanja, y otro hueco en el sur. El techo es una moderna bóveda de ladrillos. Al piso principal se accede por una moderna escalera exterior y también tiene tres viejos huecos en forma de bucle hacia el oeste, pero las características restantes son de Salvin. La torre ahora se usa como lugar de cocina para el guardia.

Contra el muro, entre la torre de Garter y la del sur, se encontraba el bloque de cámaras conocido como Crane's Buildings, erigido en 1657 como alojamiento para cinco Caballeros Pobres más. Era una estructura sencilla y sin pretensiones con un frontón en el medio y una hilera de jardines en el frente. Como edificio inofensivo erigido durante la Commonwealth, era de interés arquitectónico, pero esto no lo salvó de ser destruido en 1863, para dar paso a la fea casa de guardia de Salvin, que se encuentra en su sitio. Consta de una gran sala con techo abovedado de piedra y una división menor en el extremo sur abierta al pabellón.

La tercera de las torres del frente oeste se llama la torre del Canciller o Salisbury, del obispo de Salisbury, que en la antigüedad fue canciller de la orden de la Jarretera. Es de planta casi circular, con un lado plano hacia el patio interior, y ahora se utiliza como residencia de uno de los Caballeros Militares. Fue remodelado y el piso principal alterado por Blore, quien reconstruyó el piso superior, pero el sótano conserva sus huecos de ventana originales, así como la entrada bloqueada con sus aberturas flanqueantes desde el patio.

Desde la gran casa de la entrada se extiende hacia el este a lo largo de la muralla del castillo una gran variedad de alojamientos para los Caballeros Militares. Consiste en una serie de siete casas con fachada de sillar de dos pisos hacia el oeste, una torre cuadrada en el medio construida con piedra de brezo curvada, que es la residencia del gobernador de los caballeros, y una serie adicional de seis casas hacia el este. . Estos últimos datan de 1359-1360 y también están construidos con piedra de brezo, pero fueron alterados a su forma actual en 1557-158, cuando también se construyó la gama occidental de casas. La torre es el antiguo campanario de 1359-1360 y contuvo las campanas de la capilla hasta su traslado a la torre Clewer en o alrededor de 1478. La única casa al oeste de la torre (las otras están dispuestas en pares) tiene adosados ​​los restos de la torre. Bastión del siglo XIII que aquí se proyecta desde la muralla del castillo y que anteriormente contenía un salón común, una cocina y una despensa para el uso de los Caballeros Pobres. Sir Jeffrey Wyatville lo reconstruyó casi por completo y ahora forma la residencia de uno de los funcionarios del castillo. Cada casa tiene en la planta baja una entrada de cuatro luces y una ventana de dos luces, y en el primer piso otra ventana de dos luces y una de un par de luces unidas sobre las puertas acopladas. La torre tiene tres pisos de altura y está flanqueada en las esquinas por contrafuertes. Sobre la ventana principal del primer piso hay un panel tallado con las insignias armaduras de la reina María y su consorte española, una versión moderna de un panel similar insertado en 1558. Los alojamientos de los Caballeros Militares tienen una hilera de jardines en el frente, cercados por modernos muros de piedra, y pararse sobre una terraza elevada por encima del nivel de la sala. Toda la gama se sometió a una restauración muy completa en 1840-1850.

Externamente, los alojamientos inferiores también tienen un revestimiento mariano de piedra arenisca, ahora perforada, donde antes no había ninguna, con varias ventanas del siglo XIX. En el piso del sótano se trata de bucles de cabeza cuadrada, en el piso principal luces con trébol y en el piso superior luces puntiagudas o con trébol. El parapeto combatido y las chimeneas son igualmente nuevos. La torre redonda del siglo XIII se ha reducido durante mucho tiempo a su altura actual y tiene una carcasa moderna de piedra de brezo perforada con tres niveles de ventanas de Wyatville. Afortunadamente, el antiguo campanario ha conservado su exterior original, excepto que se han insertado tres hileras de ventanas modernas. El alto muro de piedra de brezo al este del campanario, contra el cual se encuentran los alojamientos superiores, posiblemente sea temp. Enrique II, pero ahora exhibe cuatro filas de ventanas modernas similares a las de los alojamientos inferiores.

El exterior de la cara norte del pabellón inferior suele estar tan oculto por los árboles que imprudentemente se han dejado en el lado de la colina del castillo que no siempre es fácil ver sus características arquitectónicas. Todas las secciones del muro al oeste de la torre Winchester, entre las tres torres sucesivas, así como las torres mismas, fueron completamente `` góticas '' y en su mayor parte reformadas a mediados del siglo pasado, y casi todos los rastros de su El origen normando y la historia posterior se borraron. Casi todas las ventanas también son modernas. Desde la torre del Medio salen los llamados Cien Pasos hasta la puerta de entrada de Wyatville en Thames Street, su número real es, sin embargo, 134. Desde la tercera torre hasta la torre Clewer, el muro, aunque irregular en partes y muy parcheado, es antiguo. El frente norte de la vieja casa de ladrillos al lado de la tercera torre se encuentra sobre él, y tiene hileras alternas de ladrillo y piedra con trabajo de sílex, pero sus ventanas originales del siglo XVII ahora están siendo 'restauradas'. Las dos casas del oeste han sido "góticas". Debajo de la parte este del hastial de la biblioteca capitular hay un saliente construido de cuatro etapas, con cuñas de piedra de Portland, que evidentemente formaba parte de algún edificio más antiguo. La torre Clewer tiene un pedestal audaz, pero fue levantada en 1863 y revestida por completo con piedra de brezo curvada mecánicamente, también tiene un nuevo parapeto, desde el interior del cual se eleva el techo semicónico de Salvin. La torre de Garter ha sido reformada como la torre Clewer, pero afortunadamente está rematada solo con un parapeto combatido. La torre de Salisbury, como ya se señaló, fue reformada por Blore. Las longitudes de las murallas entre las tres torres son todas del siglo XIII y de piedra de brezo con hiladas de sillería de piedra blanca. Las ventanas son todas recientes, excepto un pequeño bucle que ilumina las escaleras del puerto de salida. La parte superior del muro desde la Torre de Salisbury hasta la puerta de entrada es de Wyatville, pero la parte inferior es antigua y pertenece a las defensas añadidas por Enrique III.

Castillo de Windsor: Muro Oeste, que muestra las torres de Clewer y Garter

El lado oeste del castillo es ahora la única sección que tiene algún rastro de la antigua zanja exterior que lamentablemente ha sido invadida para ensanchar la calle. Permite, sin embargo, hacerse una idea de la pérdida de dignidad que ha sufrido el castillo a lo largo de los lados sur y este por el relleno de esta antigua defensa.

La cabecera del pabellón inferior estaba antiguamente atravesada por una zanja con un puente que la cruzaba, defendida por una torre en el lado superior u oriental. La zanja se ha llenado casi por completo, pero parte de su mitad norte ahora está representada por el jardín del Decanato y los edificios posteriores del Decanato se encuentran en él. Detrás de ellos también existe un buen tramo de la antigua muralla que una vez formó el límite occidental del pabellón central. La puerta-torre que defendía la entrada fue derribada en 1671, y ahora se accede a la sala central por una amplia abertura en un muro moderno construido por Wyatville sobre la línea del antiguo muro.

La alta torre que se encuentra en el extremo sur de la zanja transversal fue construida probablemente en 1223-126, y se puede permitir que se la llame Enrique III. La parte principal es casi circular, pero su mitad oriental es rectangular y contiene la escalera. (Nota 48) Tiene tres pisos de altura y está construido con escombros revestidos con piedra de brezo, pero todos los aderezos son modernos y no hay elementos antiguos en su interior. El frente norte es de interés porque contiene los únicos dos ejemplos completos que quedan del tipo peculiar de ventana usada temp. Carlos II por Hugh May en todas las partes del castillo tratadas por él. Son aberturas altas de cabeza redonda con un travesaño con balaustrada. Las otras ventanas de la torre son casi todas inserciones de Wyatt c. 1800. La cara exterior tiene un alto pedestal y restos de bucles originales ahora representados por amplias aberturas modernas. La cara este de la torre está parcialmente enmascarada por un bloque de oficinas que se extiende hacia el sur, erigido por Wyatville en el sitio de un edificio más antiguo. Más hacia el este se encontraba una serie dispersa de pequeñas casas, aparentemente de principios del siglo XVIII, conocidas como las oficinas de Black Rod, (nota 49), pero todas fueron barridas por Wyatville, junto con el antiguo muro curvo que encerrado el lado sur de la muralla media. En su lugar, Sir Jeffrey construyó el muro actual en una línea totalmente diferente. Comienza en la esquina de su bloque de oficinas y consta de tres tramos rectos divididos por pequeños torreones cuadrados. La parte inferior está maltrecha externamente y perforada con flechas, y la parte superior forma un camino de terraplén con parapeto batido. Al final del tercer tramo, el muro se detiene abruptamente contra un alto arco apuntado, llamado Barbacana, que se coloca en ángulo recto con él, desde el otro lado del cual el muro continúa hacia el este. El espacio dentro del arco forma un pequeño patio antes de otra creación de Wyatville, la pretenciosa entrada al pabellón superior llamado St. George's gateway. Esta es una farsa tan atroz como la barbacana y consiste en un pasaje abovedado con ranuras de rastrillo falsas. El muro en el que se asienta es antiguo y lleva una galería escalonada, construida por Wyatville para conectar su gran corredor con la Torre Redonda.

La esquina noroeste de la sala central estuvo abierta hasta aproximadamente 1680, cuando se construyó una gran caseta de vigilancia junto a la antigua muralla detrás del decanato. Era de ladrillo, con un alto techo de tejas con buhardillas y un pórtico de piedra o pórtico con pilares con escalones en su extremo sur. Entre ella y la torre Winchester había un edificio más bajo, al principio una cantina, pero más tarde una taberna. Wyatville arrasó con ambos edificios y erigió en su sitio un edificio igualmente grande pero mucho menos pintoresco de tres pisos revestido de piedra, que ahora se utiliza como almacenes superiores del señor chambelán. En la esquina noroeste de la sala se encuentra la alta torre Winchester de cuatro pisos. Es de planta casi cuadrada y probablemente de origen normando, pero fue elevado y ampliado y modificado cuando William de Wykeham se convirtió por primera vez en secretario de obras. Parece que también vivió en él, de ahí su antiguo nombre de 'Wichamtour'. También fue la residencia de Sir Jeffrey Wyatville, responsable de las ventanas orientables y otras características y adiciones modernas. La muralla del castillo que va hacia el este desde la torre Winchester es en parte antigua y probablemente del siglo XIV, pero ha sido bastante remendada y renovada. Está perforado en un lugar por un arco de carro moderno, y colinda hacia el este con una pequeña torre cuadrada que se proyecta hacia el norte. Esta torre Revista, como se le llama, es un edificio bajo de dos pisos del siglo XIV con salas de estar y jardineras en cada piso que en la planta baja tiene una buena chimenea. Desde la torre de la Revista hasta la puerta de entrada interior se extiende una longitud casi recta de la muralla del castillo, construida con piedra de brezo curvada y aparentemente del siglo XII. Tiene un buen parapeto de piedra isabelino construido en lugar de unos ruinosos ladrillos. El pabellón central es en realidad un esbelto patio semicircular que rodea y forma la contraescarpa del foso del monte de la Gran torre, pero el foso está delimitado en el lado del pabellón por una pared vertical que se eleva desde su margen exterior. El fondo plano se presenta como un jardín de rocas y agua y la pendiente del monte oscurecida por senderos y arbustos. La mayor parte del monte y su foso están en realidad dentro del pabellón central, pero solo se puede llegar a la Gran torre desde el pabellón interior. Se ingresa por una puerta de entrada de dos pisos al norte del monte, mal llamada la puerta normanda. Sin embargo, es realmente una obra del siglo XIV, y un buen ejemplo, aunque muy restaurado, de su fecha. Consiste en un estrecho pasaje o portal-vestíbulo, abovedado en piedra, flanqueado por dos grandes torres de tambores con pequeñas cámaras detrás y un tornillo de banco al piso superior. El arco exterior fue defendido por un rastrillo, que permanece en parte, con una puerta doble detrás, y tiene tres agujeros en la corona del arco para arrojar armas sobre un grupo atacante. Las ventanas de arriba se han modernizado y los matacanes de arriba, como también los parapetos de las torres, son adiciones de Wyatville. Las ventanas de la torre también son suyas. En el lado interior hay dos ventanas originales de dos luces sobre el arco, pero las obras superiores son todas bastante recientes. Las plantas bajas de ambas torres son de planta hexagonal y están abovedadas en piedra, y las habitaciones de atrás en el norte formaron una vez la cabaña del portero. El tornillo de banco del lado sur asciende al primer piso y sube hasta el techo. El primer piso constaba originalmente de tres habitaciones intercomunicadas, una en cada torre y una tercera sobre el vestíbulo de entrada. La cámara norte fue tapiada y absorbida por la nueva galería de la reina Isabel, y la gran sala está invadida por la chimenea de la galería. Aún conserva, sin embargo, una chimenea original con dintel abatido, y tiene en su muro oeste un amplio arco en el que se fija el remanente del rastrillo. Anteriormente estaba suspendido por una cadena que pasaba a través de un agujero cuadrado en la parte superior del arco hasta un molinete en el techo. Detrás del rastrillo hay tres huecos puntiagudos, que tienen en sus pisos los agujeros (bloqueados arriba) que aparecen en el arco de abajo. Estos podrían usarse de manera ofensiva solo cuando se hubiera bajado el rastrillo. El hueco del medio tuvo una vez una abertura cruciforme en la parte posterior, ahora ampliada en una ventana. La habitación de la torre sur es hexagonal como la de abajo y tiene el suelo de baldosas antiguas con figuras. Hacia el sur tiene una ventana antigua con su contraventana y una chimenea original con dintel horizontal, pero las otras ventanas han sido modernizadas. Entre esta sala y el tornillo de banco hay un vestíbulo abovedado.

Castillo de Windsor: la torre Winchester

Castillo de Windsor: la puerta 'Normando'

Adosado a la puerta de entrada en el sureste hay un edificio isabelino de dos pisos, el frente del cual se encuentra sobre un pedestal de fecha anterior. El piso inferior tiene una entrada flanqueada por dos ventanas con travesaños y las tres ventanas superiores de tres luces con un parapeto restaurado. Las habitaciones forman parte de un pequeño bloque en forma de L que en el siglo XVIII se amplió hacia el sur hasta convertirse en una residencia de ladrillo de tres pisos para el ama de llaves del castillo. Wyatville reformuló y gothicizó esto, pero lo amplió en 1866 a su forma actual. Éste y las habitaciones de la puerta de entrada forman ahora una sola residencia.

La característica dominante del Castillo de Windsor es, por supuesto, la Gran torre, la Torre del Homenaje o la Torre Redonda, como se le llama, de su plan. Se encuentra sobre un gran monte artificial de yeso, todavía rodeado en parte por la zanja de la que fue arrojado. Este monte es ahora la única parte visible del castillo del Conquistador que se menciona en el Domesday Survey.

El ascenso a la torre redonda comienza a la derecha del pasaje de la puerta normanda, a través de un porche del siglo XIV con cámaras encima. Los pasos a través de este se continúan hasta una galería con techo inclinado, reconstruida en el siglo XV, hasta una torre del siglo XIV, una vez defendida por un rastrillo que bloquea el ascenso. La escalera pasa a través de este y una extensión detrás, en gran parte reconstruida por Wyatville, y termina en la camisa o galería que rodea la torre redonda. La escalera está comandada por un viejo cañón, que apunta hacia abajo a través de un bucle en la torre redonda, y contiene ochenta y nueve escalones, o noventa y siete con los del porche.

La galería que rodea la base del torreón tiene unos 10 pies de ancho y está rodeada por una pared con troneras ocasionales, en la que se encuentran doce pequeños cañones de bronce que datan de 1794 a 1801.La galería se interrumpe en dos lugares: al noreste por el ascenso desde el pabellón superior, al sur por un porche en la parte superior de los escalones que conducen a la torre de Eduardo III.

La torre Redonda es sólo de planta aproximadamente circular, más en forma de pera que redonda, y su cara sur está considerablemente aplanada. Su diámetro exterior más largo es de 103 pies y el más corto de 94 pies. Externamente está dividido en doce segmentos por anchos contrafuertes de pilastra y horizontalmente en cuatro etapas. El escenario más bajo tiene un pedestal con un cinturón de piedra de brezo atravesado por una serie de ventanas del siglo XIV. La etapa siguiente o principal también se enfrenta a la piedra de brezo, pero sus cursos superiores son modernos. Contiene una serie de grandes ventanas de dos luces insertadas por Wyatville. El piso superior está revestido con piedra de brezo y tiene en la mitad inferior una serie de pequeñas ventanas que iluminan una galería de pared en el interior, y encima de estas una hilera de bucles falsos. El conjunto está coronado por un atrevido parapeto de matacanes, que está interrumpido hacia el noreste por una torreta de escaleras y un asta de bandera que se alza sobre él. La parte inferior de la torre con sus contrafuertes es una obra de finales del siglo XII, pero toda la parte superior de la mitad de la historia principal es de Wyatville. La entrada principal también es la de Wyatville, y conduce a través de su torreta de escalera de ladrillo a un edificio de madera de dos pisos que casi llena la parte inferior de la torre. Originalmente, se dispuso en torno a un patio abierto, y se remata con una cornisa abovedada profunda y un techo de plomo inclinado. Gran parte de la construcción está oculta por paneles posteriores, pero la cara interior del edificio parece haber sido formada por una serie de aberturas puntiagudas enmarcadas entre montantes macizos. En algunas de las habitaciones inferiores, las vigas transversales tienen tirantes curvos y postes de soporte a mitad de camino. En el piso superior, la mayoría de las habitaciones, más altas que las de abajo, tienen una cornisa moldeada profunda hacia el patio. Cuando Wyatville levantó la torre, la antigua muralla se engrosó internamente, por lo que las proporciones originales de las habitaciones han sido destruidas. Las del piso inferior están iluminadas por las ventanas eduardianas y las del piso superior por otras nuevas. Las antiguas escaleras también han dado paso a una única en el lado sur. Esto conduce a una galería con esquinas redondeadas construida por Wyatville alrededor del antiguo patio, que por lo tanto ha sido muy reducido en tamaño, también ha sido invadida por una galería transversal y por la escalera entrometida al actual paseo de parapeto. Ambas historias están ahora divididas en varias habitaciones pequeñas, ninguna de las cuales presenta una característica única de interés. El antiguo edificio con estructura de madera es sin duda el construido dentro de la torre para el alojamiento de Eduardo III y la reina Felipe por Guillermo de Wykeham. Algunas otras características, como los paneles internos, datan del reinado de Ana, pero la mano de Wyatville es visible en casi todo lo demás. Dentro de la torre hay un antiguo pozo de 50 metros de profundidad.

Castillo de Windsor: la torre redonda desde el techo de la capilla de San Jorge

Extendiéndose hacia el este desde el lado norte de la puerta normanda se encuentra la galería de dos pisos construida para la reina Isabel. El piso inferior contiene varias oficinas y pasajes y tiene una entrada en el medio coronada por las iniciales ER y la fecha de 1583. Al oeste de ésta hay dos ventanas de cabeza cuadrada con un ventanal de Wyatville en medio, y al este de la entrada una serie de bucles que iluminan los pasajes del interior. El escenario superior tiene tres ventanas orientables de cinco luces, dos de las cuales ahora están tapiadas, y un parapeto combatido arriba. La puerta se abre a un pasaje con escalones que conducen a North Terrace, a través de una abertura hecha por Wyatville. El frente norte tiene al oeste un hueco profundo, un mirador y dos luces en el espejo de popa. El arco de Wyatville está perforado a través de una proyección similar a un porche, y tiene sobre él las iniciales de la reina y la fecha como en el lado sur. El piso superior de la proyección tiene un par de ventanas de cabecera cuadrada y sobre ellas un gran mirador. Más al este hay varias ventanas pequeñas, y en el piso superior varias más y otro mirador. El parapeto es moderno y rompe los orieles.

Las oficinas, & ampc., En la planta baja se han modernizado y carecen de interés. El piso superior o galería propiamente dicha es ahora parte de la biblioteca real y forma una cámara, de 30 metros de largo y 3 metros de ancho, a la que se accede a través de las habitaciones más antiguas del este. Tiene tres huecos rectangulares hacia el norte, correspondientes a los oriels, y un extremo redondeado formado en la torre absorbida de la puerta de entrada interior. Dos de los tres oriels del sur están enmascarados por estanterías. Hacia el extremo oeste del muro sur se encuentra la gran chimenea, con una pieza de chimenea de piedra blanca elaboradamente tallada que se extiende hasta el techo. Está adornado con las insignias de la reina y tiene en la parte superior: 'ÆTA TIS 50 REG NI 25 | ER | A ° D ° 1000 500 83. ' El suelo es de moderno entarimado y las paredes están ocultas por altísimas estanterías. El techo es de yeso moldeado, con paneles elaborados, con los brazos y las insignias de la reina Isabel, pero se levantó y se hizo nuevo en 1832, cuando se insertó el techo en el extremo redondeado.

Castillo de Windsor: la puerta normanda, la galería de la reina Isabel y el edificio de Enrique VII

Lo que queda del edificio de Enrique el Séptimo ha sufrido mucho por la 'restauración', el mirador sobreviviente de una antigua pareja hacia el barrio y la mayor parte de la historia superior es completamente nueva. La cara sur tiene un zócalo alto, sobre el cual, hacia el oeste, se encuentran dos modernas ventanas de cabecera cuadrada con voladizo. Esto se lleva a cabo como una proyección de tres lados con una ventana de cabeza cuadrada en el primer piso y un mirador arriba. El mirador principal tiene en ambos pisos un pedestal liso que se eleva desde el suelo y se divide en tres semiexágonos con una luz de travesaño en cada cara. Entre las dos historias se encuentran las armas reales y las insignias. El lugar del antiguo segundo mirador lo ocupa una repetición de Wyatville del arreglo hacia el oeste. El conjunto está coronado por una cornisa heráldica con un parapeto combatido siguiendo los salientes de los oriels. La cara norte del bloque tiene en el ángulo libre una torre octogonal que forma un mirador de dos pisos con divisiones alternativamente redondas y cuadradas. Otro mirador más al este fue destruido por Wyatt, y el frente ahora contiene tres hileras de ventanas modernas y está rematado con un parapeto de batalla. Dentro del bloque no contiene nada de interés. En la planta baja se encuentran un pasaje y dos salas dedicadas a usos bibliotecarios. El primer piso contenía originalmente dos habitaciones, pero ahora es una y forma parte de la biblioteca. El piso superior contiene salas para visitantes.

Antes de los cambios del siglo XIX, el pabellón superior era un patio oblongo de unos 360 pies. de largo de este a oeste y 250 pies de ancho, al que se accede por una pasarela estrecha desde el espacio dentro de la puerta de entrada interior. Tenía elevadas hileras de cámaras en tres lados y limitaba al oeste con la zanja de la Torre Redonda. Hacia la mitad, en el sitio de la cabeza del conducto de 1555, había un pedestal que llevaba una estatua ecuestre de bronce de Carlos II como emperador romano. Los cambios en cuestión involucraron la construcción de la galería de Wyatville en los lados este y sur y de su porche de la torre en el norte. También llenó la zanja y rodeó la base de la pendiente un camino público, separado del pabellón por un muro bajo, frente al cual instaló la estatua del rey, después de darle un nuevo pedestal de granito y flanquearlo con una fuente. lavabos. La antigua vía de salida del patio hacia el sur estaba cerrada y enmascarada en ambos extremos y un nuevo pasaje hacia el exterior se hizo más al este. La puerta de San Jorge también se construyó en la esquina suroeste.

El lado norte de la sala está ocupado por la gran variedad de edificios que contiene en el piso superior los apartamentos estatales. Hasta mediados del siglo XIX, estos formaban el alojamiento del rey y la reina, pero desde que se proporcionaron más habitaciones privadas en otros lugares, se han abierto al público, excepto cuando se necesitan para el alojamiento de un soberano extranjero. Antes de los mismos cambios, la cordillera del norte consistía en una serie de edificios dispuestos en una sucesión de tres canchas abiertas, Brick Court, Horn Court y Kitchen Court. Sin embargo, estos han sido construidos o cubiertos, y el rango prácticamente forma un bloque compacto con un frente de aproximadamente 330 pies y una anchura máxima de aproximadamente 150 pies. El frente norte tiene más de 400 pies de largo.

El extremo oeste del bloque tiene al norte una esquina del antiguo edificio Star. Esto está enmascarado en su piso más bajo por el porche de Wyatville, y sus pisos superiores han sido "góticos" por Wyatt. El antiguo bloque principal tiene la planta baja parcialmente cubierta en ambos extremos por las adiciones de Wyatville, (nota 50) y las tres ventanas restantes son inserciones de Wyatt. El primer piso tiene siete grandes ventanas 'góticas' y el piso superior una fila como las de la planta baja con un parapeto combatido, todo el trabajo de Wyatt. Proyectando desde el extremo sur está la torre de cuatro pisos que antiguamente se llamaba La Rose, pero ahora, sin razón suficiente, King John's. Consta de una sección cuadrada que contiene un tornillo de banco a los pisos y al techo, sobre la cual aparece como una torre octogonal, y una sección poligonal que forma la esquina de la manzana, con ventanas en todos los lados a cada piso y un parapeto combatido.

Desde la torre del Rey Juan se extiende hacia el este a lo largo del frente sur o principal del bloque, un rango contemporáneo de dos pisos de seis bahías, con ventanas cuadradas al piso del sótano y grandes ventanas puntiagudas en el primer piso, todas inserciones de Wyatt. Detrás del parapeto combatido se ha agregado una historia moderna en el ático. La torre State Entrance, que viene a continuación, fue construida por Wyatville en 1827, frente a la antigua casa de entrada de Eduardo III. La planta baja forma un porche abovedado con amplios arcos en los tres lados. El primer piso tiene una gran ventana de cuatro luces en cada cara, y la casa del reloj, que forma el piso del ático, está iluminada por pequeños bucles. El reloj tiene una esfera en la cara sur y suena con tres campanas lanzadas por Mears de Londres en 1830.

Desde la torre de la entrada estatal hasta la entrada de visitantes, que enmascara la antigua puerta de la cocina, hay otro campo de batalla de dos pisos, de doce bahías, con ventanas como las que se encuentran más al oeste, pero copiadas de la de su tío de Wyatville, quien también se recuperó parcialmente. el rango. La sexta ventana de la planta baja tiene una entrada incorporada en su mitad inferior.

Los viejos edificios que forman el lado este de la sala están en gran medida enmascarados por la galería de Wyatville, & ampc., Pero el piso superior, que es el de Wyatt, se ve detrás y está atravesado por varias ventanas. La parte trasera de la torre Clarence es vieja y también se muestra sobre la galería, pero las ventanas son de Wyatville.

La nueva galería comienza con una casa de entrada simulada construida en la esquina de la sala, que consta de una abertura arqueada debajo con una gran ventana, flanqueada por dos altas torres poligonales de cuatro pisos con un matacán entre ellas. Junto a la puerta de entrada se encuentra la torre de tres pisos de la antigua entrada de visitantes, pero la puerta es ahora una ventana sobre ella, un mirador grande en el primer piso y dos ventanas largas y estrechas arriba. La galería principal está iluminada en la planta baja por ventanas cuadradas de dos luces y en la parte superior por ventanas más altas de dos luces con tracería en la parte superior. En la esquina sureste de la sala, la galería se abre a un gran porche de tres lados, formando la entrada del soberano. Este está flanqueado por torreones octogonales, y tiene en cada cara un amplio arco con un gran ventanal en la parte superior, todo coronado por un parapeto de matacanes con las armas reales al frente y G. R. IIII, 1830. Detrás se eleva la pesada masa de la torre Victoria. La sección sur de la galería continúa las líneas de la sección este, pero las ventanas inferiores son aberturas de cuatro luces en el centro con tracería, y varias tienen puertas a través de la parte inferior. Hacia el oeste, la línea está interrumpida por la puerta de entrada de Jorge IV, con su amplio arco de cuatro centros coronado por las armas reales, & ampc. La galería continúa a través del primer piso de este, pero arriba hay un piso de ático sencillo que lleva el parapeto.

Detrás de la galería se levanta la historia agregada de Wyatt entre las torres Victoria y York y las pesadas cimas de esta última y su nueva compañera la torre Lancaster.

La gran torre de esquina del siglo XIII, ahora llamada de Eduardo III, es de planta cuadrada, con un ábside redondeado en la cara exterior. El frente hacia la sala ha sido prácticamente refaccionado. La planta baja tuvo una vez una entrada a la cámara abovedada en el interior, pero Wyatville la convirtió en una ventana fea y pesada. Los grandes ventanales del primer piso y las luces de los dos pisos superiores son de Wyatt. Los rastros de varias aberturas originales son visibles en la cara oeste, que está en parte enmascarada por los adjuntos a la puerta de entrada de St. George de Wyatville. El apéndice octogonal de la torre fue construido por Wyatville en lugar de uno más antiguo de carácter más simple, y tiene una pequeña ventana en cada cara a los varios pisos en su interior.

Externamente, la antigua zanja a lo largo del frente sur ha sido rellenada y reemplazada por césped y arbustos que se extienden hasta la base de los edificios. El frente redondeado de la torre de Eduardo III aquí muestra el pedestal zócalo de su sótano del siglo XIII y sobre él cuatro hileras de ventanas. La hilera de cuerdas que corta el segundo nivel marca la altura original de la torre, y la hilera de sillar que atraviesa el tercer nivel, una etapa adicional agregada en 1252-3 por encima de esta, es una obra del siglo XIV. El pequeño edificio al este de la torre tiene enfrente un muro de enmascaramiento de Wyatville, y sobre él aparece una proyección que bloquea la antigua salida de la puerta de basura, que contiene una fila de tres ventanas cuadradas y tres aberturas más altas en la parte superior. suelo. La sección estrecha junto a la torre Lancaster tiene una ventana superior del patrón de Wyatt sobre una ventana cuadrada debajo.

Las torres de Lancaster y York, con el arco, & ampc., Entre ellas, forman la nueva puerta de entrada a la sala superior ideada por Wyatville. El arco tiene cuatro centrados y tiene sobre él una fila de tres ventanas en el primer piso y tres luces menores arriba debajo de un parapeto con matacanes. Las torres tienen cinco hileras de ventanas de diferentes tamaños y están coronadas con pesados ​​matacanes. La torre de Lancaster es de Wyatville, pero la torre de York es sustancialmente del siglo XII, ampliada en el XIV y reformada y rematada de nuevo en el XIX. El tramo del edificio desde la torre de York hacia el este es de apariencia uniforme, con tres niveles de ventanas, cuadradas de dos luces al piso principal, del gran patrón puntiagudo de Wyatt al piso principal y luces de cabeza cuadrada al piso del ático. La torre Augusta, que se proyecta a mitad de camino, ha perdido su piso superior y es estructuralmente del siglo XII, al igual que el muro al este, pero la sección al oeste con el alto zócalo es del siglo XIV. La torre fue reformada por Wyatville y tiene ventanas correspondientes a las del este y oeste.

La gran torre cuadrada de Victoria en la esquina sureste del castillo fue construida en mayo de 1677-9 en el sitio de una torre más antigua, probablemente del siglo XII, pero fue muy alterada por Wyatville, a quien se deben todas las ventanas. y el pesado parapeto de matacanes, y un añadido detrás hacia el patio. La torre tiene cuatro niveles de altura hasta el parapeto, pero contiene cinco niveles de ventanas, las del piso principal son altas aberturas de cabeza cuadrada con travesaños y tracería. En las caras este y sur, las ventanas forman pares, pero la más septentrional de las principales ventanas del sur tiene un voladizo a modo de mirador, con un parapeto ornamentado. Desde la torre York se extiende hacia el este a lo largo del frente una terraza elevada.

El frente este del castillo está dividido en tres secciones por torres y atravesado por una doble serie de terrazas, una superior entre las torres y una inferior frente a ellas. Desde la sección media superior hay tramos de escaleras hasta la inferior. La gran torre cuadrada al norte, ahora llamada la torre del Príncipe de Gales, fue reconstruida en mayo de 1679-1680 para que coincida con su otra torre en el extremo sur, pero como si tuviera todas sus características 'góticas' y un mirador más grande en voladizo desde su cara este. De las dos torres menores, la más meridional es estructuralmente del siglo XII. El más septentrional también era normando, pero reconstruido en gran parte en mayo. Bajo Wyatville fueron nombradas respectivamente las torres Clarence y Chester, y recibieron nuevas ventanas con grandes orieles orientados al este. De los rangos de construcción intermedios, el que está entre las torres Victoria y Clarence contiene aparentemente el muro cortina normando con un gran mirador de cabeza cuadrada y otras ventanas insertadas por Wyatville. La siguiente sección parece haber sido reformada en mayo, pero contiene cuatro ventanas más de Wyatville, una de las cuales es un mirador. La historia de la tercera sección es similar, pero el mirador es mucho más grande y se eleva incluso con el parapeto, con un parapeto propio de ricos paneles.

La amplia zanja mostrada en la vista de Hollar como atravesando el frente este del castillo se llenó en 1676 y la actual terraza inferior se formó en su sitio. Tiene 430 pies de largo y colinda en cada extremo con las extensiones hacia el este de las terrazas norte y sur. Estos se prolongan más allá de él y se combinan como cinco lados de un octágono que encierra un jardín italiano. Este recinto y jardín fueron diseñados por Wyatville, quien al mismo tiempo construyó las escaleras descendentes de la terraza y el invernadero debajo de la sección noroeste.

El frente norte del castillo está delimitado al este por la elevada torre octogonal de Brunswick, construida por Wyatville en el sitio de una torre rectangular del siglo XII. Tiene cuatro pisos de altura, cinco hileras de ventanas, que van disminuyendo de tamaño hacia arriba, y un parapeto con matacanes. La esquina entre ella y la torre del Príncipe de Gales está parcialmente llena de un moderno bloque de oficinas. Desde la torre octogonal hasta la torre de Cornualles hacia el oeste hay una galería de dos pisos construida por Wyatville frente a la cocina, que por lo tanto está enmascarada por ella. El piso inferior está iluminado por seis ventanas de cabeza cuadrada con travesaños y paneles debajo, y el piso superior por tantas ventanas similares pero más altas con etiquetas. La torre de Cornualles se encuentra aproximadamente en el sitio de una torre normanda destruida por mayo, y se caracteriza por una enorme ventana de doble travesaño de cinco luces, que casi llena su elevación, y se eleva incluso por encima de la parte superior de los edificios flanqueantes. Debajo hay dos niveles de ventanas menores.

El edificio que continúa desde la torre de Cornualles es uno de los más antiguos del castillo y probablemente estructuralmente del siglo XII. Su base está enmascarada por oficinas modernas, sobre las cuales hay una fila de ventanas Wyatville. Wyatville insertó las ocho grandes ventanas de cabeza cuadrada al piso principal en lugar de las aberturas anteriores en mayo.

El gran bloque saliente que se extiende hasta el edificio de Enrique VII fue una vez el edificio de la Estrella de Mayo, pero ha sido tan alterado que apenas queda ninguna de sus características originales. Las viejas ventanas en los cuatro escenarios fueron "góticas" por Wyatt, quien agregó torretas octogonales en las esquinas exteriores. Wyatt también luchó contra el sencillo parapeto de May y arrasó la entrada en el medio de la planta baja.Debajo de Wyatville se destruyeron las torretas de las esquinas, que en el oeste se acortaron a una "caja de pimienta" que se elevaba sobre el parapeto, y se construyó un nuevo bloque en el extremo este llamado la torre de Jorge IV. Tiene en la planta baja un amplio arco de cuatro centres, flanqueado por ventanas, y en la planta principal un gran mirador de tres lados. Sobre esto hay dos pequeñas ventanas y un parapeto combatido. Recientemente, también se han colocado en voladizo desde el primer piso dos armarios en conexión con las cámaras interiores. Ya se han notado las características externas del resto del frente.

La gran terraza a lo largo del frente norte debe sus inicios al "nuevo muelle" de madera construido por Enrique VIII. Este fue reemplazado de 1574 a 1578 por una estructura más sustancial en piedra, que consistía en una sección occidental de 283 pies de largo dividida por una puerta de la sección este, que tenía unos 530 pies de largo, continuada sobre la zanja hacia el parque por una puente, y termina en una casa de banquetes y escaleras hacia el parque. La casa de banquetes fue derribada en 1636 y la casa de entrada que se muestra en la vista de Grite se instaló en su lugar. Toda la terraza fue nuevamente reconstruida en su forma actual para Carlos II, quien la extendió hacia el oeste hasta la torre Winchester y construyó el amplio bastión frente a su edificio Star. Las terrazas este y sur se formaron casi al mismo tiempo. La longitud total de la terraza norte antes de las extensiones de Wyatville era de aproximadamente 1.060 pies. En el extremo noreste de la terraza ampliada hay un gran reloj de sol de bronce hecho por Henry Wynne, comprado en 1679-1680, y fijado sobre un pedestal de piedra con tallas hechas el mismo año por Grinling Gibbons.

La entrada pública actual a los apartamentos estatales es a través de la torre de Jorge IV en la terraza norte, pero como la entrada estatal siempre ha estado en el sur, será más conveniente comenzar la descripción de los edificios allí.

Wyatville destruyó la casa de entrada eduardiana que formaba la entrada antigua cuando construyó el actual pórtico de la torre. El portal en el interior conduce a un vestíbulo gótico, construido por Salvin a imitación de obra antigua, a derecha e izquierda, con un par de arcos en su lado oeste. Estos se abren en una sub-bóveda del siglo XIV de cinco tramos, con una bóveda de piedra cuadripartita simple sostenida por una fila de pilares octogonales. La sub-bóveda está iluminada por ventanas Wyatt hacia la cancha. En el muro este hay una puerta doble a la gran escalera. En el extremo norte hay dos portales que dan a otros tres tramos de la sub-bóveda, ahora convertidos en lavabos. Una puerta moderna desde aquí conduce a la parte de la torreta de la torre del Rey Juan (cuya entrada original ha sido alterada), y la historia del sótano de la torre se abre hacia afuera. Está iluminado por tres lados por modernas ventanas y cubierto por una bóveda de crucería que converge sobre una llave central tallada con un gran rosetón, que dio a la torre su antiguo nombre de La Rose.

Hacia el norte de la sub-bóveda, desde donde se llega a la torre, hay un pasaje desde afuera hacia el antiguo patio de ladrillos, ideado por Wyatville como la vía pública hacia los apartamentos estatales. Al norte hay una gran cámara, originalmente de cinco bahías de largo, ahora subdividida en una sala de billar, oficina telefónica y ampc. El moderno porche fuera de la esquina suroeste del edificio Star se abre a un amplio vestíbulo. Al norte hay una serie de habitaciones modernizadas, en parte dedicadas a la biblioteca real y en parte formando alojamiento para el dueño de la casa. El vestíbulo está pavimentado con canteras de mármol, y tuvo una vez, hacia el patio de ladrillos, una columnata abierta, cuyos dos pilares permanecen. Más allá de la columnata en cada extremo hay una entrada a una escalera contemporánea construida en las esquinas del patio, y detrás de los pilares un hueco profundo con puertas a la gran escalera y oficinas debajo. El extremo este del vestíbulo se abre a un espacioso vestíbulo o corredor 'gótico', formado por Wyatt y su sucesor, que originalmente se extendía a través del rango desde el pabellón superior hasta la terraza norte. Está dividido en un ancho medio y dos estrechos callejones laterales por pilares debajo de los muros transversales de arriba y por delgados pilares agrupados en otros lugares, que llevan una bóveda casi plana. En el extremo norte están los escalones que suben desde la entrada pública a la torre de Jorge IV desde la terraza, y hay escalones similares desde la entrada estatal en el extremo sur, pero esto ha sido cerrado recientemente por un muro con una ventana. . En el lado oeste del vestíbulo estaba la entrada a la gran escalera de Wyatt, ahora reemplazada por la de Salvin. Al este del vestíbulo está el claustro construido por Wyatt en el antiguo Horn Court. Tiene callejones con techos de yeso en los cuatro vertidos en una bodega de cerveza. Las ventanas trazadas ahora están enmascaradas hacia los callejones por estanterías y armarios colocados dentro de ellas. El bloque al norte de la antigua Horn Court está subdividido en habitaciones y oficinas, y tiene paredes muy gruesas, pero sin características visibles de interés. Puede ser estructuralmente del siglo XII. El bloque al este de Horn Court también tiene paredes gruesas, y quizás sea de la misma fecha anterior, pero en ambos casos todas las puertas y ventanas son modernas. A lo largo del lado sur de Horn Court hay una subbóveda larga como esa más al oeste, pero algo más ancha. Sus muros son probablemente del siglo XIII o antes, pero la bóveda y los pilares de sustentación datan de 1362-1362. La sub-bóveda tiene trece bahías de largo. La bahía más occidental forma una habitación de servicio y las siguientes cinco bahías la sala de servicio, luego viene otra habitación, y la octava bahía forma un pasaje a través de la sala. Las bahías restantes se subdividen en habitaciones para los sirvientes. Un pasaje desde la esquina sureste de Horn Court conduce a lo que una vez fue el patio de la cocina. Este tiene al sur un estrecho corredor de cuatro vanos de largo, cubierto por una bóveda cuatripartita con llaves talladas y contrafuerte en el exterior. Fue construida en el siglo XIV para dar mayor amplitud a la sala, que se construyó sobre ella y una sub-bóveda del siglo XIII al sur de la misma. Esta es ahora la habitación del mayordomo, y de cinco tramos, cubiertos por una bóveda cuatripartita que surge de los pozos a lo largo de las paredes laterales. Las ventanas y las puertas son modernas, pero en el lado norte se ha construido una hermosa chimenea de piedra con la insignia de la rosa rayada de Eduardo IV, traída de alguna otra parte del castillo. El lado sur de Kitchen Court se completó con la casa de entrada construida en 1362-13, de la cual todavía existen algunos restos muy alterados. Blore bloqueó el paso a través de él. La cocina ocupa el lado norte del patio y es de planta oblonga. Su muro norte es probablemente el muro del castillo del siglo XII, pero el resto del edificio aparentemente es en esencia una reconstrucción del siglo XIV. Una puerta ancha de esta fecha (ahora bloqueada) permanece en la esquina sureste. Hay una amplia chimenea en la pared este, dos en cada una de las paredes norte y sur, y tres en la pared oeste, todas excepto una llena de estufas de gas modernas. La cocina está iluminada por una serie de ventanas al sur y por una linterna hasta su techo de madera, pero todo esto es obra de Wyatville. El resto del patio de la cocina está completamente lleno de oficinas de ladrillo recientes de todo tipo en relación con la cocina, y muchas de ellas solo pueden ser iluminadas por tragaluces. La sección originalmente abierta entre la cocina y su puerta de entrada fue convertida por Blore en un claustro gótico con techo de vidrio. La parte de la cordillera oriental que se superpone al patio de la cocina, incluidos los sótanos de las torres Brunswick y Prince of Wales, está llena de varias oficinas y tiendas conectadas con ella.

Los apartamentos estatales se obtienen, tanto por el público como por los visitantes del estado, por la gran escalera. La escalera original construida por May estaba inmediatamente dentro de los restos de la casa de la entrada eduardiana, pero Wyatt la reemplazó por una que llenaba el área de Brick Court y se dirigía hacia el oeste desde el corredor ideado por él. Esto a su vez fue destruido por Salvin, quien invirtió la disposición de Wyatt y construyó una nueva escalera 'gótica' a la manera del siglo XIII, ascendiendo hacia el este desde dos entradas insignificantes, una del vestíbulo de May en el norte, la otra desde la sub-bóveda. en el sur. La nueva escalera está iluminada por una linterna octogonal, y tiene sobre las medias tintas una estatua de mármol blanco de Chantrey de Jorge IV como Soberano de la orden del Baño. Sobre la escalera se disponen diversas figuras armadas y trofeos militares. La escalera se abre mediante un arco elevado hacia el gran vestíbulo, una sala elevada que se encuentra al norte y al sur, y mide 45 pies por casi 30 pies. El techo es una bóveda de abanico de madera con una linterna octogonal. En el extremo norte, ante una puerta bloqueada, hay una figura sentada de la reina Victoria en mármol blanco, en el extremo sur tres puertas, y en el este una chimenea y una entrada a la Cámara de Waterloo. Alrededor de las paredes y en los casos contra ellos hay todo tipo de trofeos de armas. Las puertas del sur conducen a la Cámara de Guardia. Esto fue formado por Wyatville al extender la antigua Cámara de la Guardia de la Reina en el piso principal de su nueva torre de Entrada del Estado en su extremo sur. La sala tiene ahora casi 80 pies de largo y tiene en su extremo norte una galería gótica, y hacia el sur tres grandes ventanales que dan al pabellón superior. De las paredes cuelgan retratos y colecciones de armas, y contra ellas hay cajas de armas. El techo es una imitación de yeso de bóveda de crucería plana y de seis vanos. Una puerta en la esquina suroeste se abre a la antigua Cámara de la Presencia de la Reina. Tiene 48 pies de largo y 24 pies de ancho, y tiene tres ventanas a la sala y una buena chimenea de Bacon enfrente. Las paredes están cubiertas con paneles de tapiz Gobelin con espejos viejos entre ellos. Los retratos (nota 51) sobre la chimenea y sobre las dos puertas están colgados dentro de magníficos festones tallados por Gibbons y Phillipps, quienes también tallaron la cornisa. El techo fue pintado por Verrio en 1678 y representa a la reina Catalina de Braganza rodeada por las Virtudes, & ampc. La siguiente sala hacia el oeste es la antigua Sala de Audiencias de la Reina. Tiene 37 pies de largo, con tres ventanas al sur con espejos en el medio y paneles de tapiz Gobelin en las paredes. Al norte hay una buena chimenea y dos portales con retratos (nota 52) rodeados de tallas de Gibbons y Phillipps. El retrato de María Reina de Escocia sobre la puerta de la Cámara de la Presencia está decorado de manera similar. El techo fue pintado en 1678 por Verrio con la reina Catalina siendo arrastrada por cisnes en un carro hasta el Templo de la Virtud.

Las dos habitaciones que se acaban de describir, con lo que ahora se llama Antecámara de Estado, son todos los apartamentos de Estado que conservan las finas tallas y los techos pintados con los que fueron decorados en mayo para Carlos II.

Una puerta en el extremo norte de la Sala de Audiencias conduce al primer piso de la antigua torre La Rose. Se abre a un vestíbulo abovedado con una rosa como llave, de donde un pasaje abovedado conduce a la cámara principal poligonal. Está iluminado por cuatro ventanas altas y cubierto con un techo plano de madera.

Extendiéndose hacia el norte desde el extremo oeste de la Sala de Audiencias se encuentra la antigua Queen's Gallery o Ballroom, ahora llamada Van Dyck Room, de la magnífica colección de cuadros de ese pintor que adorna las paredes. La habitación mide 64 pies de largo por 22 pies de ancho y está iluminada por cinco ventanas que dan al oeste. Las paredes están adornadas con damasco carmesí. El techo pintado de Verrio ha sido reemplazado por uno de Wyatville, pero conserva la antigua cornisa tallada. Destacan los tres grandes candelabros de cristal.

Al norte de la Galería de la Reina se encuentra su antigua Sala de Retiro, conocida recientemente como la Sala Zuccarelli, de la colección de sus pinturas en las paredes. Ahora se han trasladado a otro lugar y la sala ha cambiado de nombre a Galería de imágenes. Tiene 47½ pies de largo por 27½ pies de ancho y tiene dos ventanas Wyatt en el extremo norte y una chimenea de mármol en la pared este. Las paredes están cubiertas con damasco carmesí, el techo de yeso moldeado es de Wyatville.

La sala al oeste de la Sala de Retiro ahora forma parte de la biblioteca, pero anteriormente consistía en el Dormitorio de la Reina hacia el norte y una sala menor y una escalera hacia el sur. Está revestido de librerías y tiene un techo heráldico de yeso con las armas de Guillermo IV y la fecha de 1834.

Las habitaciones más al oeste de la torre de Enrique VII y la galería de la reina Isabel ya han sido tratadas.

Una puerta en la esquina noreste de la Sala de Retiro conduce al antiguo Armario del Rey, ahora de la Reina. Mide 28 pies por 18 pies y tiene paredes cubiertas de damasco y un techo de yeso con el nombre de la Reina Adelaida. Está iluminado por una ventana norte y tiene una chimenea de mármol blanco. Luego viene el pequeño dormitorio del rey, ahora el armario del rey. Esto es de unos 18 pies cuadrados con una ventana norte y una chimenea de mármol, y un techo de Wyatville con las armas reales y las iniciales W IV R. Siguiente al este está el Gran Dormitorio del Rey, ahora la Cámara del Consejo, una habitación de 27 pies. cuadrado, con dos ventanas al norte y una chimenea enfrente. Las paredes están cubiertas con damasco carmesí, el techo es moderno. Contra el muro este hay un antiguo lecho estatal. La Sala de Retiro del Rey, que sigue, ahora se llama Sala de Rubens, por la excelente serie de pinturas de él que se exhiben aquí. Mide 47 pies por 31 pies y tiene su extremo norte casi lleno por la gran ventana del mirador de la torre de Jorge IV. Tiene también otra ventana que mira al este y al oeste, dos portales con una chimenea de mármol amarillo entre ellos. Las paredes están adornadas con damasco carmesí y el techo moderno lleva las armas de Jorge IV. En esta sala hay una fina lámpara de araña de latón.

Desde las dos salas ahora llamadas Galería de Imágenes y las puertas de la Sala de Rubens conducen a la Antecámara de Estado. Primero se llamó el Comedor del Rey, y más tarde el Comedor Público del Rey, y es el más interesante de los apartamentos estatales, y el tercero que conserva sus tallas originales y decoraciones pintadas. Mide 31 pies por 26 pies y tiene nichos con techo de linterna al este y al oeste. En el muro norte hay una sencilla chimenea de mármol. El lado sur anteriormente tenía ventanas hacia Brick Court, pero Salvin lo "gothicizó" y la ventana del medio se convirtió en una entrada hacia su escalera. Las paredes están revestidas de madera y coronadas por una cornisa tallada por Gibbons y Phillipps. Sobre el cuadro sobre la chimenea, las aberturas a los nichos y entre las ventanas hay espléndidas tallas de madera de los mismos talentosos artistas, y el techo está cubierto con una pintura de Verrio del Banquete de los Dioses. Las alcobas originalmente formaban 'salas de música' y tienen extremos revestidos con puertas coronadas por más tallas de madera de Gibbons y su compañero. En la alcoba occidental se abren dos puertas, una se abre a una escalera y la segunda a un pequeño vestíbulo octogonal con lados revestidos de madera y coronados por otras tallas de Gibbons.

La puerta este de la Sala de Rubens conduce a la Sala del Ante-trono y a la Sala del Trono. Estos originalmente formaban dos habitaciones de área casi igual, la Cámara Privada del Rey y su Cámara de Presencia, enriquecidas con tallas de Gibbons y Phillipps y techos pintados por Verrio. Esta disposición fue alterada por Wyatville, quien amplió la Presencia a expensas de la Cámara Privada y agregó nuevos techos de su propio diseño.

La Sala del Ante-trono tiene unos 24 pies cuadrados y tiene dos ventanas al norte. Las paredes han sido recientemente revestidas y los lados este y oeste están cubiertos con grandes tapices. La puerta sur está flanqueada por hermosos festones tallados por Gibbons y Phillipps.

El Salón del Trono mide 74 pies de largo por 23 pies de ancho, con seis ventanas en el norte con espejos entre ellas. Las dos primeras ventanas una vez iluminaron la Cámara Privada, y la habitación está cruzada junto a ellas por un arco aplanado en la línea de la antigua división, con tallas de imitación de Gibbons. Las paredes están revestidas de madera hasta la altura de las sillas y luego se cubren con terciopelo azul tejido con la Estrella de la Jarretera y los brazos de San Jorge. La pared sur tiene dos puertas con hermosas tallas de Gibbons y una chimenea entre ellas, con un gran retrato de Jorge III rodeado de más madera tallada. Las puertas en los extremos de la habitación también tienen tallas sobre ellas. El trono de plata dorada que da nombre a la habitación perteneció a los Reyes de Candy y se encuentra en dos escalones en el extremo oeste bajo un dosel de terciopelo con los brazos de la reina Victoria. La puerta oriental de la Sala del Trono se abre a la Gran Sala de Recepción, antiguamente la Cámara de la Guardia del Rey. Esta hermosa y elevada habitación tiene 9 metros de ancho y unos 30 metros de largo, y está iluminada desde el norte por la enorme ventana de la torre Cornwall de Wyatville. En el lado este hay dos chimeneas. El lado oeste tiene dos portales y hay un tercero al sur. Las paredes están cubiertas con seis grandes paneles de tapiz gobelino regalados por Carlos X de Francia a Guillermo IV, y aquí y allá con espejos. El techo es de yeso y de él cuelgan cuatro candelabros de cristal. La parte superior de lo que era Horn Court ahora está ocupada por el elevado salón llamado Waterloo Chamber. Tiene aproximadamente 100 pies de largo y 50 pies de ancho, y fue construido por Wyatville sobre el claustro de Wyatt como una galería para albergar los retratos conmemorativos de la victoria de Waterloo entregados a la nación por Jorge IV. La sala tiene una galería poco profunda en cada extremo, con entradas debajo, y un techo de linterna abierto de cinco bahías con pesados ​​colgantes, con claraboyas y luces solares en la parte superior. Las paredes están revestidas hasta la mitad con paneles para cuadros, y arriba con paneles calados, también para cuadros. Sobre las chimeneas y a lo largo de las paredes laterales hay algunos hermosos festones de Gibbons, y otras tallas finas cuelgan de las puertas. La habitación fue redecorada bajo la dirección del Príncipe Consorte en 1861.

Desde la Cámara de Waterloo y las puertas de la Cámara de la Vieja Guardia se abren hacia St. George's Hall. Este absurdo apartamento tiene 185 pies de largo y 30 pies de ancho, y fue formado por Wyatville agregando al antiguo salón el área que hasta ahora ocupaba la capilla al oeste de él. Tiene once ventanas hacia la sala con un número correspondiente de huecos en la pared opuesta. En el extremo oeste hay una pantalla gótica con galería, y en el extremo superior u oriental hay otra pantalla contra la que se coloca sobre un estrado bajo un trono o silla de estado bajo un dosel. Los lados están panelados de alguna manera hasta la altura de una banda de yeso con escudos de colores de todos los caballeros de la Jarretera desde la fundación. En los huecos frente a las ventanas hay grandes retratos de soberanos de la orden desde Jaime I hasta Jorge IV, y entre ellos corchetes con figuras armadas y trofeos, una adición reciente. El techo de paneles casi planos está pintado con armas de caballeros de la Jarretera, y sus tirantes descansan sobre ménsulas con escudos de los Primeros Fundadores y sus estandartes colgando al frente. A lo largo de las paredes laterales hay una serie de bustos de reyes y príncipes de Hannover y Guelph.

El último de los apartamentos estatales es la Capilla Privada, que a falta de un lugar mejor está dispuesto sobre la antigua casa de entrada de la cocina. Consiste en una nave cuadrada con ángulos inclinados y un hueco de altar poco profundo que se proyecta hacia el norte, desafiando toda la tradición inglesa.Otro hueco al oeste contiene el órgano. Los ángulos inclinados en el extremo sur de la nave contienen cada uno en su parte superior una galería para la familia real. Detrás del altar hay un retablo con el Credo, el Padrenuestro y los Diez Mandamientos en lengua vulgar, y encima y a cada lado de él, ventanas de vidrio pintado insertadas por el rey Eduardo VII en memoria de la reina Victoria. Al este del hueco del altar hay una pequeña sacristía y un pasaje al púlpito. Los techos son de yeso panelado. El de la nave descansa sobre un friso con Te Deum en inglés, y tiene una linterna octogonal en el medio. Los bancos de roble están dispuestos a lo largo de las paredes y en el piso, y el púlpito con dosel y el escritorio de lectura se encuentran a ambos lados del hueco del altar.

En varias partes de los apartamentos estatales se agregan pisos en el ático para el alojamiento de los sirvientes.

Los rangos de cámaras que forman los lados este y sur de la sala superior consisten generalmente en edificios erigidos en el siglo XIV contra la pared exterior y dentro de las torres, ahora conectadas por la galería interior de Wyatville, pero dispuestas de manera algo diferente. Las cámaras de la planta baja en el lado este tienen su acceso principal desde la sala a través de la entrada del equerry, y consisten en conjuntos de habitaciones formadas en parte por las subdivisiones del edificio de Wyatville y en parte por habitaciones anteriores por detrás ingresadas como antes desde un estrecho pasaje próximo al exterior. pared. En el lado sur, las cámaras más antiguas son independientes de las más nuevas y están unidas por pasajes a lo largo de sus lados norte. Las subdivisiones que dan a la sala están interrumpidas a intervalos por las escaleras a los pisos superiores, y son habitaciones individuales conectadas por pasajes detrás. Al oeste de la puerta de entrada de Jorge IV, el pasaje está enfrente y se convierte en una escalera ascendente hacia las habitaciones de la torre de Eduardo III. La planta baja de la torre Victoria contiene un buen conjunto de cámaras. Ninguna de estas divisiones contiene nada de interés anticuario, excepto el puerto de salida hacia la antigua zanja sur. Ahora se ingresa a través del piso de una de las habitaciones del sur y consiste en un pasaje de aproximadamente 5 pies de ancho con cabecera puntiaguda, revestido con excelente mampostería. Donde pasa debajo de los muros, está atravesado por arcos de cabeza redonda, que también contraen el pasaje a 3½ pies. Más allá del pasaje, el puerto de salida se convierte en un largo túnel con un piso descendente, cortado a través de la tiza sólida. Su salida en la zanja ahora está bloqueada y enterrada.

En la historia del sótano entre la puerta de entrada de Jorge IV y la torre de Eduardo III se encuentra la parte inferior de la 'puerta de la basura' del siglo XIV destruida por Wyatville, que consta de la entrada y sus cámaras laterales para el portero.

El piso inferior de la torre de Eduardo III está casi completamente lleno de habitaciones pequeñas para diversos fines, pero por lo demás es una cámara elevada cubierta por su bóveda original del siglo XIII. (Nota 53) Esto ahora es inaccesible, pero parte de eso en la sección rectangular se puede ver en una de las habitaciones contiguas a la sala.

La falsa puerta de entrada de Wyatville llamada entrada del escudero se abre a un vestíbulo desde el que se puede acceder a una escalera en su torreta sur que conduce a una antesala en el primer piso. Hacia el norte hay otras habitaciones que se comunican con la capilla privada y las habitaciones en el extremo norte del frente este. La primera de ellas es la cámara octogonal de la torre Brunswick, con la que se conectan la Galería China al norte de la cocina y una sala de servicio al este de la misma. Luego viene el Comedor, una hermosa cámara de más de 40 pies de largo y 30 pies de ancho, con un triplete de ventanas al norte y un gran mirador hacia el este. A continuación, siga por turnos las salas de dibujo carmesí, verde y blanco, llamadas así por el color predominante de sus decoraciones. El primero mide 64 pies, el segundo 52 pies y el tercero 37 pies de largo, con un ancho uniforme de 24 pies, y todos están iluminados por grandes ventanales que miran hacia el este. Desde el White Drawing Room hasta la Victoria Tower inclusive, hay una serie de pequeñas habitaciones que forman los apartamentos privados del rey y la reina. Todos tienen ventanas hacia el parque, y además de intercomunicarse a la antigua usanza tienen un estrecho pasaje independiente detrás, desde el cual se puede tener acceso independiente a cada uno. Las primeras cinco habitaciones incluyen la Cámara del Consejo del Rey y su sala de escritura, el Salón Rojo, una antesala y el baño del rey. En la torre Victoria se encuentran el dormitorio de la reina con baño al norte, vestidor y sala de estar, y en los pisos superiores las habitaciones ocupadas por los niños reales. Estas habitaciones contienen algunos gabinetes raros y algunos retratos históricos.

El conjunto de los aposentos reales está atravesado al oeste por la gran galería o largo corredor construido contra ellos como medio general de comunicación. La primera sección se extiende desde una pequeña cámara próxima a la antesala mencionada anteriormente, y mide aproximadamente 130 pies de largo y 16 pies de ancho. Está iluminado por ventanas hacia el pabellón y tiene un techo de paneles planos. En las paredes cuelgan diversos cuadros y estuches de miniaturas. La segunda sección del corredor se desvía a través del bloque sobre la entrada del soberano y tiene solo 60 pies de largo. A un lado está la escalera del soberano, que sube desde un espacioso vestíbulo en la planta baja. Desde el rellano de este hay un puente hacia el corredor, y en el lado opuesto de este último una entrada a la sala de roble semioctogonal sobre el pórtico del soberano. Más allá de la sala de roble, el corredor corre hacia el oeste otros 240 pies y luego termina en una sección más estrecha de unos 40 pies de largo contra la torre de Eduardo III. Esta porción también contiene retratos e imágenes y otras reliquias históricas.

La gama de cámaras a lo largo del frente sur, atravesada por la sección larga del corredor, consta de dos divisiones: (1) una fila prácticamente inalterada que se extiende desde la Victoria casi hasta la torre de York generalmente ocupada por miembros de la familia real y (2 ) una serie adicional, dispuesta de manera muy irregular, continuando hacia el extremo oeste de la gama, para el alojamiento de regalías extranjeras y sus suites. Al igual que los apartamentos privados del rey y la reina, la primera serie tiene un pasaje de comunicación separado en la parte trasera paralela al largo pasillo.

Las habitaciones en los pisos superiores de todas las torres y la extensa serie agregada sobre las cordilleras este y sur sirven para el alojamiento de los numerosos miembros de la casa, así como para los sirvientes domésticos, y son todas de un carácter convenientemente simple.

Solo queda agregar que debajo de la cordillera sur y el frente norte de la cordillera norte hay considerables sótanos que contienen depósitos de carbón, cámaras de calefacción, etc., conectados por túneles debajo de la sala superior. También hay una serie de bóvedas de almacenamiento debajo de la terraza norte.


Historia local

Famoso por tener seis esposas y decapitar a dos de ellas, descubra más sobre uno de los reyes más populares de la historia británica en una exhibición de aniversario en su antigua casa y lugar de descanso final, el Castillo de Windsor.

Enrique VIII, pintor anónimo

Galería de dibujos | Castillo de Windsor | 08.04.09 - 18.04.10

Una exposición especial para conmemorar el 500 aniversario de la ascensión al trono de Enrique VIII se inaugurará en el Castillo de Windsor, el antiguo hogar y lugar de descanso final del monarca.

Enrique VIII fue proclamado rey el 23 de abril de 1509, justo antes de cumplir los 18 años, y reinó durante casi 38 años hasta su muerte en 1547.

La exposición explora la vida de una de las figuras más significativas de la historia de la monarquía inglesa, reuniendo tesoros de la Colección Real y los archivos de la Capilla de San Jorge, el Castillo de Windsor.

Enrique VIII de Lucas Horenbout

Descargue una hoja informativa ilustrada de Enrique VIII en Windsor aquí:

La historia de Enrique VIII sigue generando un gran interés en la actualidad.

En la tradición popular, a menudo se le considera un tirano, famoso por casarse seis veces y ejecutar a dos de sus esposas, y por su separación de la autoridad papal en Roma y la disolución de los monasterios.

Castillo de Windsor por Joris Hoefnagel

Los primeros años

Cuando Enrique ascendió al trono en 1509, era un joven sorprendente, de cabello castaño rojizo, "mucho más guapo que cualquier soberano de la cristiandad", y conocido por su gran energía física.

Una miniatura del rey de Lucas Horenbout muestra una figura ágil de 35 años.

El rey disfrutó de la caza y la venta ambulante en Windsor, y su espada de caza está incluida en la exposición.

Henry Fitzroy, duque de Richmond

Castillo de Windsor

El Castillo de Windsor fue el telón de fondo de varios eventos importantes durante el reinado de Enrique.

En 1522 fue escenario de negociaciones con el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V, y en 1536 Enrique se reunió con representantes de la Rebelión del Norte en el Castillo.

Windsor también fue el hogar del hijo ilegítimo del rey, Henry Fitzroy, duque de Richmond.

Una de las entradas principales al Castillo de Windsor, ahora conocida como la Puerta de Enrique VIII, fue reconstruida alrededor de 1511, poco después de la adhesión de Enrique.

La subvención para hacer una puerta en el muro norte del castillo, firmada por Henry, está incluida en la exposición.

Capilla de San Jorge

La Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, una de las joyas de la arquitectura inglesa de finales de la Edad Media, se completó durante el reinado de Enrique VIII.

Enrique VIII por Nicholas Hilliard

Jane Seymour, la tercera y favorita esposa de Enrique, fue enterrada en la Capilla tras su muerte en 1537, doce días después del nacimiento del futuro Eduardo VI.

El propio Enrique VIII fue enterrado allí diez años después, solicitando en su testamento que Jane fuera enterrada con él.

La Capilla de San Jorge sigue siendo la sede de la Orden de la Jarretera, la orden de caballería más antigua que se conserva, a la que Enrique fue designado cuando era un niño pequeño alrededor de 1495.

Debate religioso y lucha política

El reinado de Enrique VIII se caracterizó por el debate religioso y la lucha política.

El rey fue inicialmente un defensor acérrimo del catolicismo e intentó reprimir la reforma durante los primeros años de su reinado.

En 1521 publicó un ataque mordaz contra Martín Lutero en la Assertio Septem Sacramentorum (La defensa de los siete sacramentos) y, como resultado, el Papa León X le otorgó el título de Defensor de la fe.

En la exposición se incluye una copia firmada del Assertio, junto con copias de otros textos religiosos clave de la época y libros de la biblioteca del rey.

Más tarde diseñó una escisión completa de la Roma católica para crear una nueva religión: la Iglesia de Inglaterra.

Era la única forma en que finalmente podía anular su primer matrimonio con Catalina de Aragón y casarse con Ana Bolena.

Jane Seymour por Hans Holbein el Joven

Hans Holbein el Joven

La corte del joven Enrique VIII atrajo a algunos de los artistas y estudiosos europeos más importantes de la época.

Entre los aspectos más destacados de la exposición se encuentran una serie de obras del artista alemán Hans Holbein el Joven.

Holbein llegó a Inglaterra en 1526 y pronto se convirtió en el pintor del rey, retratando a muchas de las personalidades clave del reinado de Enrique.

Entradas, información para visitantes y horarios de apertura:

La BBC no es responsable del contenido de sitios web externos.

última actualización: 17/12/2008 a las 18:22
creado: 17/12/2008


15 datos interesantes sobre el castillo de Windsor

Cargado de siglos de historia real, el Castillo de Windsor es una de las atracciones más populares del Reino Unido. La imponente fortaleza data de hace casi mil años, ¡y hay muchos secretos reales escondidos detrás de sus gruesos muros de piedra! Este es el lugar que decenas de monarcas británicos han llamado hogar a lo largo de los siglos, y cada uno de ellos ha dejado su huella.

Con una historia tan larga y accidentada, no es de extrañar que el Castillo de Windsor esté lleno de historias asombrosas. Desde extraños rumores sobre el bosque encantado, hasta la verdadera razón por la que los relojes de la cocina del castillo son siempre un poco rápidos, hay muchos datos extraños, maravillosos y verdaderamente fascinantes sobre el Castillo de Windsor.

15 Datos divertidos e interesantes sobre el castillo de Windsor

El castillo de Windsor se remonta a la época de Guillermo el Conquistador

El castillo de Windsor es una de las fortificaciones normandas más antiguas del país, que se remonta al reinado del mismísimo Guillermo el Conquistador. El castillo formaba parte de la estrategia defensiva de William para la ciudad de Londres, un anillo de nueve fortalezas, construido en el estilo normando motte-and-bailey, que protegería la ciudad de cualquier visitante no deseado.

Con una posición estratégica cerca de la ciudad, con vistas al río Támesis, Windsor era una elección obvia. Sin embargo, la estructura de piedra que vemos hoy, incluida la icónica Torre Redonda, data del siglo XII, cuando el nieto de William, Enrique I, transformó Windsor en el espectacular castillo real que es hoy.

La carretera que conduce a Windsor tiene más de dos millas y media de largo.

¿Has visto alguna vez una fotografía aérea del Castillo de Windsor? Si es así, habrá visto el hermoso Long Walk de 2.65 millas, un camino bordeado de árboles que conduce directamente al castillo. Este largo paseo fue diseñado originalmente por Carlos II, inspirado por su amor por la arquitectura y los jardines franceses.

The Long Walk está rodeado por Windsor Great Park, con robles plantados originalmente por William the Conqueror. Hoy en día, el parque también alberga una manada de más de 40 ciervos, administrada por el duque de Edimburgo, ¡el guardabosques oficial de Windsor Park!

Isabel I se refugió en Windsor durante la plaga

El Castillo de Windsor no es solo una fortaleza inexpugnable que puede repeler a los invasores, también ha sido utilizado por los monarcas ingleses como refugio de enfermedades. Durante un brote de peste particularmente grave a finales del siglo XVI, la reina Isabel trasladó la corte real a Windsor y se escondió en el castillo. Para evitar el contagio, según los informes, erigió una horca detrás de ella, con la advertencia de que cualquiera que entrara a Windsor sin permiso sería ejecutado instantáneamente.

Durante la reciente pandemia de COVID-19, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo utilizaron el castillo de Windsor para capear el bloqueo de forma segura, ¡lo que demuestra que poco ha cambiado en los últimos siglos!

Más de 150 personas viven y trabajan en el Castillo de Windsor

Uno de los hechos más sorprendentes sobre el Castillo de Windsor es que mucha gente vive y trabaja dentro de sus muros. Mantener un castillo de este tamaño en buen estado de funcionamiento requiere mucha ayuda.

Además de mayordomos, lacayos, mayordomos y cocineros, el castillo también cuenta con un mayordomo especializado en vinos, conservacionistas y archiveros expertos, ¡e incluso un guardabarros para atender más de 300 chimeneas alrededor del castillo y la finca!

Es el lugar de nacimiento de la caballería inglesa

Una de las partes más importantes del Castillo de Windsor es la magnífica Capilla de San Jorge, el hogar espiritual de la Orden de la Jarretera y un símbolo icónico de la caballería inglesa. La Orden de la Jarretera es en realidad la orden de caballería más antigua del mundo y fue fundada por el rey Eduardo III en 1348.

Situada en el barrio inferior del castillo, la capilla de San Jorge data del siglo XV y es un hermoso ejemplo de arquitectura gótica medieval tardía, así como una pieza importante de la historia del castillo de Windsor. También es el sitio del espectacular Servicio de la Liga anual, cuando los caballeros se procesan en traje ceremonial completo desde el Castillo de Windsor hasta la Capilla de San Jorge.

Los relojes de Great Kitchen en Windsor están cinco minutos más rápidos.

El castillo de Windsor es famoso por sus relojes. De hecho, hay alrededor de 450 relojes en la finca, todos los cuales requieren una atención cuidadosa para que sigan funcionando. Cuando los relojes cambian una hora en primavera y otoño, ¡se necesitan alrededor de 16 horas para reiniciarlos todos! Sin embargo, los relojes de la Gran Cocina siempre se fijan exactamente cinco minutos antes, para garantizar que la Reina reciba su comida a tiempo.

Es el castillo ocupado más grande y antiguo del mundo.

El Castillo de Windsor ha sido una importante residencia real desde los días de Enrique I, lo que lo convierte en el castillo real ocupado más antiguo del mundo. Además, también es el castillo ocupado más grande de la historia, a menudo descrito como una ciudad en lugar de simplemente una residencia real, ya que los enormes terrenos del Castillo de Windsor cubren un enorme 13 acres (52.609 metros cuadrados).

La reina Victoria era conocida como la "viuda de Windsor"

La reina Victoria, una de las monarcas más famosas de Inglaterra, tenía una relación especialmente especial con Windsor. Le encantaba pasar tiempo en el castillo con su amado esposo, el Príncipe Alberto, y a menudo escribía en sus diarios sobre la felicidad que sentía con él en su hogar real.

Estaba devastada cuando el Príncipe Alberto murió en Windsor a la edad de 42 años luego de un brote de fiebre tifoidea y un largo período de mala salud. Sumergió el castillo en un estado de luto y vistió de negro el resto de sus días, lo que le valió el apodo de "la viuda de Windsor".

Hitler planeaba vivir en el castillo de Windsor.

El Castillo de Windsor es un símbolo británico emblemático (y seamos sinceros, no es tan difícil de encontrar), por lo que es posible que se pregunte por qué no fue atacado por los bombarderos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. La respuesta es que Hitler era un gran admirador del castillo y supuestamente había planeado convertirlo en su residencia oficial en caso de que su invasión de Gran Bretaña tuviera éxito.

Aunque los alemanes atacaron otros palacios reales y edificios gubernamentales, incluido el Palacio de Buckingham, el castillo de Windsor nunca fue bombardeado. Por esta razón, las jóvenes princesas Elizabeth y Margaret se refugiaron en el castillo durante la guerra, durmiendo en las mazmorras para una protección adicional.

La familia real británica lleva el nombre de Windsor (¡no al revés!)

La familia real británica es conocida como la Casa de Windsor, y aunque el linaje real se remonta a siglos atrás, este nombre es en realidad una adopción reciente. Los miembros de la realeza decidieron cambiar su nombre de "Casa de Sajonia-Coburgo y Gotha" a "Casa de Windsor" en 1917, ya que el sentimiento anti-alemán iba en aumento durante la Primera Guerra Mundial.

Se consideró imprudente hacer alarde de las estrechas conexiones alemanas de la familia real de manera tan explícita, por lo que Jorge V decidió tomar el nombre de Castillo de Windsor, un símbolo perdurable de la monarquía inglesa durante 900 años.

El incendio de 1992 en el castillo de Windsor dañó o destruyó alrededor del 20% del área del castillo.

La reina Isabel II una vez describió 1992 como su año horrible, porque ocurrieron tantas catástrofes para la familia real en el espacio de unos pocos meses. Además de la ruptura de los matrimonios de tres de sus hijos, el castillo de Windsor resultó gravemente dañado en un enorme incendio que consumió casi el 20% del área del castillo.

Se necesitaron 15 horas y 1,5 millones de galones de agua para apagarlo. Afortunadamente, muchos de los objetos y artefactos más valiosos que se almacenaron en los apartamentos estatales en Upper Ward se habían trasladado para su custodia durante las renovaciones que causaron el incendio.

Windsor Great Park está perseguido por un extraño espíritu que aparece cuando se acerca la muerte de un monarca

Según una leyenda que se remonta a finales del período medieval, el Gran Parque de Windsor está embrujado por Herne el Cazador, un espíritu con cuernos, que monta un etéreo caballo negro.Herne fue originalmente uno de los guardianes del bosque de Windsor durante el reinado de Ricardo II y una vez rescató al rey de ser herido por un ciervo. Fue herido de muerte en el proceso, pero finalmente fue revivido por un espíritu extraño, que lo curó colocando las astas del ciervo en su cabeza.

Herne se recuperó milagrosamente, pero luego se suicidó después de ser víctima de un desafortunado complot para desacreditar su nombre. La leyenda dice que todavía se puede ver a Herne el Cazador rondando el Gran Windsor Park, montado en un corcel negro. Se dice que aparece como un presagio cuando el monarca está a punto de morir.

Es el hogar de una de las casas de muñecas más increíbles del mundo.

Una de las atracciones más fascinantes del Castillo de Windsor es una magnífica casa de muñecas, especialmente diseñada por el destacado arquitecto británico Sir Edwin Lutyens para Queen Mary en la década de 1920. Es conocida como una de las casas de muñecas más elaboradas y detalladas del mundo, con algunos toques realmente especiales que la distinguen del resto.

Eche un vistazo al interior y encontrará una bodega completamente equipada con más de 20.000 botellas, una biblioteca llena de libros encargados especialmente y un sistema de plomería completamente funcional. Cuando abres los grifos, el agua llena los baños y todas las botellas de vino contienen vino de verdad. Esta obra de arte intrincadamente detallada es uno de los tesoros más hermosos y únicos del Castillo de Windsor.

Diez reyes están enterrados en el castillo de Windsor

Un total de diez monarcas ingleses están enterrados en Windsor, un lugar de descanso popular para los reyes y reinas de Inglaterra tanto en vida como en muerte. El castillo es la ubicación de los restos de Carlos I, ejecutado por traición en 1649. Está enterrado en la bóveda de Enrique VIII en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, junto con Enrique VII y Eduardo IV.

Contiene muchos secretos reales.

Como residencia real durante tantos siglos, Windsor contiene muchos secretos reales intrigantes. Los archivos del castillo se almacenan en la Torre Redonda y contienen varias fuentes importantes para la historia del Castillo de Windsor.

Allí encontrará la correspondencia privada de Jorge III, los diarios privados de la reina Victoria y cientos de miles de cartas, memorandos, libros con anotaciones y garabatos reales. Windsor es un tesoro para cualquiera que quiera descubrir las historias reales detrás de todo el glamour y el espectáculo reales.

Esperamos que haya disfrutado aprendiendo sobre la increíble historia del Castillo de Windsor. Es un hito increíble, y definitivamente recomendamos visitar algún lugar, especialmente si está interesado en aprender más sobre la Familia Real.


Puerta de Enrique VIII, Castillo de Windsor - Historia

Como parte del anillo alrededor de Londres para proteger y controlar la ciudad, el Castillo de Windsor se encuentra en una colina a 30 metros sobre el Támesis, la única área fácilmente defendible en la parte superior del río. Originalmente un castillo de tierra y madera construido a partir de 1080, la piedra comenzó a reemplazar a la madera en la década de 1170. El castillo se convirtió en una residencia real popular debido a un parque de caza cercano, y ahora es el palacio favorito de la reina, del cual ella abre gran parte al público. La Torre Redonda divide aproximadamente los barrios inferior y superior, y seguiremos una ruta turística bastante típica desde la estación de tren en la ciudad de Windsor que surgió para servir al castillo.

Esta es la vista desde Pizza Express, un establecimiento exclusivo que, sin embargo, no es tan bueno ni tan bueno como Pizza Hut. Aún así, la vista desde el segundo piso es buena, ¿no? El Támesis está fuera de la imagen a la izquierda y puede ver que las paredes ascienden una colina hacia la derecha. La torre del toque de queda, apropiadamente, tiene un reloj, y las ventanas se agregaron después de que las paredes se volvieran obsoletas por la artillería de pólvora.

Continuando hacia la entrada turística, puede ver la Torre Salisbury en el extremo izquierdo de la foto, que también se puede ver en la foto anterior. Entonces se puede ver que este tramo de murallas también sube cuesta arriba hasta el centro del castillo, marcado por la Torre Redonda en el extremo derecho. La salida prominente a la izquierda es la Puerta del Rey Enrique VIII.

Continuando hacia la entrada, puede ver las Torres Mary Tudor, Henry III y Saxon, seguidas de un muro relativamente corto alrededor de la Torre Redonda, que une los muros de la Sala Inferior y Superior. Luego pasaremos por una puerta seguida por la Puerta de San Jorge.

Esta es la vista desde el interior del muro exterior bajo hacia la Puerta de San Jorge. Después de una breve exhibición en el castillo, puede ingresar al Distrito Inferior.

Barrio inferior mirando cuesta abajo

Acercándonos al castillo desde la estación de tren, caminamos por el exterior de los muros a la izquierda de la imagen. La Capilla Conmemorativa de Alberto a la derecha data de la década de 1240 y fue construida por Enrique III. Más allá está la Capilla de San Jorge construida a partir de la década de 1475 por Eduardo IV y terminada por Enrique VIII. Diez reyes y reinas están enterrados en la capilla, y es el & quotspiritual home & quot de la Orden de la Jarretera, fundada por Eduardo III en el 1300.

El área del muro distante es escenario del cambio de guardia cuando la reina está en residencia. Cuando visité, la banda tocó el tema principal de & quotDallas & quot. A pesar de los mejores esfuerzos de PETA, los hombres todavía usan sombreros de piel de oso.

Barrio inferior mirando cuesta arriba

Desde este ángulo, puede ver la Torre Redonda, hacia la que ahora caminaremos, luego alrededor y a través de la Puerta Normanda hacia el Barrio Superior.

La abertura en las paredes de la izquierda conduce a la entrada turística a los apartamentos estatales, donde los visitantes pueden maravillarse con el arte y el mobiliario de la Reina, pero sin tomarles fotografías. Un poco más allá está la Magazine Tower seguida por la Norman Gate. Por ahora, renunciemos a la apertura y, en su lugar, continuemos más allá de la Torre Redonda hacia la Puerta Normanda de dos torres, que se construyó en 1357 cuando se reconstruyó el Distrito Superior.

La Torre Redonda alberga los Archivos Reales y la Colección Real de Fotografías. El jardín del Gobernador del Castillo de Windsor es una fuente de asombro tanto para adultos como para niños.

En este panorama, puede ver personas a la derecha que muestran el camino desde Norman Gate hasta Engine Court. El área de la izquierda es el Cuadrángulo, cerrado al público por una valla sobre la que se tomó esta foto.

Esta es una vista más detallada del Cuadrángulo, incluida una estatua de Carlos II, quien construyó nuevos apartamentos estatales aquí. Jorge III y IV también renovaron ampliamente el castillo, haciéndolo muy parecido a lo que es hoy, a pesar de un incendio en 1992.

Recuerda esa abertura en las paredes que da a los apartamentos estatales. Esta es la vista desde esa abertura. Detrás de los muros, la puerta normanda y la torre redonda son visibles, mientras que en los muros mismos, que están frente a la colina de 30 metros, se pueden ver la torre de revistas y la torre Winchester. Más a la derecha, las paredes se extienden cuesta abajo para proteger el Barrio Inferior.

Si continúa en la dirección de la línea de los apartamentos estatales, puede ver un ejemplo de cómo se han alterado las torres para hacer del castillo más una residencia.

Todo el contenido tiene copyright 2003-2006 de John Hamill. Todos los derechos estan reservados. Ninguna parte se puede copiar, retransmitir, volver a publicar, duplicar o utilizar sin el permiso expreso por escrito de John Hamill.


Puerta del Rey Enrique VIII en el Castillo de Windsor en Windsor, Inglaterra

El rey Enrique VIII fue uno de los monarcas ingleses más pintorescos. Recibió numerosos títulos nobiliarios mientras pasaba gran parte de su infancia en el castillo de Winsor. Fue coronado a la edad de 17 años en 1509. En un par de meses, se casó con su primera de seis esposas, Catalina de Aragón. Un año después, encargó esta entrada principal al Distrito Inferior. Cuando el rey Enrique VIII murió en 1547, fue enterrado a pocos pasos de esta puerta en el piso del coro dentro de la Capilla de San Jorge. Enterrada junto a él está Jane Seymour. Ella fue su tercera esposa de un año. Murió en 1537 poco después de dar a luz al futuro Eduardo VI.

¡Bienvenido! Encircle Photos es su recurso de viaje gratuito para encontrar los mejores lugares para visitar en todo el mundo. Esta biblioteca visual incluye guías de viaje que muestran los principales puntos de referencia con descripciones, mapas y direcciones. También explore el mundo a diario con correos electrónicos gratuitos y en Facebook. Presentan una ciudad diferente a la semana con una foto al día. ¡Deje que el fotógrafo de viajes Dick Ebert le muestre el mundo!


Reina Isabel I

ISTOCK

La hija de Anne Boleyn nunca se casó y gobernó Gran Bretaña durante 44 años y nunca se fue. La Reina Virgen ha sido vista en el Castillo de Windsor flotando desde la biblioteca real a una habitación interior. Otros miembros de la familia real han dicho haber interactuado con el espíritu de este monarca más famoso. Tanto el rey Jorge III como el rey Eduardo VII dijeron que vieron a una mujer vestida con un vestido negro que pudo haber sido la reina. De hecho, el rey Jorge III supuestamente habló con el fantasma más real donde ella le dijo que estaba "casada con Inglaterra". Pero el rey Jorge VI, padre de la reina Isabel II, los golpeó a ambos, ya que afirmó haber visto a la Reina Tudor ocho noches seguidas desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Más recientemente, Steve Wesson, en una investigación con Ghost Hunts del Reino Unido, visitó Strelley Hall, en Strelley, Nottinghamshire y afirmó haber capturado a la reina Isabel I flotando en un arco de un sótano en una película. Supuestamente había dormido en Strelley Hall en algún momento.


Los fantasmas del castillo de Windsor

Es la casa de fin de semana de la reina y aparentemente es su residencia real favorita. Pero, ¿sabías que el Castillo de Windsor es también el hogar de muchos miembros de la realeza de años y siglos pasados? En esta pieza exploramos los sucesos fantasmales en el Castillo de Windsor y quién acecha la fortaleza de 1000 años.

Rey Enrique VIII

Se dice que el fantasma del segundo Rey Tudor es el fantasma más famoso del Castillo de Windsor. El rey Enrique VIII en su época de monarca, entre otras cosas, disolvió los monasterios y se casó con seis esposas, dos de las cuales había decapitado. Se dice que el espíritu de Enrique VIII fue presenciado en varias ocasiones mientras recorría los pasillos y pasillos del castillo. Se dice que los huéspedes que se hospedan en el castillo han escuchado los pasos del Rey y algunos incluso han escuchado sus gemidos y gemidos provenientes del pasillo. Aquellos que se han encontrado con el fantasma de Enrique VIII han descrito a un hombre grande, ansioso y enojado, que caminaba furiosamente y gritaba en voz alta.

Ana Bolena

La segunda esposa del rey Enrique VIII es también uno de los fantasmas más famosos del Castillo de Windsor. Después de su arresto en 1536 por cargos de traición, adulterio y brujería, Ana Bolena fue decapitada en la Torre de Londres. Se informa que Anne Boleyn frecuenta el Claustro del Decano en el Castillo de Windsor, donde se ha visto su forma fantasmal mirando desde una ventana donde se dice que se ve triste, angustiada y, a veces, parece como si estuviera llorando.

Reina Isabel I

Se dice que la buena reina Bess ronda la Biblioteca Real en el Castillo de Windsor, y el sonido de sus tacones altos se escucha en las tablas del suelo antes de que aparezca su figura y pase a través de la biblioteca a una habitación interior. Se dice que a Isabel le gusta visitar a sus antepasados, y varios miembros de la realeza han presenciado el fantasma de La Reina Virgen. El rey Jorge III afirmó una vez haber conversado con una mujer espectral, que estaba vestida de negro y afirmó estar "casada con Inglaterra". El rey Eduardo VII le confió a una de sus muchas amantes su encuentro con una mujer vestida de negro, que se parecía a la reina Tudor. Incluso se dice que el padre de nuestra actual reina, el rey Jorge VI, observó el fantasma de Isabel I durante ocho noches consecutivas durante los primeros días de la Segunda Guerra Mundial.

Rey Jorge III

Durante su reinado, el rey Jorge III sufrió varios episodios de enfermedad mental y se dice que el alma atribulada todavía ronda la residencia real. Cuando el rey enfermó, lo sacaron de Londres y se utilizó el castillo de Windsor para enclaustrar al monarca. George pasó muchas noches oscuras confinado dentro de los muros del Castillo de Windsor. El fantasma del rey Jorge III ha sido presenciado muchas veces desde la época victoriana, mirando con tristeza a través de las ventanas y puertas del castillo.

Reina Victoria

Se dice que la reina que dio su nombre a todo un período de la historia británica rondaba el castillo de Windsor porque no estaba contenta con las modificaciones que su bisnieto, el rey Eduardo VIII, hizo en la residencia. Aunque era un rey que nunca fue coronado, Edward rápidamente se dispuso a cambiar las cosas en Windsor a pedido de Wallis Simpson, que quería que los abetos plantados por Victoria y el príncipe Alberto fueran arrancados de raíz. El trabajo se vio obstaculizado por algunos fenómenos inexplicables con algunos trabajadores en 1936 que afirmaron ver al fantasma de la reina Victoria cruzando los terrenos, agitando los brazos y gimiendo en voz alta.

Rey Carlos I

El fantasma del rey Estuardo se ha visto en numerosas ocasiones en la Biblioteca y en la casa del canónigo. Aunque el Rey perdió la cabeza durante la Guerra Civil Inglesa, Charles como un fantasma se ve entero.

Si bien la mayoría de los sucesos fantasmales que ocurren en el Castillo de Windsor provienen de antiguos miembros de la Familia Real, hay algunos sucesos embrujados "normales" en la residencia, incluido un niño en The Deanery que grita "No quiero montar a caballo hoy". Se dice que la "Sala de la Prisión" en la Torre Normanda está encantada por un ex prisionero realista de la Guerra Civil. Se dice que The Long Walk está obsesionado por muchos espíritus, incluido el de un Guardia de Granaderos, que se disparó mientras estaba de servicio allí en la década de 1920.

Así que cuando llegamos al final de nuestra temporada espeluznante en Royal Central, les deseamos un Feliz Halloween y después de escuchar todos estos sucesos reales y fantasmales, solo queda una cosa por decir…. ¡Sueño profundo!


Las apariciones del Castillo de Windsor & # 8230?

El Castillo de Windsor es el castillo ocupado más antiguo de Europa y ha estado en pie desde 1070, cuando fue construido por Guillermo el Conquistador. Windsor ha sido remodelado muchas veces desde entonces por muchos monarcas, sobre todo después del incendio de 1992 que devastó algunas de sus habitaciones históricas.

Normalmente, es el fin de semana de The Queen & rsquos y la residencia de Pascua, pero se ha convertido en su hogar de tiempo completo durante la pandemia de Coronavirus.

(De izquierda a derecha) Los barrios inferior, medio y superior del castillo de Windsor

Con más de 1.000 años de historia, Windsor nunca escaparía de un supuesto embrujo. Se rumorea que el castillo tiene más de 25 fantasmas, incluidos algunos miembros de la Familia Real y otras figuras históricas. Para marcar Halloween, Las crónicas de la corona te llevará detrás de la pompa y la belleza de las residencias reales y te mostrará su lado oscuro. Así que, sin más preámbulos, ¡que & rsquos conozca a los ghouls que podrían unirse al escudo de la Reina!

1. Guillermo de Wykeham

Wykeham se desempeñó como uno de los arquitectos clave para la reconstrucción del Castillo de Windsor y, según se informa, todavía sigue vivo hasta el día de hoy. William de Wykeham supervisó la reconstrucción de Upper Ward, que incluyó la puerta de entrada y los nuevos apartamentos reales en el siglo XIV. Murió en 1404 y decidió quedarse.

2. Enrique VIII

Mientras se hospeda en el Castillo de Windsor, la Reina no tiene la novedad de ser la única monarca presente y, en realidad, es una de las seis monarcas que merodean por la residencia y la corte de los Tudor sigue cobrando importancia. Enrique VIII ha sido visto por numerosos testigos deambulando por las habitaciones del castillo. También se escuchó a He & rsquos arrastrando los pies y gimiendo en los claustros. Quienes lo han visto dicen que parece bastante agitado, a veces gritando. Y estarías agitado si estuvieras atrapado por la eternidad con tu segunda esposa a quien habías decapitado & hellip

3. Anne Boleyn

Sí, la pobre Ana Bolena, que fue ejecutada por falsos cargos de conspiración y adulterio, ciertamente es no descansando en paz. Muchos la han visto llorando en una ventana del Claustro Dean & rsquos.

Pero ella no está sola, no solo tiene a su esposo como compañía, ¡sino también a su hija!

Anne Boleyn, segunda esposa de Enrique VIII y rsquos (wikimedia commons)

4. Isabel I

La reina Isabel I fue monarca durante 44 años, pero ¿realmente se fue? Se ha visto a la Reina Virgen flotando alrededor de la biblioteca real en el castillo y en otra habitación, pero da una advertencia antes de aparecer. Aparentemente, puedes escuchar el sonido de sus tacones en el piso de antemano y diablos

Tanto Jorge III (llegaremos a él más tarde) como Eduardo VII han afirmado haberla visto con un vestido negro y Jorge VI afirmó haberla visto ocho noches consecutivas al comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

5 y 6. Carlos I y Jorge III

Carlos I puede haber perdido la cabeza en 1649, pero los testigos lo han visto íntegro en una casa de Canon & rsquos en el recinto del Castillo.

Carlos I es el único monarca ejecutado (The Lost Gallery)

A él se une George III, a quien muchos han visto mirando desde una ventana del castillo en la habitación en la que lo detuvieron regularmente cuando lo llevaron a Windsor durante sus episodios más graves de enfermedad mental.

7. Reina Victoria

Muchos monarcas han puesto su sello en el Castillo de Windsor, ¡pero Eduardo VIII fue detenido por el espíritu de su bisabuela! El controvertido amante de Edward & rsquos, Wallis Simpson, tenía ideas para varias renovaciones que quería hacer en el castillo y sus terrenos, una de ellas incluía la eliminación de árboles plantados por la reina Victoria y el príncipe Alberto. Los árboles permanecen en pie hasta el día de hoy, entonces, ¿cómo puede ser eso? Bueno, los trabajadores aparentemente se asustaron por el espíritu de la Reina Victoria agitando sus brazos y gimiendo en voz alta y ¡demonios, nosotros tampoco estamos muy seguros de esto!

Biblioteca de imágenes de ciencia y sociedad

8. George Villiers

El duque de Buckingham & ndash y el supuesto amante de James VI y I & ndash se puede ver en uno de los dormitorios del antiguo castillo. Villiers aparentemente es mucho más tranquilo que muchos de los fantasmas que quedan & hellip

9. Herne el cazador

Herne The Hunter es un fantasma muy famoso asociado con el Castillo y se le ha visto con frecuencia en el Gran Parque. Cuenta la leyenda que Herne se convirtió en el cazador favorito de Ricardo II cuando lo salvó de un ciervo acorralado. Herne fue herido de muerte.

Pero se rumorea que fue curado mediante brujería, que consistía en atarle las astas de ciervo y rsquos a la cabeza. Sin embargo, su amistad con el monarca y sus habilidades hicieron que la gente que lo rodeaba se pusiera celosa, por lo que lo acusaron de robo. Avergonzado, se colgó de un árbol ahora conocido como & lsquoHerne & rsquos Oak & rsquo en Home Park.

El largo paseo en el castillo de Windsor (nick warner)

Otra versión del cuento de Herne & rsquos se popularizó después de su aparición en la obra de Shakespeare & rsquos, The Merry Wives of Windsor. En esta versión, él es un antiguo guardián del bosque de Windsor, que frecuenta un roble en particular a la medianoche en el invierno y él mismo tenía cuernos de ciervo. ¡Herne sacudiría cadenas y haría que el ganado produjera sangre en lugar de leche!

10. Los desconocidos y el infierno

Sin embargo, para todos los fantasmas conocidos, hay fantasmas de los que no sabemos nada. Se puede escuchar a un niño gritando "¡No quiero ir a montar hoy!" En el Decanato, y también se rumorea que es la fuente de sonidos de pisadas en el mismo edificio.

Norman Gate, la entrada al Upper Ward cerca de la Torre Redonda, es el hogar de un prisionero realista desconocido de la Guerra Civil, pero solo los niños adultos lo han visto pasar.

En la cocina, se ha visto al fantasma de un hombre y un caballo atravesando una pared. La cocina fue una vez los establos de caballería del castillo y los rsquos, por lo que eso explicaría esta ubicación aparentemente inusual para un corcel.

La misma cocina también tiene el fantasma de una niña vestida de azul que se para junto a un árbol de Navidad, a veces la acompaña una & ldquowwhite lady & rdquo.

The Long Walk está obsesionado por el fantasma de un joven guardia de granaderos que, según los informes, se disparó mientras estaba de servicio en la década de 1920.

La Torre Toque de queda, ubicada en la curva de Thames Street, se llena regularmente con el sonido de pasos sin nadie que los acompañe. ¡En una ocasión la temperatura bajó y las campanas empezaron a oscilar por sí mismas!

Los miembros de la Familia Real asisten a un servicio para la Orden Más Noble de la Jarretera en St George & rsquos Chapel, Windsor Castle, Windsor el 17 de junio de 2019.

Ahora que hemos cubierto a los muertos vivientes, ¿qué pasa con las estatuas de fantasmas? Bueno, en 1873, un visitante nocturno notó que se habían erigido nuevas estatuas cerca de la Capilla de San Jorge y rsquos. Eran de tres figuras de pie, todas vestidas de negro, con una cuarta figura agachada. La estatua en el medio sostenía una gran espada y parecía estar preparándose para golpear a la figura agachada con ella. El visitante mencionó las estatuas a un guardia de pasada, pero no sabía nada al respecto. Cuando el visitante regresó para echar otro vistazo, ¡habían desaparecido!

Y así llegamos al final de nuestro recorrido por el Castillo de Windsor y los fantasmas rsquos y ndash esperamos que no te haya asustado demasiado. Asegúrese de estar atento a nuestro próximo artículo de esta serie.


Ver el vídeo: Ingreso al castillo de Windsor- Inglaterra (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Zulushura

    Sí, realmente has dicho

  2. Joby

    Gracias por su ayuda en este asunto, también me gustaría algo en lo que pueda ayudar.



Escribe un mensaje